David Marcus es el mentor de la criptomoneda Libra de Facebook. (The New York Times)
David Marcus es el mentor de la criptomoneda Libra de Facebook. (The New York Times)

Recientemente Facebook anunció el lanzamiento de Libra, su propia moneda, para inicios de 2020 y al hacerlo generó conmoción en el mundo de las Fintech, los bancos y hasta las instituciones reguladoras.

La Libra será una criptomoneda que permitirá hacer pagos y movimientos de fondos a través de redes sociales de una manera barata, sencilla y global. Facebook busca con esto incentivar el comercio electrónico a través de sus plataformas (recordemos que también es dueño de WhatsApp y de Instagram) e ingresar a otros negocios financieros que ya han demostrado ser altamente lucrativos en otras regiones del mundo. Es paradigmático el caso de WeChat, la principal plataforma de chat de Asia, que permite movimientos de fondos por mensajes de textos.

Como el objetivo es que la Libra sea usada como moneda de intercambio, es importante para Facebook eliminar la inestabilidad de precios que tienen las criptomonedas más reconocidas como el Bitcoin. Para hacerlo, la Libra estará sustentada por una reserva de activos reales, de ahí el mote de "Stable Coin" (moneda estable). Esta reserva estará conformada por depósitos bancarios y títulos gubernamentales de países estables.

Además, para asegurar su correcta administración, se fundó en Ginebra la Asociación Libra, constituida por empresas reconocidas en la industria entre las que se encuentra la argentina Mercado Libre.

Es importante para Facebook eliminar la inestabilidad de precios que tienen las criptomonedas

A pesar de lo anterior, hay numerosos aspectos de la moneda que no conforman a los entes reguladores. Mark Zuckerberg tuvo que presentarse ante el congreso de Estados Unidos para explicar sus planes con la moneda y hasta Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, mostró su incomodidad. Los principales focos de la resistencia que recibe tienen que ver con los controles que se puedan tener para evitar factores como el lavado de dinero, la seguridad de los sistemas y la privacidad de los datos.

Probablemente, el camino hasta el lanzamiento de la moneda sea ríspido, más allá de eso, lo cierto es que la impronta de las Fintech está modificando drásticamente el ecosistema global de los negocios.

SEGUÍ LEYENDO: