Gustavo Vera
Gustavo Vera

El juez federal Claudio Bonadio procesó al líder de La Alameda, Gustavo Vera, en una causa por no devolver máquinas textiles que le habían entregado como depositario judicial.

Bonadio entendió que corresponde procesarlo por el delito de "peculado", porque las máquinas de coser entregadas fueron cambiadas.

Según informó el Centro de Información Judicial (CIJ), la devolución de los equipos había sido ordenada en abril de 2016 y en su lugar se entregaron otros aparatos de las mismas marcas.

"Las máquinas de coser aludidas no fueron debidamente restituidas sino modificadas y/o o cambiados sus motores. No son las que se secuestraron en el allanamiento de la calle Martiniano Leguizamón. En ello no existe duda, puesto que quien es su propietario no las reconoció y Vera asintió haberlas hecho arreglar", sostiene el fallo de Bonadio.

Por eso, el juez resolvió "decretar el procesamiento sin prisión preventiva" de Vera y "trabar embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de 20.000 pesos ".

El fallo de Bonadio sostiene que Vera entregó "otras máquinas de coser de las mismas marcas con las chapas en las que lucen los números de serie reemplazados".

"Puso los elementos a 'cuidado' de un tercero, cuando en realidad, él era el obligado a ello. Claramente, se está frente a un delito de infracción de deber, por lo que quien es designado depositario judicial, asume una posición determinada, con regladas concretas, lo que conlleva a que ciertos incumplimientos de esos deberes, como lo es precisamente el de preservar el bien, lo lleva a incurrir en el delito aquí mencionado", afirma el fallo.

Y agrega: "No cabe duda alguna que Vera tenía conocimiento de su condición de depositario judicial y de las obligaciones que eso le acarreaban, puesto que no era la primera vez que revestía ese carácter. Él mismo ilustró al Tribunal de la gran cantidad de veces que fue designado custodio de efectos".