El juez Sergio Torres ordenó a la Policía Federal realizar un allanamiento en el edificio Libertad de la Armada Argentina, en Retiro, como parte de la investigación por supuestas irregularidades en la reparación del submarino ARA San Juan, desaparecido con su tripulación de 44 marinos.

El magistrado también dispuso un procedimiento en la empresa Man Ferrostaal, en Lima al 300, en el barrio porteño de Monserrat. Se trata de la compañía que reparó las baterías de media vida durante las tareas efectuadas en el navío durante el gobierno anterior.

Los efectivos policiales buscan secuestrar información de interés para la causa.

El expediente judicial se inició por una denuncia que la diputada Elisa Carrió presentó el viernes pasado.  La legisladora de Cambiemos denunció a los ex ministros de Defensa Agustín Rossi, Nilda Garré y Arturo Puricelli y al ex jefe de Gabinete de Asesores de ese ministro, Raúl Garré, por la posible conformación de una asociación ilícita ante supuestas irregularidades que se habrían cometido en las tareas de reparación de la flota de mar y los submarinos, entre 2005 y 2015.

El submarino ARA San Juan
El submarino ARA San Juan

Carrió también pidio investigar la conducta de las autoridades y representantes del Complejo Industrial y Naval Argentino (Cinar), formado por los astilleros Tandanor y Almirante Storni, y por las autoridades de la Armada.

En su presentación, Carrió refirió a un informe de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) sobre la ejecución física y financiera del Proyecto de Reparación Media Vida Submarino S-42 ARA San Juan, realizado entre agosto de 2007, momento en el cual el submarino ingresó al Complejo Industrial y Naval Argentino (CINAR), hasta julio de 2015.

Fotos: Nicolás Stulberg