El candidato presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró que el gobierno nacional decidió contratar a la empresa Smartmatic "para enturbiar el proceso del recuento de votos hasta que lleguen los resultados definitivos" en las próximas elecciones.

En una entrevista con Roberto Navarro, para El Destape, el compañero de fórmula de Cristina Kirchner explicó que siente preocupación por la decisión "repentina" de cambiar el procedimiento para el recuento provisorio de votos.

En ese sentido, señaló que "nadie había cuestionado el sistema" y que incluso Cambiemos "ganó dos elecciones, en 2015 y 2017" con el anterior.
Según Fernández, Smartmatic es una empresa "muy cuestionada" que "hizo un estrago en Venezuela y también en Filipinas".

"Es una empresa que objetivamente está llamada para enturbiar el proceso del recuento de votos hasta que lleguen los definitivos. Tengo una enorme preocupación. Ya han ensuciado demasiadas cosas como para tolerar que ensucien el recuento", dijo el ex jefe de Gabinete de Néstor Kirchner.

Al ser consultado sobre las razones que tendría el gobierno para buscar influir en el recuento, Fernández evaluó: "Ayudaría mucho (al gobierno) porque durante un tiempo ellos van fijando la idea. Fijaron la idea de que habían ganado el balotaje por diez puntos, que en las PASO Cristina había perdido por 4 o 5 puntos, pero terminó ganando. Así van sentado ideas en la gente que no son verdad".

En esa línea, explicó que en las encuestas el Frente de Todos "está bien" y "ellos están preocupados por eso". Y agregó: "Según hagas la encuesta telefónica o presencialmente, la diferencia es a nuestro favor entre 5 y 10 puntos".

Dólar y control de capitales

El candidato a presidente también explicó que "desde siempre" creyó en un dólar alto porque así el país "va a poder producir y exportar" y señaló que con "este dólar ni siquiera la cosecha récord se liquida". No obstante, Fernández evitó hacer pronósticos sobre la cotización de la divisa norteamericana para no generar temor en la sociedad y los mercados.

Por otro lado, adelantó que de ser electo volvería a implementar un control de capitales que evite o disminuya el ingreso de fondos especulativos al país.

"Esa norma la implementamos con Lavagna en el 2005, lo que dijimos es que el que quería venir que invierta en lo que quiera pero el 30% tenía que quedar depositado en un banco y no se podía ir antes de un año. Y eso funcionó espléndido hasta que lo derogó Dujovne y ahí empezó este festival", describió.

Sin embargo, aclaró que esta medida no se relaciona con la vuelta del cepo cambiario: "El cepo era un mecanismo por el cual uno no podía sacar dólares y acá sí los podés tener, lo que estás impidiendo es que puedan seguir operando los capitales especulativos".

Salarios y jubilaciones

Finalmente, Alberto Fernández aseguró que en caso de ganar el 10 de diciembre aumentaría entre un 15% y un 20% las jubilaciones y los salarios para incentivar el consumo y volver a "encender la economía".

En ese sentido, detalló que para lograrlo dejará de pagar los intereses de las Leliq del BCRA, volverá a "meter a los trabajadores en paritarias", le pedirá  "a los empresarios y a los sindicatos que hagan un esfuerzo" y buscará "un acuerdo concertado para que no repercuta sobre los precios".

Sobre la política de tasas altas que implementa el gobierno con las Leliq, agregó que "nos hacen vivir con un dólar barato, que se fuga permanentemente de la Argentina, y a cambio pagamos tasas exorbitantes que impiden el desarrollo argentino".

"El dólar se fue. Ellos lo saben. Este no es el precio del dólar. Hay que decir la verdad, sincerar lo que está pasando", concluyó.