¡Los primeros dientes de tu bebé! 4 tips para aliviar molestías

Cuándo comienza el proceso de dentición y cómo ayudarlo a que no le duela. Además el especialista derriba falsos mitos de este proceso

Primeros dientes -( Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)
Primeros dientes -( Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá)

El pediatra Luciano Guido Vizcay nos explica por qué es importante prestar atención a la dentición y cómo hacer para que sus dientitos crezcan sanos y fuertes.

Primero lo primero

Generalmente comenzamos a prestar atención a los dientes del bebé el día que empieza a crecer el primero. El médico cuenta que la primera erupción dental ocurre entre los 5 y 7 meses de vida.

Cuando el bebé atraviesa esta etapa, las encías se inflaman y aumentan su sensibilidad, causándole un poco de malestar, es por eso que es muy común que nuestro bebé esté más irritado, comience a babear, a necesitar morder todo objeto duro, y dé más trabajo a la hora de comer. "En algunos casos también se puede observar en la zona de erupción, la aparición de un pequeño hematoma", señala el asesor, quien aclara que es totalmente normal, y por lo tanto no hay que preocuparse.

Chau dolor

Existen diferentes opciones para aliviar las molestias y el dolor que produce la inflamación de las encías. El asesor recomienda el uso de:
*Mordillos sólidos: Que no contengan líquido en su interior, y que estén fríos pero no congelados, ya que pueden producir daño en la encía.

*Juguetes blandos que el bebé pueda morder: De un tamaño adecuado para que no puedan ser ingeridos.

*Paños fríos: Para frotar con mucho cuidado la encía inflamada.

"Si a pesar de todo esto el bebé continúa muy irritable, con llanto, o tiene problemas para alimentarse, es necesario recurrir al pediatra, quien recomendará luego de descartar otras patologías, el uso de analgésicos específicos para calmar el dolor", indica el especialista.

Los mordillos deben estar fríos, no congelados – Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá
Los mordillos deben estar fríos, no congelados – Foto: Archivo Atlántida / Para Ti Mamá

Dientes 100% protegidos

Por último, el médico manifiesta que el cuidado de los dientes del bebé es muy importante, no sólo para que crezcan fuertes, sino para su salud dental a largo plazo. Una de las principales medidas es el control pediátrico mensual, durante el primer año de vida, que permite el seguimiento dental adecuado, y el uso de medidas preventivas que ayudarán a un correcto crecimiento dental, como el uso de fluor.

"La limpieza de las encías y los dientes con un paño húmedo,  el uso de cepillos de dedo en la aparición de los primeros dientes,  y luego el uso de cepillos de cerdas suaves cuando el bebé comienza a morder, ayudan a su higiene dental", asegura el pediatra.

El cuidado de los dientes del bebé es muy importante, no sólo para que crezcan fuertes, sino para su salud dental a largo plazo

Desterrando mitos

Pasan de generación en generación, y se van instalando cada vez más.
Afortunadamente el Dr. Luciano Guido Vizcay, nos corrige estas "falsas creencias":

*La fiebre no es un síntoma de erupción dentaria. Puede ocurrir algún episodio aislado de aumento de temperatura denominado febrícula, (valores entre 37, 1° y 37, 7°), como parte del proceso de erupción dental, pero de ninguna manera la dentición provoca fiebre.

*Frotar su encía con alcohol aliviará su malestar. No sólo es un mito si no que está contraindicado para calmar el dolor, ya que el bebé puede ingerirlo.

*Cortar la encía del bebé puede ayudar a la salida del diente. ¡No! Al contrario. Podemos producir un cuadro de infección.

Por Paula Germino / Asesoró: Dr. Luciano Guido Vizcay, pediatra del Hospital Alemán, M.N 90.295.

 

LEA MÁS:

TE PUEDE INTERESAR