Dólar hoy: la cotización libre regresó al sendero alcista y cerró a $205 para la venta

La divisa informal ganó 1,50 peso. La brecha cambiaria con el dólar mayorista, a $117,86, alcanza el 73,9%

En 2022 el dólar pierde contra la inflación.
En 2022 el dólar pierde contra la inflación.

El dólar libre finalizó negociado con ganancia de 1,50 peso este lunes, a $205 para la venta. La divisa informal aún cae 3,50 pesos o 1,7% en el transcurso de 2022.

En tanto, la brecha con el tipo de cambio oficial, a $117,86 en el mercado mayorista, se asienta en el 73,9 por ciento.

El Banco Central adquirió USD 110 millones en la sesión mayorista, para cumula en mayo un saldo neto a su favor de unos USD 650 por su intervención cambiaria.

Las reservas internacionales se ubicaron el viernes en USD 41.288 millones, con una disminución de USD 521 millones en las pasadas cinco ruedas.

Según el Banco Central, los depósitos del sector privado en efectivo registraron en abril un aumento promedio mensual de USD 93 millones, con un incremento de 0,6 por ciento.

Este comportamiento estuvo vinculado a la evolución de los depósitos a la vista de personas humanas del segmento de entre USD 50.000 y USD 250.000 y por las colocaciones a plazo de personas jurídicas de más de USD 1 millón. Así, el saldo promedio mensual de los depósitos del sector privado se ubicó en USD 15.334 millones en abril.

“El problema que hoy tenemos es que no hay un ancla. Desaparecieron las anclas que puedan contener esta aceleración inflacionaria, que en estos meses ha sido muy impactante”, dijo en declaraciones a FM Milenium el economista Ricardo Delgado, director de la consultora Analytica.

No hay razones objetivas para tener una hiperinflación en este contexto. Estamos dentro de un acuerdo con el Fondo y puede ser ese el argumento que sostenga la posibilidad de evitar un estallido hiperinflacionario o algún evento cambiario que acelere muchísimo la tasa de inflación en los próximos meses”, agregó Delgado.

Martín Calveira, investigador del IAE Business School de la Universidad Austral, precisó que “en la comparación respecto del mismo mes del año anterior, el crecimiento del 58% se constituye como el mayor desde el inicio de la década de 1990 y previo a la implementación del régimen Convertibilidad. Por lo tanto, debe establecer una nueva alarma para la gestión de política económica, pues es un nivel similar a la de un régimen de inflación moderada-alta”.

“La nominalidad de 100% a la que se desplazó la economía durante abril no está siendo explicada en lo fundamental ni por un shock cambiario, ni por shocks externos, ni por shocks tarifarios sino por expectativa que no encuentran mas ancla que el atraso de tarifas que en algún momento deberá revisarse”, indicaron desde Consultatio Plus.

“Está claro que más allá de la cobertura inflacionaria, el mercado busca reducir exposición al riesgo que implicaría el tratamiento de la deuda en pesos luego de las elecciones presidenciales del año próximo -la evidencia empírica y los flujos actuales justifican-”, expresó Lucas Yatche, Head of Strategy and Investments de Liebre Capital

“Eso se ve reflejado en el diferencial de rendimientos de los bonos TX24 y TX23, que supo alcanzar máximos de 11% hace dos semanas, y si bien hoy se acerca al 7%, se mantiene por encima de la media. En este marco, va a ser de suma importancia la oferta de títulos que presente el Ministerio de Economía el jueves 19″, agregó Yatche.

SEGUIR LEYENDO: