La frase de Aníbal Fernández que suscitó críticas y polémica fue dicha durante una entrevista radial en la cual él mismo evocó una publicidad de la campaña de la gobernadora de la provincia de Buenos Aires que decía: "¿Con quién dejarías a tus hijos: con María Eugenia Vidal o con Aníbal Fernández?" Y entonces siguió: "¿Sabés a quién no se los confío yo?: ¡A ella! Después veo con el resto, por ahí se los dejó a [Ricardo] Barreda, a ella no", en referencia al odontólogo que en 1992 mató a su esposa, hijas y suegra.

De inmediato se alzaron voces de repudio a la comparación de Vidal con un asesino múltiple; le respondieron desde el ex esposo de la Gobernadora, Ramiro Tagliaferro, actual intendente de Morón, hasta Miguel Ángel Pichetto, precandidato a vicepresidente en la fórmula con Mauricio Macri, pero que compartió espacio con Aníbal Fernández durante las tres gestiones kirchneristas.

Este último se solidarizó con Vidal durante un acto en que ambos compartían escenario en Mar del Plata: "Quiero decirte que yo te confiaría a los chicos", fue la frase que le dedicó y que ella agradeció con un abrazo.

Por su parte, Ramiro Tagliaferro posteó un mensaje: "Sólo un cínico y perverso como @FernandezAnibal le dejaría sus hijos a Barreda. Yo volvería a nacer mil veces y siempre le confiaría mis hijos a @mariuvidal".

También la diputada nacional Silvia Lospenatto salió a repudiar "la comparación de @FernandezAnibal del cuádruple femicida Barreda con @mariuvidal" a la que calificó como "violenta y misógina" y que "refleja el desprecio absoluto por las víctimas del femicidio más recordado de la historia argentina banalizando una realidad que afecta a miles de mujeres en nuestro país".

A ellos se sumaron distintos referentes oficialistas, entre los que se contaron el diputado nacional y presidente de interbloque de Cambiemos en la Cámara Baja, Mario Negri, y la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso. Ambos se expresaron en Twitter.

El primero expresó su  "total apoyo y solidaridad con
@mariuvidal por las expresiones misóginas y temerarias de Anibal Fernández". "El femicidio y la violencia de género son tragedias en el pais. No se puede caer tan bajo por haber perdido una elección.El repudio de "todos y todas"no debería demorarse", agregó.

Por su parte, Alonso indicó: " No deja de sorprender este personaje siniestro de Aníbal Fernández. Misógino, violento, nefasto. De lo peor de la política argentina".

Estas declaraciones contrastaron con el silencio de los referentes del Frente de Todos, por el cual Aníbal Fernández es precandidato a primer concejal de Pinamar.

Pero hubo dos excepciones: la del candidato a jefe de Gobierno por la Ciudad de Buenos Aires, Matías Lammens, y la del diputado nacional Facundo Moyano.

"No estoy de acuerdo para nada, me parece una locura. Uno puede tener todas las diferencias políticas del mundo, pero (María Eugenia Vidal) es madre de familia, una buena persona, me parece una locura, una demencia", dijo el presidente del Club San Lorenzo.

Matías Lammens
Matías Lammens

Moyano, por su parte, escribió, arrobando a Axel Kicillof: "Repudio el comentario de @FernandezAnibal comparando a la Gobernadora con un femicida. No sólo daña la excelente campaña de @Kicillofok sino que ensucia el debate de ideas que requiere la política".

Eso fue todo. A pesar de que el exabrupto de Aníbal Fernández reinstala, inexorablemente, la comparación con la campaña de 2015, cuando se enfrentó a la actual gobernadora y su controvertida imagen contribuyó a la victoria -inesperada- de María Eugenia Vidal, como lo demostró el alto nivel de corte de boleta verificado en esos comicios.

Luego de que sus declaraciones se volvieran virales, Fernández intentó justificarse y se defendió de los ataques de misoginia en la misma red social: "¿MISOGINO YO? Ley de trata; Colaboré  en la creación del 144, lo único que tiene para mostrar este gobierno sobre género)  Impulsamos el proyecto para eliminar el avenimiento. Respetuoso y trabajador. Yo lo puedo decir, ellos NO", expresó.