En modo primavera, esta galería se llenó de romanticismo con una propuesta que rescata el espíritu vintage y se apoya en la calidez de la madera.

La ambientación se inspiró en la frescura de las flores, en tonos rosados, que generan una atmósfera bien romántica.

A modo de contenedores, se usaron latas recicladas, previamente pintadas con aerosoles de color rosa y chalk paint en blanco con leyendas en gris, y viejos cajoncitos de madera con puntillas en relieve.

Y como toque creativo, un globo aerostático hecho en alambre que, suspendido desde el techo, le da movimiento a los arreglos de flores.

Como detalles: vajilla vintage y servilletas de hilo, que siguen el estilo romántico, para esta escena soñada y en perfecta sintonía con lo natural.

Tips

Usar flores frescas, siempre bien hidratadas. En este caso, se eligieron rosas, San Vicente y pequeñas clavelinas, en tonos rosados.
Para armar la composición, buscar armonía y mezclar texturas.

Mantener las flores en un rincón fresco, sin exponerlas al sol fuerte ni a grandes corrientes de aire.

Expertos consultados: María Martha Pizzi (@mariapizzi) y Sebastián Tornatore (@sebitorn), de Con Sabor a Hogar.

Producción y textos: @soleavaca

Agradecimientos: @lorenapedace (locación) y @tienda_de_las_flores (flores).