Juez Claudio Bonadio
Juez Claudio Bonadio

La causa de los cuadernos de la corrupción entre funcionarios del gobierno kirchnerista y empresarios de la obra pública saldrá por primera vez del tándem Claudio Bonadio – Carlos Stornelli e intervendrá otro tribunal. Se trata de la Cámara Federal que desde el próximo lunes tendrá que resolver una recusación del juez federal de la causa y los pedidos de libertad de ocho acusados en el expediente.

El caso quedó en manos de la Sala I de la Cámara, integrada por los jueces Leopoldo Bruglia y Mariano Llorens. Pero Llorens no intervendrá. Se excuso de hacerlo porque su primo hermano, el ex funcionario del Ministerio de Planificación Rafael Llorens, es uno de los detenidos del caso, informaron a Infobae fuentes judiciales.

Así, las resoluciones estarán a cargo de Bruglia y de Martín Irurzun, juez de la Sala II de la Cámara.

Juez Leopoldo Bruglia
Juez Leopoldo Bruglia

Desde que comenzó el caso, esta será la primera vez que el expediente salga de la órbita del juez Bonadio y del fiscal Stornelli. Y a partir de ahora cada vez que las partes apelen y objeten alguna decisión del magistrado será la Cámara Federal la que intervendrá.

Juez Martín Irurzun
Juez Martín Irurzun

El caso ingresó esta semana a la Cámara y la primera decisión fue la excusación del juez Llorens por la acusación de su primo en el caso. "A pesar de que esa circunstancia no provoca en mí una perturbación del ánimo que me haga perder mi imparcialidad e independencia para analizar el caso, la ley me obliga, en los términos del artículo 55, incisos 2) y 3), 56, del Código Procesal Penal de la Nación, a excusarme para decidir y de esta manera, preservar las decisiones que eventualmente se tomen", sostuvo el juez este martes. Los artículos citados son los que establécen el apartamiento de un juez cuando un familiar interviene en una causa. Llorens también aclaró que tampoco intervendrá en "en la totalidad de los planteos actuales o futuros de este expediente". Llorens era el subsecretario Legal del Ministerio de Planificación.

La primera decisión que deberá tomar la Cámara es la recusación del ex secretario General de la Presidencia Oscar Parrilli -quien fue indagado el miércoles pasado- contra el juez Bonadio. El tribunal fijó una audiencia para el lunes para escuchar los argumentos de la defensa.

Oscar Parrilli (Maximiliano Luna)
Oscar Parrilli (Maximiliano Luna)

Parrilli recusó a Bonadio porque objetó de la causa se la quedó el juez de manera ilegal cuando debía haberla sorteado para que intervenga otro magistrado y porque lo tiene denunciado penalmente y por mal desempeño de sus funcionarios por otra causa en la que procesó al ex funcionario. Bonadio rechazó la recusación y la defensa de Parrillo apeló a la Cámara.

El tribunal también tiene que resolver los pedidos de libertad de ocho acusados: los empresarios Gerardo Ferreyra, dueño de Electroingenieria, y Carlos Munddin, presidente de BTU; Martín Larraburu, ex secretario del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina; Hernán Gómez, Fabián García y Llorens, ex funcionarios del Ministerio de Planificación de Julio De Vido; Nelson Lazarte, ex secretario del funcionario de Planificación Roberto Baratta; Walter Fagyas, ex presidente de ENARSA.

Gerardo Ferreyra, uno de los empresarios detenidos
Gerardo Ferreyra, uno de los empresarios detenidos

A todos ellos el juez Bonadio les rechazó el pedido de libertad. Quien no la pidió fue Baratta, el protagonista de los cuadernos de Oscar Centeno, su chofer arrepentido. Centeno relató que Baratta retiraba bolsos con dólares de distintas empresas -Technit, Roggio, e IECSA, que era de la familia del presidente Mauricio Macri- y los llevaba a distintos lugares, entre ellos la quinta de Olivos o el domicilio particular de Néstor y Cristina Kirchner. d

Las defensas de los detenidos tienen plazo hasta el jueves que viene para decir si quieren tener una audiencia oral con los jueces para exponer sus argumentos o si lo harán por escrito. Las de Munddin y Fagyas ya pidieron audiencia. Y la de Larraburu solicitó "abreviación de plazos". Eso significa que quiere que la Cámara resuelva lo antes posible.

Eso tiene que ver con una estrategia de su defensa. Abal Medina desvinculó esta semana a Larraburu del caso. Dijo que fue a retirar los bolsos por orden de él y que desconocía el contenido. La defensa cree que con ese testimonio puede salir de la cárcel de Ezeiza.