Las anotaciones del chofer de Roberto Baratta que la Justicia ya logró corroborar

olavieri@infobae.com
El chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno
El chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno

Desde que un periodista del diario La Nación entregó copias de las copias de los cuadernos originales que escribió el chofer de Roberto Baratta, Oscar Centeno, los investigadores judiciales fueron corroborando los datos que con minuciosidad anotaba el hombre que luego se transformó en arrepentido.

Centeno anotaba día, fecha, hora y kilometraje de cada uno de los viajes que hacía para Baratta pero también para su familia e incluso para la familia del ex ministro de Planificación Julio De Vido. El arrepentido, que revistó en la nómina de una dependencia de Planificación (Nucleoeléctrica Argentina S.A) hasta que finalizó el gobierno kirchnerista, trabajó para Baratta hasta que fue detenido. Es decir que gozaba, hasta esta misma semana, de la confianza del ex funcionario al que describió como uno de organizadores del sistema de recolección de bolsos provenientes de empresas vinculadas al área bajo control del ministerio más importante del kirchnerismo.

Centeno también anotaba cada una de las direcciones de sus itinerarios diarios. Cuando iban a buscar un bolso o cuando iban a dejarlo, Centeno asentaba calle, número y de ser necesario departamento. Cada dirección que Centeno anotó fue chequeada por personal de la Policía Federal que trabajó desde hace meses en la investigación que encabezan el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli.

Corroboraron que las direcciones correspondieran a las empresas que nombró Centeno como sitios de recolección de dinero. También anotó direcciones en las que, aseguró, vivían algunos de los ex funcionarios de Planificación que integraban el grupo de delivery de bolsos comandado por Baratta. Cada uno de esos datos fue confirmado por los policías.

Centeno anotaba números de teléfonos. Se confirmaron las identidades de los dueños y se hicieron cruces de llamados que dieron veracidad a los dichos de Centeno.

El 12 de noviembre de 2008, Centeno anotó que a las 10.30 había llevado al "Lic", como lo llamaba a Baratta, a la residencia Presidencial de Olivos. Luego fueron a un acto y se dirigieron hacia el "bunquer" de Baratta donde "lo esperaba un señor cuyo contacto es Oscar 1540856111 y 40853330".

Las anotaciones del 12 de noviembre de 2008
Las anotaciones del 12 de noviembre de 2008

Había anotado nombre y teléfonos también.Escribió que Baratta le había dado al contacto una "bolsita" con dinero. Los investigadores le pidieron a Movistar que dijeran a quién pertenecía ese número. La compañía señaló que estaba a nombre de Secretaría General de la Presidencia de la Nación. Al mismo tiempo ese número aparecía en la investigación por el Caso del Memorándum con Irán. En el cruce de llamados hecho para aquella causa-también a cargo de Bonadio- se determinó que se habían recibido, por ejemplo, cuatro llamados de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, 46 de Carlos Zannini, quien fuera secretario Legal de la Presidencia. Cuando le preguntaron a las actuales autoridades de la Secretaría General de la Presidencia a quién había sido asignado aquel teléfono, respondieron que a Oscar Parrilli. Es por eso que el ex secretario General de la Presidencia y luego director de la Agencia Federal de Inteligencia, fue citado a indagatoria por Bonadio.

El ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli
El ex secretario general de la Presidencia Oscar Parrilli

En su compulsión por anotar casi todo, Centeno tenía especial predilección por las patentes de los autos con los que, por ejemplo, hacían intercambios de bolsos. Uno de los casos es el de Javier Sánchez Caballero, ex CEO de IECSA, la empresa de la familia del presidente Mauricio Macri. El 13 de julio de 2015, por ejemplo, Centeno anotó la patente de un automóvil marca Audi y relató que un tal "Javier" se reunió en el estacionamiento del Hotel Hilton en Puerto Madero con "Nelson". Y que Javier le había dado dinero en un bolso. Hablaba de Nelson Lazarte, secretario de Baratta y actualmente detenido.Durante la investigación se comprobó que aquel auto estaba a nombre de IECSA y que Sánchez Caballero-otro de los detenidos por orden de Bonadio- estaba autorizado a conducirlo. En aquella ocasión-como en otras- Centeno guardó también el ticket del estacionamiento: había pagado 30 pesos.

infobae-image Javier Sánchez Caballero, ex CEO de la empresa IECSA
Javier Sánchez Caballero, ex CEO de la empresa IECSA

La corroboración de los datos duros de las anotaciones de Centeno le dio un soporte a la investigación por fuera del contenido mismo de las copias de los cuadernos. Es decir que por una vía independiente se fue confirmando la información. Cuando buena parte de la información que avalaba lo escrito por Centeno-quien admitió haber quemado los cuadernos originales- estaba sumada al expediente, se produjo la primera detención. Que fue la de Centeno. Después vino todo lo demás.

Seguí leyendo:

Un nuevo arrepentido en la causa de los cuadernos de la corrupción K: un empresario detenido pidió colaborar con la justicia

Escándalo de los cuadernos: el juez Bonadio homologó el acuerdo para que Centeno sea testigo protegido y ordenó su excarcelación

Fiscal Stornelli: "Estamos investigando una asociación ilícita liderada por Néstor y Cristina Kirchner"

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos