La higiene del recién nacido es uno de los primeros desafíos que tienen que enfrentar los flamantes padres. (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.)
La higiene del recién nacido es uno de los primeros desafíos que tienen que enfrentar los flamantes padres. (Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.)

Para las mamás y los papás debutantes, que no saben cómo higienizar a su bebé recién nacido, va esta guía paso a paso de qué deben hacer, por qué y cada cuánto.

1. ¿Cómo higienizo el cordón de mi bebé?
Hay que limpiarlo con gasa y alcohol al 70%. Es importante tener en cuenta que el cordón siempre debe quedar afuera del pañal, procurando que se seque y se caiga lo más rápido posible. Para esto se puede doblar el pañal o utilizar aquellos que ya vienen recortados. De este modo queda al aire y lejos de la humedad del pis. Y al limpiarlo y cambiarlo no tienen que quedar adentro gasas embebidas en alcohol.

2. ¿Cada cuánto lo limpio?
La frecuencia de la higiene del cordón es en cada cambio de pañal; entre seis a ocho veces al día.

3. ¿Cuándo se desprende?
El cordón se cae entre los cinco y quince días posteriores al parto, aproximadamente. Después de la caída se pueden observar algunas gotas de sangre en la zona y lo importante en estos casos es que no aparezcan signos de infección como enrojecimiento, mal olor o secreciones.

La limpieza de la zona del ombligo asusta a los padres pero es una tarea sencilla. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.
La limpieza de la zona del ombligo asusta a los padres pero es una tarea sencilla. Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá.

4. Para limpiarle la cola, ¿se pueden usar toallitas húmedas?
La higiene de la colita puede realizarse con algodón y óleo calcáreo, pero sin perfume y lavándola con agua. Por la composición de la piel de los bebés, las toallas húmedas no se recomiendan en bebés de menos de cuatro meses.

5. ¿Qué debo tener en cuenta al limpiar la cola de una nena a diferencia de la de un varón?
En las nenas la higiene debe realizarse de adelante hacia atrás. Se debe empezar por la vulva para evitar que la materia fecal llegue al tracto urinario y se produzca una infección. En el caso de los varones, hay que limpiar los genitales sin manipular el prepucio.

6. ¿Es normal que en el pañal quede una especie de polvo anaranjado?
Sí. Durante los primeros días de vida de los bebés es común notar en el pañal la presencia de un sedimento urinario color anaranjado (tipo polvo de ladrillo). Esto tiene que ver con la concentración de la orina acompañada de la presencia de uratos amorfos, una especie de cristales que se encuentran en la orina. No tienen una forma en particular y pueden ser de sodio, potasio, magnesio y calcio. Los uratos tienen aspecto de granos y color anaranjado o amarillento. No tienen ninguna importancia a nivel clínico y aparecen porque al recibir pocos líquidos, la orina se encuentra más concentrada.

7. ¿Y un leve sangrado en el caso de las nenas?
También es normal. Puede llegar a aparecer lo que se denomina "crisis genital" que tiene que ver con la supresión de estrógenos transmitidos por la mamá a través de la placenta. Además, es natural que aparezca un flujo blanquecino y espeso.

8. ¿Qué es el meconio?
Se denomina de ese modo a las primeras deposiciones que son tipo brea, negras, pegajosas, sin olor y difíciles de limpiar.

9. ¿Puede ser que la caca vaya cambiando de color y características?
Sí. Se va modificando conforme cambia el tipo de leche de la mamá. Después del meconio, tiene deposiciones más verdosas y algo más liquidas, que hasta llegan a ser amarillentas, como con semillitas.

10. ¿Cada cuánto debería hacer caca?
Algunos bebés haces sus deposiciones después de ser amamantados, varias veces al día. Mientras que otros, por el contrario, pasan dos o tres días sin hacer.

11. ¿Cada cuánto le cambio el pañal?
Esto es variable. Hay que hacerlo cuando esté sucio (con caca o pis abundante). Será aproximadamente cada tres o cuatro horas. Si al bebé le cuesta despertarse para que lo alimenten, que le cambien el pañal suele ayudar. Otra sugerencia es no hacerlo inmediatamente después de darle de mamar para que no vomite.

12. ¿Cómo se lo coloco?
Para cambiarle el pañal hay que tener las manos limpias y no olvidarse de volverlas a lavar al finalizar. Se debe elegir el tamaño de pañal en función del peso del bebé. Las cintas adhesivas o con velcro tienen que ir hacia atrás para pegarse en el frente del pañal. También hay que procurar que las barreras protectoras queden adheridas a la pierna, pero sin ajustar.

Por Paula Labonia / Asesoró: Lic. Aldana Ávila, especialista en enfermería neonatal, Sanatorio de la Trinidad Ramos Mejía, M.N. 50.725.

SEGUÍ LEYENDO