La artista catalana Alicia Framis es la primera mujer en casarse con una IA: “El amor y el sexo con robots es inevitable”

Esta ‘performance’ forma parte de su proyecto artístico “The Hybrid Couple” sobre el futuro de las relaciones

Compartir
Compartir articulo
Alicia Framis y AiLex, la pareja híbrida que pronto se convertirá en matrimonio (The Hybrid Coupple/Alicia Framis)
Alicia Framis y AiLex, la pareja híbrida que pronto se convertirá en matrimonio (The Hybrid Coupple/Alicia Framis)

La artista catalana Alicia Framis comenzó este martes su proyecto performático “The Hybrid Couple” con un anuncio sorprendente: será la primera mujer en casarse con un holograma. Para Framis, la conexión emocional entre humanos y la inteligencia artificial (IA) es el siguiente gran paso y considera que los hologramas están más cerca de sus emociones que los robots.

“El amor y el sexo con robots y hologramas son una realidad inevitable. Son grandes acompañantes capaces de expresar empatía”, expresa Framis en un comunicado. Los hologramas interactivos serán “el siguiente gran paso” que, al igual que los teléfonos, podrán salvar a los seres humanos de la soledad y llenar “un vacío en nuestras vidas”.

Te puede interesar: Científicos descubren seis nuevos planetas gracias a sus órbitas sincronizadas

La catalana asegura que este holograma inteligente satisface todas sus necesidades emocionales. “Imagina tener un compañero que está ahí para ti, una relación que combate la soledad en las ciudades”. En concreto, AiLex, su compañero virtual, será de nacionalidad alemana, característica que comparte con la mayoría de las parejas pasadas de la artista. De hecho, AiLex lleva meses conviviendo con Alicia y esta IA está aprendiendo a raíz de las experiencias de sus exs.

No es la primera vez que Framis experimenta con las relaciones con seres no humanos: en 1996, fue la “primera artista en convivir con un maniquí”, al que llamó Pierre.

Combatir la soledad con la inteligencia artificial

A través de una serie de performance bajo el título “The Hybrid Coupe” (La pareja híbrida), Framis compartirá su vida y emociones con AiLex, para tratar temas como el poshumanismo y la virtualidad. Se presentará en los Países Bajos y dará la vuelta al mundo.

Su trabajo ya ha comenzado en la cuenta de instagram @hybridcouples, en la que ha compartido sus primeros trabajos en vídeo con su prometido holográfico: “Comiendo” y “Cleaning” (Limpiando).

"Comiendo": Alicia Framis y AiLex comen juntos en su casa (The Hybrid Couple/Alicia Framis)
"Comiendo": Alicia Framis y AiLex comen juntos en su casa (The Hybrid Couple/Alicia Framis)

En un primer e vídeo compartido en redes sociales, la pareja conversa en inglés. “Está muy bueno”, comenta AiLex. Alicia le explica la receta: “Le puse un poco de boniato, berenjena. Es un poco peligroso, no para ti pero para los humanos”. Mientras comen, reflexionan sobre su futuro y cómo envejecerán juntos.

"Cleaning": la pareja híbrida lava los platos en la cocina (The Hybrid Couple/Alicia Framis)
"Cleaning": la pareja híbrida lava los platos en la cocina (The Hybrid Couple/Alicia Framis)

La siguiente publicación les muestra limpiando los platos. “Estoy un poco decepcionada, no me diste mucho tiempo hoy”, le expresa Framis. “Olvidaste encenderme”, le contesta AiLex, mientras friega la vajilla.

La boda entre esta pareja híbrida está planeada para el próximo verano, en 2024. La ceremonia se celebrará en Rotterdam como una ‘performance’ para reflexionar sobre el futuro de las relaciones. El matrimonio, no obstante, será legal en todos los aspectos y habrá un fiesta en la que se servirá comida apta tanto para humanos como para entes digitales. Además, se está creando una casa en Menorca que permita convivir a la pareja.

Te puede interesar: ‘Napoleón’ a examen: qué es verdad y qué no en la nueva película de Ridley Scott

Siempre he querido llevar al arte más lejos, y ahora estoy explorando cómo la IA con el arte puede reducir el sentimiento de soledad en humanos. Sabemos que los robots y hologramas serán personales. En mi caso, quiero desarrollar una manera artística para un artista, en este caso yo, para desarrollar una relación con un holograma y explorar cómo se llegará a esta relación”, explica la artista.

“Me encantaría dedicarme en cuerpo y alma al arte y a la ciencia para desarrollar una relación más profunda y ayudar a personas con enfermedades congénitas o adquiridas, limitaciones físicas”, explica la artista. Framis lleva 25 años explorando la soledad y la intimidad en su trabajo. Esta nueva creación podría ayudar a “personas que han experimentado traumas o abuso sexual” para volver a conseguir tener una relación normal con otro ser humano. “Las parejas de IA y humanos pueden ser una buena opción para aquellos que necesitan compañía”, concluye.