Nicholas Burbules, experto en tecnología en la educación
Nicholas Burbules, experto en tecnología en la educación

En los últimos años, la tecnología en el aula acaparó gran parte de los debates sobre educación. Tanto que las ideas se repiten. Hay pocas voces originales, que aportan luz a la discusión. Nicholas Burbules, referente internacional en nuevas filosofías educativas, es una de esas voces.

Burbules da clases en la Universidad de Illinois, Estados Unidos. Escribió 16 libros y unos 200 artículos periodísticos; muchos de ellos con el foco puesto en el impacto de la tecnología en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Hoy, además, es el director de educación del Centro Nacional de Ética Profesional y de Investigación. De visita en Buenos Aires, invitado por la Secretaría de Cultura para participar del ciclo IDEAS, habló con Infobae.

-¿La escuela es permeable a las nuevas tecnología?

-Las nuevas tecnologías afectan a las escuelas en distintos grados. En algunos casos, hay decisiones políticas conscientes para llevar la tecnología a las escuelas. A veces son los estudiantes quienes las incorporan porque son una parte importante de sus vidas. En ocasiones, pasa por la forma en que las tecnologías fuera de las escuelas -en el hogar o en cualquier otro lugar- afectan las actividades dentro del colegio, como la forma en que estudian o hacen la tarea. De una forma u otra, la transformación está sucediendo. A veces para mejor, y a veces quizás no, pero de cualquier forma los educadores tienen que lidiar con estos cambios y tratar de convertirlos en herramientas educativas positivas.

-¿Cuánto cambia la tecnología el rol de los maestros dentro del aula?

-No es suficiente. No culpo a los profesores, pero su formación y antecedentes no siempre los preparan para este contexto que cambia rápidamente. A veces no tienen las alternativas suficientes para establecer lo que sucede en sus clases. Una gran parte de mi obra en esta área es alentar a los maestros a imaginar nuevas posibilidades audaces, no solo reformas marginales. Cuando eso sucede, sus ideas pueden ser trascendentales.

“De una forma u otra, la transformación está sucediendo”
“De una forma u otra, la transformación está sucediendo”

-¿Cree que los profesores todavía ven la tecnología como una amenaza, como una competencia?

-Algunos lo hacen. Cuando los maestros escuchan decir que los robots van a tomar sus trabajos, o que las nuevas tecnologías promoverán aún más la estandarización o la pérdida de control sobre sus aulas… creo que están comprensiblemente preocupados. Por eso siempre digo que, con la tecnología en la educación, el papel del profesor se vuelve aún más importante. Pero también muy diferente.

-¿Qué piensa sobre el uso de teléfonos celulares en el aula? Por ejemplo, en Francia decidieron prohibir los dispositivos.

-Estas son elecciones difíciles y se volverán más difíciles cuando las tecnologías sean "wearables" o no tan fáciles de prohibir. Pueden ser distracciones, pero sigo creyendo que el mejor enfoque es encontrar formas educativamente productivas para usarlas, al menos para una parte del plan de estudios, para que no se conviertan en una distracción o una tentación para hacer trampa. Pero también les digo a mis alumnos que la tecnología más importante en la actualidad es el interruptor "apagado".

-¿Hoy los chicos aprenden nuevas habilidades por su cuenta que la escuela no les da?

-Una parte clave de mi trabajo sobre la ubicuidad es que el aprendizaje se está convirtiendo en una oportunidad en cualquier momento y lugar. Entonces sí, creo que eso es inevitable. Los estudiantes encuentran recursos, información y habilidades en Internet, en sus vidas diarias y preocupaciones cotidianas. Están aprendiendo juntos y compartiendo conocimientos entre ellos.

-Esos serían los "pros". ¿Hay algún "contra"?

-El problema es que todavía necesitan ayuda para evaluar críticamente lo que encuentran en Internet. Necesitan ayuda para integrarlo con un aprendizaje más amplio en la escuela. ¿Es para mí o no es para mí? Los estudiantes deben beneficiarse tanto de las oportunidades de aprendizaje estructuradas como de las no estructuradas. Se tienen que combinar en una comprensión más amplia de cómo, cuándo y dónde ocurre el aprendizaje hoy en día.

Burbules estuvo en el ciclo Ideas
Burbules estuvo en el ciclo Ideas

-¿El gran objetivo de la tecnología en el aula es lograr la personalización total, de acuerdo a los ritmos y capacidades de cada alumno?

-Ese es un potencial emocionante y hay programas piloto que nos están moviendo en esa dirección. No hemos logrado un enfoque completamente individualizado o adaptativo para cada estudiante. Sería muy caro. Pero incluso los pasos parciales en esta dirección son beneficiosos. Necesitamos ir más allá de un mismo camino para todos y permitirles a los chicos que busquen caminos diferentes de aprendizaje hacia los mismos objetivos, y a veces, incluso, objetivos ligeramente diferentes.

-¿Qué piensa sobre el aprendizaje a distancia? ¿Puede ser tan efectivo como la experiencia cara a cara?

-La pregunta sobre "cuál es más eficaz" se ha malentendido. Si toma una sola medida, digamos rendimiento en pruebas estandarizadas, puede buscar investigaciones que avalen las dos dos modalidades. Pero creo que esa es la pregunta incorrecta. Primero porque no tiene que ser uno u otro. Existen muchos modelos de instrucción combinada o híbrida que incorporan los beneficios de ambos. Y la investigación sugiere que es el mejor enfoque de todos. Segundo, porque compararlos en términos de una sola medida de resultado, como puntajes de exámenes, oscurece los diferentes tipos de resultados y beneficios que el aprendizaje en línea o semipresencial puede tener para los estudiantes. Tercero, para mí, la pregunta no es una comparación en términos de medidas anteriores de éxito educativo, sino que replantea cuáles pueden ser algunos de los objetivos y metas de la educación.

-En su opinión, ¿cuál sería la experiencia de aprendizaje ideal?

-Voy a mencionar solo una dimensión. Creo que siempre fue importante, pero es aún más trascendente ahora, que el aprendizaje de los estudiantes se relacione con los problemas, las preguntas y las inquietudes que les preocupan en sus vidas. John Dewey dijo esto hace cien años, y sigue siendo cierto. A menudo critico el modelo "apréndanlo ahora, tal vez úselo más adelante" de gran parte de nuestro plan de estudios. Hace que los chicos vayan sin ganas a la escuela. Crea problemas motivacionales para los estudiantes: "¿Por qué es importante o es necesario aprender?" Las nuevas tecnologías permiten a los alumnos llevar el aprendizaje del salón de clases al mundo y llevar algunas de las preocupaciones y preguntas del mundo al aula. Aprovechemos eso, usemos eso para desarrollar una motivación diferente para el aprendizaje.

Seguí leyendo: