Cosecha de soja
Cosecha de soja

En plena campaña electoral camino a las elecciones nacionales del próximo 27 de octubre, el campo busca definiciones en medio de dudas y temor por la vuelta de las políticas del pasado. Frente a este panorama, la dirigencia del campo intensificó sus actividades en los últimos días, y mantuvo reuniones con algunos candidatos a la presidencia de la Nación.

Durante esta semana, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, recibió a los integrantes de la Mesa de Enlace en Casa de Gobierno. Los dirigentes agropecuarios entregaron una propuesta de política agroindustrial de mediano y largo plazo que elaboraron y el candidato del oficialismo adhirió a la misma. Lo más importante del encuentro fue que los representantes de los productores agropecuarios se retiraron de la Rosada con la confirmación de Macri de que las retenciones "no se modificarán".

Las versiones sobre aumento de los derechos de exportación surgieron a partir de la devaluación luego de las elecciones PASO. Una complicada situación económica y financiera que provocó en el campo una suba de los costos de producción, y un freno de las inversiones para la próxima campaña de maíz. Esto último fue confirmado esta semana en un informe de Pre Campaña elaborado por la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, que proyectaba semanas atrás un incremento del área de siembra del cereal de casi el 7%, pero tras las primarias esa estimación se redujo a un 3,3%. El maíz tardío sufriría las principales consecuencias.

Luego de esa reunión, los titulares de las entidades de productores fueron recibidos por el candidato a presidente de Consenso Federal, Roberto Lavagna. El ex Ministro de Economía se mostró acompañado por Alejandro "Topo" Rodríguez, segundo candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, y ex titular del Ministerio de Asuntos Agrarios bonaerense, durante la gobernación de Daniel Scioli, desde donde cuestionó la política de intervención en los mercados agropecuarios que desplegó Guillermo Moreno y que tanto perjuicio generó a muchos productores.

Lavagna está a favor de la propuesta del campo, aseguró que mantendrá un diálogo permanente con el campo, y consultó e intercambió ideas durante un largo tiempo con los dirigentes sobre el contenido de la propuesta.

El ex ministro de Economía Roberto Lavagna
El ex ministro de Economía Roberto Lavagna

Frente de Todos

Pero el "gran ruido de la semana" llegó el miércoles cuando el diputado nacional e integrante del Frente de Todos, Felipe Solá, visitó los estudios de TN para participar del programa "A dos Voces", y desde donde sugirió volver a implementar un mecanismo del pasado, como la Junta Nacional de Granos, para resolver la cuestión de que el precio del pan no esté atado al precio al internacional y al tipo de cambio.

Estas expresiones provocaron el rechazo de todo el sector agroindustrial, y ayer un grupo de productores agropecuarios autoconvocados se movilizaron en la intersección de las rutas 89 y 6 en Las Breñas, provincia de Chaco, con un "casillazo" en repudio a las declaraciones de Solá, y bajo la consigna "Nuca más volver al pasado. Es ahora o nunca más". Los productores chaqueños manifestaron: "Esta protesta es una señal que si regresamos a las políticas del pasado, estamos dispuestos a permanecer a la vera de la ruta el tiempo que sea necesario".

 
La figura de Felipe Solá es de importancia en el espacio de Alberto Fernández (Nicolás Stulberg)
La figura de Felipe Solá es de importancia en el espacio de Alberto Fernández (Nicolás Stulberg)

La figura de Felipe Solá es de importancia en el espacio de Alberto Fernández. El diputado nacional iba a acompañar al candidato a presidente a una reunión con los integrantes de la Sociedad Rural de Río Cuarto, en la provincia de Córdoba, y ese encuentro al final no se realizó. Pero Solá y Fernández días después se reunieron con los directivos de la Bolsa de Comercio de Rosario. Además, Solá es uno de los mencionados como posible asesor en temas agropecuarios de Alberto Fernández.

Desde hace unos días circula en muchos ámbitos de la agroindustria nacional, un documento con propuestas y la visión de Alberto Fernández sobre el campo. En el mismo se reconoce los errores del pasado, fundamentalmente en las restricciones que existieron para comercializar trigo, maíz y carne, y hay un compromiso de no volver a aplicar dichas políticas.

Lo que dice el documento en ese sentido, es lo siguiente: "Sabemos que hemos cometido errores de los cuales hemos aprendido, errores que jamás volveremos a cometer. Los problemas que se generaron con el trigo y la carne no resolvieron el precio al consumidor y afectaron seriamente estas producciones que representan el ADN de la producción nacional".

En cuanto a las retenciones, Fernández dijo esta semana que "hay que revisarlas", especialmente las que afectan a las economías regionales. Durante su paso por la Bolsa de Rosario aseguró que no se puede comprometer a una eliminación inmediata, sin tener precisiones sobre el escenario económico y fiscal que heredará en el caso de ganar las próximas elecciones.

Despejar las dudas

Mientras la mesa de enlace aguarda un encuentro con el candidato del Frente para Todos, esta semana Daniel Pelegrina, presidente de la Sociedad Rural Argentina, durante una charla en el Rotary Club de Buenos Aires, dijo que Alberto Fernández "deberá pronunciarse en el máximo detalle sobre su propuesta para el sector agroindustrial".

Lo que Pelegrina está planteando es que Alberto Fernández deberá despejar las dudas que hay en torno a cómo será su política agropecuaria en caso de ganar la presidencia de la Nación, porque esta semana aparecieron voces encontradas en el espacio opositor, con un Felipe Solá con la sugerencia de aplicar medidas de intervención, y en el documento de la visión de Fernández sobre el campo, se menciona que no "se cometerán los errores del pasado".

Las medidas de intervención del gobierno kirchnerista en los mercados agropecuarios, no solo provocaron una caída de siembra y producción en trigo y maíz, sino que además derivó en un aislamiento de nuestro país del mundo, y por otro lado no se frenó el aumento de los precios de la mesa de los argentinos, que era el principal motivo por el cual se habían implementado. En el caso del trigo, es de entre un 10 y 12% la incidencia que tiene en el precio final del pan.

Al momento de asumir la presidencia Mauricio Macri, esa política de restricciones a la comercialización de productos agropecuarios se eliminó, y las producciones de trigo y maíz no pararon de crecer. En el caso de la carne vacuna pasamos de exportar en 2015, 200.000 toneladas, a una proyección para este año que podría superar las 600 mil toneladas, y alcanzar el puesto quinto del ranking mundial de exportadores, cuando en la época del kirchnerismo llegamos a ocupar el lugar 13°.

Frente a las dudas y la incertidumbre, dirigentes y productores agropecuarios reclaman definiciones. Fue una semana donde el temor al regreso de las políticas del pasado, se potenció. También es algo que planteó Daniel Pelegrina, al manifestar, "las heridas del conflicto de la 125 están muy frescas para muchos productores, y de la única manera que se supera la grieta, es amigándose con el campo".

El campo fue uno de los pocos sectores que en este proceso presidencial de Mauricio Macri, con un plan económico que provocó numerosos problemas al bolsillo de la ciudadanía, aportó divisas de la mano de un aumento de la producción y las exportaciones. A ese sector no hay que enfrentarlo, hay que brindarle lo que necesita para mejorar su competitividad. Ojalá que la oposición haya aprendido la lección, que "Argentina se levanta con el campo, nunca sin el campo, menos aún contra el campo", como lo expresó en algún momento el recordado Humberto Volando, ex presidente de la Federación Agraria Argentina.

Seguí leyendo: