El PSOE descarta elecciones, dispara a Feijóo y abronca a Sumar: “Queremos una izquierda fuerte y unida a nuestra izquierda”

Fuentes de Ferraz llaman a la unión de Sumar y Podemos: “Que las cuitas internas se queden ahí porque tienen que ser conscientes de lo que hay al otro lado”

Guardar

Nuevo

El PSOE descarta convocar elecciones generales tras la victoria del PP: "En ningún caso".

El PSOE da por cerrado el largo ciclo electoral que ha sacudido la política española en el último año. “Si alguien esperaba algún tipo de adelanto electoral, que abandone toda esperanza”, ha señalado la portavoz del partido, Esther Peña, un día después de las elecciones europeas en las que el PP se volvió a alzar con la victoria, pero los socialistas aguantaron la embestida de los populares.

El PSOE obtuvo este domingo 20 eurodiputados (dos por debajo del PP), los mismos escaños que en las elecciones europeas de 2019. Así, la portavoz ha calificado como “satisfactorios” los resultados de los socialistas de los últimos comicios. “Hemos remontado 11 puntos de media según los sondeos y mantenemos un sólido apoyo por encima del 30% de los votos”. “Somos el partido en el gobierno con un mejor resultado en toda Europa”, ha elogiado.

La portavoz de la Ejecutiva socialista ha apelado al líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, a quien no solo ha responsabilizado del crecimiento de la extrema derecha en España, sino que ha puesto a la misma altura del presidente de Vox, Santiago Abascal, y de Alvise Pérez, el agitador ultra que ha irrumpido en el Parlamento Europeo con tres escaños.

PP, Vox y Alvise Pérez, un “dragón de tres cabezas”

“Usted [Feijóo] abrió la puerta a la ultraderecha en los gobiernos autonómicos y municipales, pregunte por esa forma de hacer política a algunos de sus colegas europeos. Seguro que no le dan buenas referencias”, ha aseverado la dirigente en una rueda de prensa en Ferraz. “Entendemos que sus pactos con los ultras en las comunidades autónomas y ayuntamientos han aumentado todavía más la deriva populista de Feijóo, pero debería tomar nota de como otros colegas suyos en Europa han sido fagocitados por los partidos ultraderechistas”, ha advertido.

De Feijóo ha dicho además que se ha desvelado como un “populista ultraderechista confeso”. Por ello, el PSOE se ha erigido como el partido “capaz de parar las ínfulas de grandeza de este dragón de tres cabezas”, ha resumido Peña para referirse a la “internacional ultraderechista” que forman en España el PP, Vox y Se acabó la fiesta. “El Partido Popular lo único que ha logrado ha sido absorber todo el voto que tuvo Ciudadanos en las últimas elecciones al Parlamento Europeo. Sin embargo, el coste de su estrategia electoral ha sido alto para la ciudadanía española. La polarización permanente y la asunción de un discurso político de ultraderecha no ha debilitado, sino todo lo contrario, ha fortalecido a la ultraderecha. Antes de las elecciones europeas, la internacional ultra en España tenía dos partidos; hoy tiene tres: el Sr. Feijóo, el Sr. Abascal y ahora Alvise”, ha rematado Peña.

En este sentido, ha destacado que, aunque los partidos ultraderechistas han aumentado su representación a nivel general, este aumento ha sido inferior en España al del resto de países europeos. En países como Francia, Austria o Italia, la extrema derecha ha sido la primera fuerza, mientras que en Alemania ha quedado en segunda posición.

El PSOE abronca a sus socios

Sobre los malos resultados cosechados a su izquierda, en los que la división entre Sumar y Podemos ha vuelto a penalizar al espacio, Peña ha llamado la atención a sus socios de coalición al admitir que el PSOE necesita una “izquierda fuerte y unida a nuestra izquierda” para poder reeditar a futuro el Gobierno de coalición progresista. En este sentido, fuentes de Ferraz llaman a la unión de los dos partidos frente a la amenaza de la “internacional ultra”: “Que las cuitas internas se queden ahí porque tienen que ser conscientes de lo que hay al otro lado”, apremian estas voces.

Cabe destacar que Sumar encadenó este domingo un nuevo fracaso electoral al lograr solo tres escaños y un 4,65% de los votos (811.545 papeletas en total). La formación empató a escaños con la agrupación de Alvise Pérez, que obtuvo 800.763 papeletas. Asimismo, superó a Podemos por solo un escaño. Esto ha motivado la decisión de Díaz de dejar la dirección de Sumar, el proyecto que impulsó hace poco más de un año.

En todo caso, los socialistas procuran no meterse en el procedimiento de reconstrucción del espacio a su izquierda. “Nosotros, evidentemente, siempre respetaremos su autonomía, sus decisiones, pero sí que les queremos animar a que miren con claridad de frente y que vean los retos que tenemos por delante y quién se ha puesto al otro lado de la alternativa a este Gobierno, y que desde la seriedad y desde el rigor seamos capaces de ponernos a lo que hay que hacer, que es a lo que dijeron los españoles: seguir dándoles alegrías con este Gobierno progresista”, ha asegurado Peña

Guardar

Nuevo