Petrobras es una de las empresas más grandes de América Latina y cotiza en la Bolsa porteña.
Petrobras es una de las empresas más grandes de América Latina y cotiza en la Bolsa porteña.

La petrolera brasileña Petrobras, que en 2018 obtuvo beneficios tras cuatro años seguidos de pérdidas, considera que aún necesita de 2 o 3 años para recuperarse totalmente y obtener un lucro adecuado que le garantice retorno a sus inversores, afirmó su presidente, Roberto Castello Branco.

"El año pasado generamos un beneficio contable pero no lo suficiente en términos de caja para pagar todos los costos y garantizarle el retorno al capital de los accionistas. No fue suficiente", afirmó el presidente de la petrolera estatal en una rueda de prensa.

El presidente de la mayor empresa de Brasil afirmó que Petrobras viene adoptando diferentes medidas para reducir sus costos, aumentar su productividad, generar lucro, garantizarle el retorno a los inversores y alcanzar una "situación estable", pero que calcula que "eso sólo será posible en 2 ó 3 años".

"Los accionistas, entre ellos el Estado como mayoritario, invirtieron dinero esperando un retorno y tenemos que darles ese retorno. A pesar de que este año pagaremos dividendos, en la práctica no estamos cumpliendo con nuestros deberes con los accionistas y hace años que no los cumplimos", afirmó.

El año pasado generamos un beneficio contable pero no lo suficiente en términos de caja

La gigante brasileña divulgó que en 2018 registró un beneficio neto de 25.779 millones de reales (unos USD 6.915 millones), el primero tras cuatro años de pérdidas y el mejor resultado desde 2011, y que este año distribuirá a sus accionistas dividendos por 7.100 millones de reales (unos USD 1.893,3 millones) tras varios años sin ofrecer retorno.

Según Castello Branco, el beneficio de 2018 fue tan sólo contable y no fue suficiente para cubrir todas las necesidades de la empresa, por lo que le compañía sólo podrá considerarse totalmente recuperada tras 3 años.

"Yo estaré muy satisfecho cuando tengamos una baja exposición a la deuda, comparable con la de compañías similares, y cuando generemos un beneficio económico y no sólo contable", afirmó.

"De cualquier forma. Fue un resultado muy bueno, el mejor en muchos años y obtuvimos algunos récords", aseguró al citar el beneficio operacional ajustado (EBITDA) récord de 114.852 millones de reales (USD 30.783 millones).

La mayor empresa de Brasil informó que en 2018 registró un beneficio neto de USD 6.915 millones

Agregó que Petrobras concluyó el año pasado el pago de las indemnizaciones en Estados Unidos para poner fin a procesos judiciales por su implicación en el gigantesco escándalo de corrupción conocido como Lava Jato y que eso permitió poner fin a una incertidumbre que afectaba a la compañía. "Ahora podemos comenzar un nuevo ciclo", afirmó.

Agregó que para alcanzar una situación de estabilidad también será necesario disminuir aún más la deuda de la compañía y reducir la caja disponible de los actuales USD 14.000 millones a cerca de USD 10.000 millones, "que es lo mínimo y la meta".

Según el ejecutivo, Petrobras no necesita tener tantos recursos disponibles en su caja y tendría mejores resultados si los destina a inversiones productivas.

"En el pasado, por diferentes razones, la compañía llegó a trabajar con una caja de cerca de 26.000 millones de dólares. A primera vista, eso parece una señal de salud, pero no lo es. Ese capital podría ser usado en proyectos de la compañía, con una tasa de retorno mucho mayor. Eso es desperdicio de recursos", afirmó.

Agregó que lo mejor que Petrobras puede hacer con los recursos disponibles es invertirlos en las áreas en las que más tiene experiencia y en las que es más rentable, como la exploración y producción de petróleo y gas en aguas profundas.

En cuanto a la deuda bruta, admitió que la reducción en los últimos años desde USD 126.200 millones hasta USD 84.400 millones el año pasado, aún es insuficiente para garantizar una situación de estabilidad y una baja exposición a la deuda.

Castello Branco destacó la capacidad de Petrobras para reducir sus costos en los últimos año y anunció que en las próximas semanas la compañía anunciará un ambicioso programa de despidos voluntarios, que aún está en estudio y para el que aún no hay previsiones.

 

Seguí leyendo: