Gerardo Ferreyra en Comodoro Py (Gustavo Gavotti)
Gerardo Ferreyra en Comodoro Py (Gustavo Gavotti)

El último viernes, Gerardo Ferreyra, uno de los dueños de la empresa Electroingeniería, se presentó a declarar en los tribunales de Comodoro Py en la causa que se inició a partir de los cuadernos en los que Oscar Centeno, ex chofer de Roberto Baratta, describió la ruta de coimas y pagos en negro de empresarios a funcionarios del gobierno kirchnerista.

Ferreyra, también dueño de Radio del Plata, explicó frente al juez federal Claudio Bonadio cómo fue su relación con Néstor y Cristina Kirchner; su antiguo vínculo con el ex secretario legal y técnico Carlos Zannini, a quien conoció en la cárcel durante la dictadura militar; sus aportes económicos al Frente para la Victoria y su admiración por el ex jefe de Estado.

Infobae accedió a la declaración del empresario detenido en la que aporta un dato curioso. Explicó ante Bonadio porqué el dinero que entregaba en negro al gobierno de los Kirchner era en pesos y no en dólares, como lo admitieron la mayoría de los empresarios que están detenidos y confesaron su participación en circuito de pagos.

Ferreyra en el momento que fue detenido (Manuel Cortina)
Ferreyra en el momento que fue detenido (Manuel Cortina)

Ferreyra contó que en el 2007 pidió una audiencia con el entonces presidente Néstor Kirchner y que no le fue concedida. Se definió como un admirador de la gestión del ex mandatario y las políticas que había llevado adelante el kirchnerismo en los primeros años de gobierno. "Recién ocho meses después, cuando ya no era presidente y tenía tiempo, me llamó", contó el empresario.

Según reveló, el encuentro se produjo "a finales de 2007 o inicios de 2008" y fue una reunión – "primera y única reunión"- que duró 15 minutos. "Quería plantearle mi agradecimiento por las políticas mencionadas. El no le dio mayor importancia y se dedicó a decirme que estaba muy bien el trabajo que estaba haciendo (había bajado un 45% los precios del mercado en las obras de infraestructura", explicó.

"Pero en realidad me pidió que tenía que invertir en medios, que los medios de ahora son como los cuarteles de antes", relató Ferreyra sobre la conversación con Kirchner, en la que el ex presidente hizo alusión al pasado del empresario como parte de la militancia política y armada, y realizó un paralelismo en el que le dejó en claro cuál era el objetivo que tenía con respecto a la compra de medios de comunicación.

La charla – según señaló – continuó con un pedido formal de dinero por parte del ex presidente. "Tenés que colaborar más con el Frente para la Victoria (FPV)" con aportes de dinero, me dijo. Luego, Ferreyra contó que compró Radio del Plata con recursos personales y no de Electroingeniería, y que comenzó a hacer aportes de dinero, tal cuál le había solicitado Kirchner.

"Comencé a hacer aportes dinerarios, con mis recursos, sin implicar a la compañía y sin que proviniesen de un sobreprecio de la obra pública. Ello fue así por mi formación y valores, que es antagónico a dar un sobreprecio y sacárselo a la educación, la salud y la inversión del Estado", sostuvo durante su declaración en las oficinas de los tribunales federales.

La declaración de Ferreyra se da en el marco de la causa que se inició por los cuadernos de Oscar Centeno
La declaración de Ferreyra se da en el marco de la causa que se inició por los cuadernos de Oscar Centeno

Durante su exposición aclaró que en la única oportunidad en que le pidieron colaborar con dinero, el pedido provino de Néstor Kirchner. Además, indicó que él instruyó a Jorge Guillermo Neira, director de Electroingenieria, para que entregara el dinero al ex secretario de Coordinación del Ministerio de Planificación, Roberto Barrata, a quien señaló como el contacto para entregar el dinero.

Luego de explicar su contacto con los Kirchner y el pedido del ex presidente, el empresario contó por qué decidió hacer los aportes en pesos en vez de en dólares. "Lo hice en moneda nacional porque no desarrollamos la cultura del dólar. Tengo aversión personal hacia el dólar porque es un instrumento de dominación, de dependencia, que exacerba el consumismo y el amor por el extranjero", explicó.

Por último, reconoció que algunos de los pagos fueron hechos "en la calle Lavalle 462, donde tenemos la oficina" y que podrían haberse concretado también en un garage de la empresa, ubicado en Avenida Alem 454. "Yo le decía a Neira que los hiciera (a los pagos), no sabía donde se hacía, no le pedí explicaciones sobre donde se hacían", describió

Seguí leyendo