16 millones de toneladas de alimentos se desperdician por año en Argentina: 3 claves para valorar lo que comemos

Con la declaración del Día Internacional para Concientizar sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, se intenta visibilizar esta problemática y ofrecer soluciones

infobae-image

En el mundo, cada año, 1300 millones de toneladas de alimentos son desechados; un tercio de lo producido jamás es consumido. Si se hace foco en Argentina, por año se tiran 16 millones de toneladas de alimentos aptos para consumir. Son cifras que encienden las alarmas: es momento de tomar conciencia y actuar en consecuencia.

El año pasado, mediante una resolución firmada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y gracias al trabajo conjunto entre Unilever, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y Carrefour, se instituyó el 29 de septiembre de cada año como el “Día para la Concientización sobre la necesidad de reducir las pérdidas y el desperdicio de alimentos”.

Como parte del mismo proceso, la ONU anunció la declaración del Día Internacional para Concientizar sobre la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos. Es un logro que representa una oportunidad para poder impactar a más personas y organizaciones, seguir visibilizando la problemática y ofrecer soluciones.

Unilever, como una de las mayores compañías de alimentos del mundo, reconoce el papel que tiene que desempeñar para ayudar a rediseñar el sistema alimentario mundial. Por eso, desde 2016 viene trabajando en alianza con diferentes actores para concientizar acerca de la problemática

Recientemente implementó la campaña “Alimentá Buenos Hábitos” para brindar herramientas a los ciudadanos para facilitar su día a día y contribuir con la reducción del desperdicio, en el momento de la compra, consumo, conservación y reutilización de los alimentos.

3 claves para valorar lo que comemos y alimentar buenos hábitos

infobae-image

1) Planificar las comidas

- Diseñar un menú semanal, además de ahorrar y comprar de forma eficiente, contribuye también a seguir una alimentación más saludable. Con anticipación, con base en cinco comidas al día, idealmente se pueden preparar: desayuno, media mañana, almuerzo, merienda y cena.

- Es clave armar la lista de las compras en base a la planificación semanal, para lograr un recorrido inteligente en el punto de venta.

- En el punto de venta es recomendable comenzar por los alimentos secos y no perecederos. Luego los frescos o perecederos (incluyendo frutas y verduras). Y por último, los refrigerados o congelados, como lácteos y carnes.

- Al finalizar la compra, buscar alternativas de refrigeración o, sino, volver directamente al hogar para no perder la cadena de frío de los alimentos refrigerados y congelados. Es importante no dejar que pasen más de dos horas.

-Identificar las etiquetas de consumo inmediato en los productos.

2) La preparación en el hogar

- Planificar las comidas utilizando las cantidades justas de ingredientes según el número de comensales.

- Tener en cuenta que se va a necesitar, preparar con antelación y ajustar según las cantidades indicadas en las recetas.

- Si sobraron alimentos, guardarlos en recipientes herméticos apropiados para evitar su desperdicio.

- No introducir alimentos calientes en la heladera, se desperdicia energía. Hay que ingresarlos una vez que estén a temperatura ambiente.

3) Aprovechar los alimentos

Consejos prácticos para reinventar las comidas:

- Para bajar la temperatura de la comida que sobró, utilizar el baño María inverso (sumergir el recipiente con los alimentos en otro recipiente con agua y hielo).

- Guardar la comida que sobró en la heladera o freezer lo más rápido posible, en recipientes con tapa o bolsas herméticas.

- Es importante que se consuman durante los días siguientes.

- Las del congelador deben ser consumidas antes de los 3 meses. Se pueden descongelar en el microondas, o la noche anterior en la heladera.

- Nunca se deben volver a congelar los alimentos descongelados.

“Alimentá Buenos Hábitos”: cómo sumarse a la iniciativa

- Poniendo en práctica algunos de estos tips que contribuyen a un consumo más responsable.

- Compartiendo y difundiendo, multiplicando el mensaje con las personas cercanas.

- Donando tiempo a organizaciones no gubernamentales y entidades que se encargan de recibir donaciones, clasificar y distribuir los alimentos.

Para más información, se puede seguir el siguiente enlace o buscar los hashtags en las redes sociales: #AlimentáBuenosHábitos #NoTiresComida #ValoremosLosAlimentos

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos