El embajador en uno de los balcones del Palacio Bosch
El embajador en uno de los balcones del Palacio Bosch

El Embajador de Estados Unidos en Argentina, Edward Prado, siguió el desfile militar por el 203° aniversario de la declaración de la independencia desde el balcón del Palacio Bosch, la residencia norteamericana, ubicada sobre la avenida Del Libertador.

Prado salió al balcón con una camiseta de Los Pumas y una bandera argentina en su mano. Allí se sacó una selfie que luego subió a sus redes sociales y compartió con la leyenda: "Selfie en el desfile del 9 de Julio".

Las calles de la ciudad de Buenos Aires fueron sede de la tradicional ceremonia por el Día de la Independencia, que el año pasado se suspendió por temas presupuestarios.

Edward Prado se sacó una selfie desde el balcón de la residencia norteamericana
Edward Prado se sacó una selfie desde el balcón de la residencia norteamericana

La gesta se celebró con un despliegue de más de 4.000 efectivos de a pie, motorizados y montados a caballo, bandas militares y de música –de distintos regimientos y cuerpos– y 16 aeronaves militares en vuelo.

Con 35 años de carrera judicial, Prado dejó  su cargo vitalicio como juez en la Corte Federal de Apelaciones del Quinto Distrito para instalarse en Argentina y ser el embajador norteamericano durante la gestión del presidente Donald Trump.

La semana pasada, Prado participó de un almuerzo en el Club Americano en el que se celebró la Independencia de Estados Unidos y de la Argentina. Allí, el embajador sostuvo que "este club tiene más de 100 años, como algunas de las empresas de Estados Unidos que trabajan aquí, y las relaciones entre los dos países nunca estuvieron mejor".

Prado elogió la Argentina, país que había visitado en cinco oportunidades antes de ser funcionario, y aseguró que "todos tenemos que pelear juntos para mejorarla" porque "sí, se puede". "Hay mucha historia entre los dos países, tenemos que seguir, las cosas van a mejorar y aquí estamos al lado para ayudarlos", agregó.

Seguí leyendo: