Los “socios offshore” de Daniel Muñoz registran compras por 65 millones de dólares en los EEUU
Los “socios offshore” de Daniel Muñoz registran compras por 65 millones de dólares en los EEUU

En abril, poco más de un mes antes de su muerte, el nombre de Daniel Muñoz volvió a ocupar títulos de la prensa. La razón: estaba entre los dirigentes políticos que quedaron salpicados por escándalo de los Panamá Papers. Por entonces, el ex secretario de Néstor Kirchner estaba ya deteriorado por su débil estado de salud, producto de la enfermedad terminal que enfrentaba.

Este video formó parte de la investigación que Infobae presentó en abril sobre el patrimonio de Muñoz

Ahora, un artículo del prestigioso diario estadounidense Miami Herald, acusa a Muñoz de haber formado un "imperio de bienes raíces".
El artículo, firmado por Sohail Al-Jamea y Ali Rizvi (y escrito con colaboración del analista Andrés Oppenheimer), detalla las operaciones por USD 65 millones que involucran a Muñoz.

A continuación, el artículo completo:

¿De dónde sacó un hombre misterioso de Argentina casi $ 65 millones para gastar en ultralujosos condominios de Miami, departamentos en Nueva York y en centros comerciales del sur de la Florida?

Eso es lo que los fiscales argentinos quieren saber, sobre todo porque Sergio Todisco no parece tener una fortuna propia – y debido a que una vez actuó como director de una empresa offshore para un asesor del ex presidente Néstor Kirchner.

La controversia demuestra una vez más como los condominios de Miami atraen dinero secreto y potencialmente ilícito de todo el mundo.

Entre 2010 y 2015, las empresas de Florida registradas a nombre de Todisco y su ahora ex esposa, Elizabeth Ortiz Municoy, una agente de bienes raíces en Miami y Buenos Aires, gastaron alrededor de $ 21 de millones de dólares en condominios de lujo en algunas de las torres más conocidas del sur de la Florida , incluyendo Icon Brickell, St. Regis, Colonia Océano Turnberry, Apogee Beach y 900 Biscayne. La joya de la corona era una unidad de $ 10.7 millones y cuatrocientos dormitorio en el Regalia en Sunny Isles Beach. Las empresas luego vendieron la mayor parte de las propiedades.

Otras empresas en las que figuran Todisco y Municoy como oficiales invirtieron $ 30 millones en sucursales bancarias del sur de Florida y en una farmacia, así como en una unidad de $ 13 de millones de dólares en el majestuoso Plaza Hotel de Manhattan.

Sólo dos de las transacciones involucraron hipotecas, de acuerdo a los registros públicos, es decir que las otras operaciones se realizaron en efectivo.

En Argentina, las principales investigaciones de corrupción se arremolinan alrededor del ex presidente Kirchner, que murió en 2010, y su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, que posteriormente se convirtió en presidente. Ahora, un fiscal federal argentino ha abierto una investigación para determinar si Todisco y Municoy estaban lavando dinero para los asociados de Kirchner – o incluso los Kirchner en sí mismos, aunque todavía no son parte oficial de la investigación.

Por lo menos, hay pruebas de que Todisco y Municoy estuvieran comprando propiedades para personas que querían mantener su identidad oculta. "La situación fiscal de Todisco y Municoy revelada por documentos obtenidos [por la oficina del fiscal] hace que sea imposible asociarlos con las transacciones de millones de dólares realizadas en el exterior", reza una queja presentada como parte de la investigación en el caso Todisco.

He aquí por qué la aplicación de la ley en Argentina es tan sospechosa: al mismo tiempo que Todisco estaba comprando condominios de lujo en Miami, actuó como el director del Black Gold Limited, una compañía offshore con sede en las Islas Vírgenes Británicas. El propósito declarado de Black Gold era "inversiones inmobiliarias" en los Estados Unidos, de acuerdo con documentos de la fuga masiva de archivos conocida como Panama Papers.

¿El dueño de la empresa? El secretario personal y amigo cercano, de Néstor Kirchner, Héctor Daniel Muñoz, que murió de cáncer a principios de este año, y la esposa de Muñoz, Carolina Pochetti.

Un abogado de Fernández de Kirchner no respondió a las preguntas y Pochetti no pudo ser localizado.

El mapa de las corporaciones
El mapa de las corporaciones

La sombra del presidente

Muñoz había sido un cobrador de la firma legal de los Kirchner antes de su llegada al poder.

Durante su tiempo en el gobierno, se desempeñó como asistente de Kirchner, una especie de ayudante que contestaba el teléfono del presidente, manejaba su medicación y se quedaba a su lado cuando fue hospitalizado. Kirchner cariñosamente le llamaba "el gordo" y, de acuerdo con un informe de prensa, una vez que lo golpeó durante una discusión. Los hombres también eran aficionados a jugar a la lucha. Cuando Kirchner no podía dormir, despertaba a su amigo para que le hiciera compañía.

Un perfil describe a Muñoz con más poder que cualquier ministro del gabinete. Para llegar a Kirchner, había que pasar por "el gordo".

Después de que terminó el mandato de Kirchner en 2007 y Fernández de Kirchner fue elegida para reemplazarlo, Muñoz pasó a formar parte del staff de la presidente. Pero renunció dos años después, tras acusaciones de que había utilizado su cargo para enriquecerse. En 2013, fue investigado por sospechas de lavado de dinero por supuestamente llevar en aviones bolsas de dinero en efectivo por todo el país para los Kirchner. Fue absuelto por un juez.

Las compañías offshore tienen muchos usos legales, pero su carácter secreto atrae a los infractores.

La estructura corporativa de la offshore de Muñoz era tan opaca que ni siquiera Mossack Fonseca, la firma que tenía el manejo de sus asuntos, parecía saber quién era el verdadero dueño.

La firma se retiró cuando se descubrió en 2015 que la offshore pertenecía a Muñoz, según correos electrónicos filtrados. Un empleado estaba preocupado de que viejas acusaciones de corrupción significara que trabajar con él podría violar las normas mundiales contra el lavado de dinero, a pesar de que Muñoz nunca había sido condenado por delito.

Cuando un equipo de periodistas que incluía el Miami Herald publicó sus hallazgos en los documentos de Panamá en abril, la empresa offshore de Muñoz fue revelada. La página web argentina BorderPeriodismo luego mostró la conexión de Todisco con casi $ 40 millones de dólares en bienes raíces en el sur de Florida.

(El esfuerzo Los Papeles Panamá fue dirigido por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación. El Herald y su empresa matriz, McClatchy, fueron los únicos periódicos de Estados Unidos en participar de la serie inicial. El Herald mostró cómo el dinero de la gente acusada de corrupción ayuda a alimentar el auge de bienes raíces de Miami).

La combinación de un estrecho aliado de Kirchner y decenas de millones de dólares sin explicación en el sector inmobiliario estadounidense despertó el interés de los fiscales en Argentina.

Juan Manuel Pettigiani, un fiscal federal de la ciudad natal de Todisco, Mar del Plata, abrió una investigación en mayo. Dice que registros bancarios de Todisco muestran un ingreso mensual de alrededor de $ 2.000 dólares. Parece imposible que él y su esposa tuviera los fondos para comprar tantas propiedades, Pettigiani afirmó en la denuncia.

"Mi hipótesis inicial, basado en los registros financieros, era que se trataba de una asociación para el blanqueo de dinero para corromper a funcionarios públicos," le dijo al Herald. "Ahora creo que [Todisco y Municoy] podrían haber utilizado este 'know-how' para el blanqueo de dinero de otras fuentes también".

Podría haber una explicación más simple: preocupados por su seguridad y privacidad, los compradores extranjeros a menudo mantienen sus nombres fuera de los registros públicos en los Estados Unidos, incluso si no han violado ninguna ley. Es posible que Todisco se ocupara en nombre de un inversor legítimo, pero tímido.

Pero los esfuerzos para llegar a Todisco por teléfono y correo electrónico no obtuvieron respuesta.

La investigación está todavía en sus etapas iniciales y pendiente de aprobación por una unidad especial de delitos financieros antes de que pueda proceder.

Los lazos con Panamá

En una entrevista de abril con el diario argentino La Nación, Todisco dijo haber estado de acuerdo con servir como el director de la empresa offshore de Muñoz, Black Gold, porque eran amigos. Dijo que no estaba implicado en las operaciones del día a día de la empresa.

Desde su teléfono celular, Municoy, que es dueño de la empresa inmobiliaria con sede en Surfside, Municoy International Properties, dijo que no sabía nada acerca de las transacciones de millones de dólares en el extranjero.
Dijo que se separó de Sergio Todisco "hace mucho tiempo" y que tenía "nada que ver" con las propiedades.

"¿Cómo podría saber?", respondió ella cuando le preguntaron de dónde había venido el dinero.

Ella no especificó cuando terminó su matrimonio con Todisco y se negó a proporcionar la prueba del divorcio. Dijo que dos de las propiedades – una unidad en Icon Brickell y otra en Apogee Beach – pertenecen a empresas que posee, y que su nombre aparecía en los registros de negocios asociados con algunas de las otras propiedades sólo porque ella estaba casada con Todisco en el momento. "No tengo conocimiento de su negocio personal o la de su familia", dijo. "Usted está asociando mis empresas, que no tienen nada que ver con esto, con las empresas de personas que no conozco".

En la pequeña oficina de su empresa en Surfside, entre una tienda de pelucas y una de yogur helado, muestra la publicidad de algunas de las torres de condominios del sur de Florida más lujosas en pre-construcción, incluyendo Armani/Casa, Turnberry Ocean Club y Fendi Château.

Hay otra relación sorprendente entre las propiedades de Miami de Muñoz y su offshore Black Gold.

En 2015, Todisco y Municoy renunciaron al cargo de directores para muchas de las compañías de Florida que sostenían los bienes inmuebles. Fueron reemplazados por una mujer llamada Perla Resendez, que tiene su dirección en los registros corporativos en el bufete de abogados de Miami Roca González.

Más o menos al mismo tiempo, Todisco renunció a la compañía offshore de Muñoz. Ahí también Resendez intervino como el nuevo director.
"Creo que hay intención en esto", dijo Pettigiani, el fiscal argentino. "No es una simple coincidencia".

A los ojos de Pettigiani, la renuncia de Todisco tanto de las compañías como de Black Gold y fue diseñada para "hacer que sea imposible descubrir a la gente detrás de las transacciones financieras".

Al igual Oro Negro, varias de las compañías de la Florida tienen nombres que evocan el metal precioso: North Golden, South Golden, West Golden, Harbor Golden, Ocean Golden and Dream Golden Enterprises.

Roca González actúa como el agente registrado para la mayoría de las compañías de la Florida. También representó a Muñoz y a su sociedad offshore, según correos electrónicos filtrados en los documentos de Panamá.
En un correo electrónico, el abogado Antonio Roca, de Roca González, dijo que no podía decir quien era el dueño de las propiedades sin violar el privilegio abogado-cliente. En un breve mensaje, escribió: "Nunca Representamos a Sergio Todisco. En el momento representabamos al Sr. Muñoz, no hubo investigaciones pendientes o cargos contra él".

Dijo que Resendez era el director de la entidad corporativa que es propietaria de las propiedades. Dijo que nunca la conoció y que no sabe si vive en los Estados Unidos.

Bajo el mando de Resendez, las compañías de Florida compraron otra unidad cada una en Turnberry Ocean Colony y Icon Brickell, con lo que el total invertido por las empresas se acerca a los $ 70 millones.
Ella no pudo ser localizado por el Herald.

La riqueza a través del poder

No es raro que los nuevos gobiernos de América Latina presenten cargos de corrupción contra los líderes anteriores. Y no hay duda de que los cuchillos salieron contra los Kirchner después de que se convirtieron en ciudadanos privados. Pero incluso para una región que ocupa un mal lugar en los ránkings globales de corrupción, la escala de la supuesta corrupción de los Kirchner parece sorprendente, dicen algunos expertos.

"Al parecer, de mi investigación surge que [la administración Kirchner] era una organización bastante estructurada para tomar la mayor cantidad de dinero del Estado y ponerlo en sus arcas personales y las arcas de sus seguidores más cercanos," dijo Douglas Farah, analista de seguridad nacional y ex periodista, que ha criticado a los Kirchner en el pasado.
"Los Kirchner se metieron en el poder con el objetivo de hacerse ricos", dijo Ricardo Monner Sans, un abogado argentino y activista contra la corrupción. "Entendían la lógica de que para tener poder tenían que tener dinero, y para tener dinero tenían que robar".

Los Kirchner sin duda se enriquecieron en La Casa Rosada, el palacio presidencial de Argentina. Los formularios de declaración de bienes dan una idea de su situación financiera en aumento. Las formas dicen que su riqueza declarada aumentó más de 800 por ciento, a aproximadamente $ 4.8 millones de dólares, durante los 12 años que pasaron en la oficina.

Hoy en día, los fiscales están investigando si los Kirchner y sus asociados desviaron dinero de los contratos de obras públicas.

En junio, la policía detuvo a un ex secretario de obras públicas bajo Kirchner y Fernández de Kirchner. Los vecinos de un convento religioso fuera de Buenos Aires se alarmaron cuando vieron al ex funcionario, José López, lanzando bolsas de plástico sobre una pared hacia a la propiedad, según publicó el Washington Post. Convocados al lugar, los agentes de policía descubrieron que las bolsas contenían al menos $ 8 millones en dinero en efectivo, así como relojes de lujo y un rifle semiautomático.
López presuntamente trató de sobornar a la policía y fue detenido, informó el Post. Más tarde fue acusado de corrupción, aunque dijo que el dinero había sido destinado como donativo para las monjas.

Y una investigación interna por la secretaría de la construcción de carreteras de Argentina recientemente llegó a la conclusión de que la agencia había sido utilizado como un vehículo para canalizar los fondos públicos hacia los Kirchner y sus asociados, de acuerdo con informes de la prensa local.

La investigación encontró que se pagó en exceso hasta un 64 por ciento para proyectos de obras públicas adjudicadas a la empresa constructora de un estrecho colaborador de Kirchner, Lázaro Báez.

Báez fue detenido en abril por cargos de lavado de dinero, y los fiscales afirman que malversó dinero de proyectos de construcción y los trasladó millones a cuentas en el extranjero mediante una red de empresas fantasma.
Un ex asociado de Báez, quien admitió haberlo ayudado a lavar dinero, testificó que Báez y Néstor Kirchner llevaron a cabo "un plan sistemático cuyo objetivo era vaciar las arcas del gobierno a través de [la aprobación de las obras públicas]".

(El actual presidente de Argentina, Mauricio Macri, también está relacionado con una empresa offshore en los documentos de Panamá. Un juez ha ordenado una investigación sobre sus declaraciones de impuestos).
Charles Intriago, ex fiscal federal y experto anti lavado, dijo que los criminales a menudo buscan invertir dinero robado en el sector inmobiliario.

"Los bienes raíces es territorio abierto para los delincuentes, funcionarios públicos corruptos y lavadores de dinero", dijo. "Las recompensas son demasiado grandes y los riesgos de ser atrapados son demasiado bajos".

Lugar seguro para el dinero en efectivo

Todisco y Municoy no se contentaron con casas de lujo en Miami.
En 2011, una empresa de Todisco gastó $ 13 de millones de dólares en un apartamento con vista al Central Park en Manhattan en el Plaza Hotel, que ofrece unidades residenciales, además de las habitaciones de hotel. (La compañía anteriormente había pagado $ 1.85 millones por otra unidad en el mismo edificio. El hombre que aparece como gestor de la empresa en el momento, Osvaldo Parolari, no pudo ser contactado para hacer comentarios. Todisco se hizo cargo de la empresa, Free Experience Inc., poco después del primer acuerdo).

En el sur de la Florida, las empresas registradas a nombre de Todisco y Municoy también compraron bienes raíces comerciales. Los edificios que adquirieron son alquilados a grandes nombres: una farmacia CVS en la Pequeña Habana por $ 12.1 millones. Un TD Bank en Miami Shores por $ 5,5 millones. Otro banco TD en Kendall por casi $ 7 millones. Un local de BankUnited en Pompano Beach por $ 5,8 millones.

Una campaña federal reciente sobre lavado de dinero en bienes raíces de Miami se centró en propiedades residenciales. Pero el mercado inmobiliario comercial podría merecer una mirada más aguda, dijo Jack McCabe, un analista de bienes raíces en el sur de la Florida.

"No ha habido mucho escrutinio en el área comercial porque hay muchos compradores en el mercado residencial", dijo McCabe. "Pero creo que estamos viendo dinero potencialmente lavado siendo canalizado en bienes raíces comerciales también… En bienes raíces comerciales las transacciones son mucho más grandes. Se le da al comprador potencial la posibilidad de mover grandes sumas de dinero en menos transacciones".

Las empresas registradas a nombre de Resendez y Municoy todavía poseen unos $ 45 millones de dólares en bienes raíces, incluyendo todas las propiedades comerciales y unidades en el Regalia, Icon Brickell, Colonia Océano Turnberry y Apogee Beach. Las otras unidades se han vendido para un beneficio total de alrededor de $ 5 millones.

No está claro si la compañía offshore de Muñoz todavía está activa.
Después de que Mossack Fonseca renunciara, otro proveedor de servicios offshore acordó trabajar con Black Gold. Pero antes de eso, la representante de Mossack Fonseca en Miami, Olga Santini, argumentó contra el abandono Muñoz.

Santini dijo que su abogado le había dicho que los cargos no habían sido probados. "No hay nada concreto", escribió en un correo electrónico filtrado.

Cuando se le preguntó para hacer comentarios sobre la investigación de Todisco y Muñoz, su abogado respondió enviando al Herald una carta de cese y desistimiento.