El gobierno de Tierra del Fuego, que conduce la peronista Rosana Bertone, estudia una iniciativa para que los extranjeros que hayan cometido delitos o tengan antecedentes penales sean expulsados o se les prohíba el ingreso a la provincia. De esta manera, podrían seguir los pasos del gobernador de Chubut, Mariano Arcioni.

En ese sentido, el Ministro de Gobierno de Tierra del Fuego, José Luis Álvarez, aseguró que el objetivo de su gobierno es "que los extranjeros con antecedentes delictivos o procesamientos en su país de origen no ingresen a nuestra provincia".

"Esta postura va en consonancia con la expresada por el Gobierno de Chubut en relación a la posible expulsión de extranjeros que delincan o que cuenten con antecedentes penales dentro y fuera de nuestro país", explicó el funcionario en una entrevista con el programa Plato Fuerte que conduce María Laura Santillán en radio Nacional.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni (NA)
El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni (NA)

Álvarez indicó que la gobernación fueguina está en tratativas hace dos años para llevar adelante este proyecto y aclaró que por ahora solo se está estudiando la situación. "Esta medida está actualmente en estudio junto con el gobierno nacional", aseguró.

El ministro sostuvo que la decisión de llevar adelante este tipo de reglamentación "no es un brote xenófobo que tuvimos en la provincia", y destacó que "la mayoría de los ciudadanos está a favor de que los que delinquen sean expulsado".

La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone (Julieta Ferrario)
La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone (Julieta Ferrario)

Álvarez advirtió que la sociedad fueguina "es muy tranquila" pero que desde hace un tiempo "hubo hechos de inseguridad vinculados al crimen organizado", motivo por el que consideran que deben tomar medidas de peso.

Además, dijo que el gobierno "no discrimina a los extranjeros" y aseguró que hay muchos ciudadanos de otros países viviendo en la provincia. "No categorizamos a las personas. Vemos la posibilidad que está dentro de la ley de migraciones para expulsar y no permitir el ingreso a los que tienen causas penales y ya fueron condenados".

Seguí leyendo