Todavía no hay una fotografía pública oficial y la pareja es retratada una y otra vez por los paparazzi.
Todavía no hay una fotografía pública oficial y la pareja es retratada una y otra vez por los paparazzi.

Hace rato que dejamos de creer en los cuentos de hadas y en el único e irrepetible amor para toda la vida. Esas historias de romance ideal ya no se ven reflejadas ni en las canciones ni en el cine, y mucho menos en la vida privada de las celebrities que nos hacen suspirar, como Gwyneth Paltrow, una mujer tan talentosa como inquieta en la búsqueda del amor.

Todavía está vivo el recuerdo de la desilusión de 1997, cuando rompió con Brad Pitt, con quien formaban "la pareja" de Hollywood. Por aquel entonces no había dupla tan perfecta como ellos y, los paparazzi (¡todos!) soñaban con inmortalizar el momento en que ambos darían el sí en el preciso instante en que ellos decidieron abrirse camino cada uno por su lado.

En sus respectivas cuentas de Instagram se multiplican hermosas declaraciones de amor.
En sus respectivas cuentas de Instagram se multiplican hermosas declaraciones de amor.

Ni Ben Affleck, con quien estaba de novia cuando ganó el Oscar por su papel en Shakespeare Apasionado, ni Luke Wilson (su compañero en Los excéntricos Tenenbaum) lograron ese nivel de idilio. Hasta que llegó Chris Martin –el cantante de Coldplay– y, un año más tarde, esta vez sí, sonaron las campanas de boda. Pero luego de once años de unión conyugal, anunciaron su separación en 2014. Y entonces llegó Brad Falchuk (46) el productor de tevé estrella  con quien la actriz de 45 años está en pareja desde su divorcio con el cantante. Sin embargo, recién ahora hicieron oficialmente público su compromiso, y el hombre en cuestión brilla con luz propia.

EL PRODUCTOR DE SUS SUEÑOS. Brad Falchuk (46) es tocayo de Pitt, cumple años un día antes que Chris Martin, es productor de cine y TV, como Affleck, y un fachero "distinto", como Wilson: pelo algo largo y desaliñado y quijada bien marcada. Casualidad o no, parece condensar varias de las características que enamoran a Paltrow.

En las redes compartió una foto de Falchuk y Chris Martin (ex de Paltrow y padre de sus hijos) compartiendo la mesa del domingo.
En las redes compartió una foto de Falchuk y Chris Martin (ex de Paltrow y padre de sus hijos) compartiendo la mesa del domingo.

La historia cuenta que se conocieron en 2011 durante el rodaje de la serie Glee, de la cual Brad fue director y guionista y Gwyneth una actriz invitada de la popular comedia musical. En aquel entonces ambos estaban en pareja, por lo que la chispa no se encendió hasta 2014 cuando los dos dieron por finalizados sus matrimonios.

Claro que el resto del mundo recién se enteró de la relación un año después de su inicio, cuando la pareja acudió a la premiere de la serie creada y producida por Falchuk, Scream Queens. Y si alguien soñaba con un posible reencuentro con el cantante de Coldplay, habrá sentido también esa desilusión de la que hablé al principio. Tal vez el productor no pueda cantarle al oído "Come up to meet you / Tell you I'm sorry / You don't know how lovely you are", pero le hace las declaraciones más amorosas que puedan leerse vía Instagram. "Esta es la mujer más hermosa de todos los tiempos y hoy es su cumpleaños. Somos tan afortunados de que ella llegara a este mundo (pero nadie es más afortunado que yo)", escribe al pie de una foto donde se ve a Gwyneth sonriendo y sosteniendo un trozo de pizza en la mano. Díganme si no suena tanto o más melódico que la canción más empalagosa de Coldplay… De todas formas, no somos nosotras las que vamos a decidir por el corazón de la actriz y eso está más que claro, porque la pareja ya está en fase compromiso.

"Ambos sabían que pasaría, pero no era algo tan importante para ellos porque han estado casados durante mucho tiempo. No hay prisa", afirmó una fuente a US Weekly. Y mientras esperamos que se publiquen en Goop, la web de Gwyneth, las fotos de compromiso y especulamos si habrá o no vestido blanco, Internet nos sorprende con una foto en la que Brad y Chris comparten –risueños– un brunch de domingo bajo el hashtag #modernfamily. Porque las parejas se separan, los corazones se rompen y los pedacitos se vuelven a juntar para empezar una vez más, pero hay amores que no se terminan, simplemente se transforman.

textos MARIELA RAFFAELLI mraffaelli@atlantida.com.ar fotos ARCHIVO ATLÁNTIDA
LEA MÁS: