“Nuestro compromiso coincide con el deseo de la mayor parte de los ciudadanos: actuar para cerrar este largo período de desencuentro entre los argentinos”, expresaron en la carta
“Nuestro compromiso coincide con el deseo de la mayor parte de los ciudadanos: actuar para cerrar este largo período de desencuentro entre los argentinos”, expresaron en la carta

Ricardo Lavagna y Juan Manuel Urtubey, los precandidatos a presidente y vicepresidente de Consenso Federal, publicaron una Carta Abierta dirigida a los argentinos y en contra de la polarización del voto. Consideran haber constituido un proyecto y una fuerza nacional consolidada y ser la única alternativa capaz de derrotar al kirchnerismo y al macrismo en una elección. "Eso no justifica la maliciosa campaña apuntada a silenciarnos e invisibilizarnos", denunciaron en la misiva.

"Dentro de veinte días, en las PASO, los argentinos deberán tomar una decisión que empezará a definir el destino del país para los próximos veinte años: si continuará dividido y en declinación, o si se une, se recupera y crece", es el comienzo del mensaje firmado por los líderes políticos de la tercera fuerza con mayor intención de votos de cara a las elecciones presidenciales del 11 de agosto.

Lavagna y Urtubey sostienen en su descargo que confluyen poderes con capacidad de influencia y promoción de los fanatismos que actúan para imponer un escenario electoral binario, con sólo dos alternativas. "Quienes encarnan esa polarización gobernaron el país en los últimos doce años con los resultados desastrosos que muestran los indicadores socioeconómicos: ocho años con la economía estancada y una secuela catastrófica de recesión, desempleo, pobreza extendida, inflación inusitada y, otra vez, un endeudamiento impagable", destacaron.

En Consenso Federal también están Miguel Lifschtiz, gobernador de la provincia de Santa Fe, y Graciela Camaño, elegida para encabezar la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires
En Consenso Federal también están Miguel Lifschtiz, gobernador de la provincia de Santa Fe, y Graciela Camaño, elegida para encabezar la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires

Los dirigentes compartieron la carta en las redes sociales. Tanto Lavagna como Urtubey la presentaron como un escrito en el que aseguran que pese a lo que se pretende instalar, Consenso Federal es la única fuerza que puede vencer en balotaje a Macri y a Cristina. La fórmula presidencial afirmó: "No es digno para ningún pueblo con amor propio hacerle una oferta electoral de tan bajo nivel".

Su mensaje intenta seducir el voto del ciudadano indeciso, escéptico de la confrontación ideológica de los dos principales espacios políticos del país. "Los millones de argentinos que no quieren que siga Macri ni que vuelva Cristina podrán aglutinarse en torno a otra fórmula y fortalecerla con su voto en la PASO para que llegue vigorosa a la elección de octubre. Podrían lograr, así, que su sueño se convierta en realidad", expresaron.

Hicieron referencia, a su vez, de la recuperación del voto racional, a conciencia. De continuar con la campaña polarizada, aseguraron que "el principal vector del voto argentino será el odio o el miedo: "'Voto a Macri para que no vuelva Cristina', dicen unos. 'Voto a Cristina para que no siga Macri', expresan otros. Sin embargo, una y otra alternativa, por distintos motivos y caminos, sumirán a la Argentina en la depresión por muchos años más. Representan el fracaso del pasado y el fracaso del presente. No pueden otra cosa que asegurar el fracaso del futuro".

Manifestaron que tienen una actitud firme de permanecer en el centro de la escena política lejos de los fanatismos. "Nuestra misión es desafiar, combatir y si es posible derrotar a la perniciosa polarización con las armas legítimas y democráticas del voto", afirmaron los precandidatos a Presidente y Vicepresidente de Consenso Federal.

Lavagna y Urtubey aprovecharon también para anunciar sus medidas en caso de asumir el gobierno: "Consenso Federal creará un Consejo Económico y Social que contribuirá a lograr la recuperación de la economía y la vida en sociedad, con políticas humanistas apuntadas al desarrollo y a consolidar un estado justo y próspero, en un marco republicano, para alcanzar los equilibrios macroeconómicos fundamentales para un crecimiento sostenido".

"Induciremos la armonización del cuadro de precios relativos, que está absolutamente distorsionado. Estimularemos el consumo interno y contribuiremos al desarrollo de mercados externos. Los incentivos incluirán la recuperación del poder de compra del salario, la reducción de la carga impositiva a personas físicas y jurídicas, especialmente a las PyMEs, y facilitaremos actualizaciones que beneficien la competitividad del aparato productivo dentro del marco de los objetivos de equilibrio fiscal. También se fortalecerá la seguridad jurídica que se corresponda con los derechos de propiedad, contratos y convenios internacionales suscritos por Argentina", completaron.

Seguí leyendo: