“San Martín joven” de 500 pesos: por qué es el “santo grial” de los billetes argentinos y cuánto vale

El más caro tiene una particular combinación de firmas que corresponden a una impresión de mediados de la década de 1950. Se estima que en buen estado quedan menos de diez ejemplares

El billete de "San Martín joven", con las firmas Real-Alizon García, una joya de las más buscadas
El billete de "San Martín joven", con las firmas Real-Alizon García, una joya de las más buscadas

En constante búsqueda de los billetes argentinos antiguos más raros y escasos, los coleccionistas señalan que hay varios “tesoros” que se ubican entre los más valorados, con cifras que pueden alcanzar los $200.000 o más.

Entre los billetes más antiguos, uno de los más buscados es el billete conocido como “San Martín joven”, un papel de 500 pesos moneda nacional con la figura del General San Martín en su etapa de juventud. Pero no cualquiera de estos billetes tiene un valor especial. Son solo los que llevan las firmas de Pedro Eduardo Real y Julio Emilio Alizón García, que fue titular del Banco Central entre 1955 y 1956.

“Hay muchos diseños de este billete, pero los que lo coleccionan buscan las firmas. En general, los billetes tienen las firmas del presidente del Banco Central o del presidente del Senado y hay algunos casos donde salen muy pocos billetes con determinada firma, o porque ese funcionario se fue muy rápido o porque de esa combinación de firmas se imprimieron muy pocas”, explicó Ariel Dabbah, miembro titular del Instituto Federal de Investigadores Numismáticos (Ifinra) y autor del libro “Errores de acuñación en la amonedación nacional 1881-2015″.

El billete más raro de los denominados de $500 San Martín joven es el que tiene las firmas de Real - Alizón García. Son los que tienen los números de serie que van de 4.620.000 a 4.691.000. Una tirada de apenas 31.000 billetes nada más de la que se estima que en buen estado deben quedar menos de diez. Por eso son extremadamente raros frente a los otros billetes de $500 de la misma época que son más comunes”, agregó Dabbah. ¿Cuánto pueden valer? De acuerdo con datos de casas especializadas, su precio supera los $200.000.

Billete de la Caja de Conversión, previo a la creación del Banco Central
Billete de la Caja de Conversión, previo a la creación del Banco Central

Otras de las joyas buscadas por los coleccionistas son los billetes argentinos que se imprimieron antes de la existencia del Banco Central, que fue creado en 1935 como una entidad mixta con participación estatal y privada, que tenía entre sus funciones la exclusividad en la emisión de billetes y monedas.

Antes del Banco Central, el organismo responsable de la emisión de billetes y monedas era la Caja de Conversión, una institución financiera creada en 1890, mediante la Ley 2.241. En 1895 esta caja emitió los primeros billetes Peso Moneda Nacional a nombre de “La Nación Argentina”.

Billete anulado, con letras perforadas, que se subastará esta semana
Billete anulado, con letras perforadas, que se subastará esta semana

Los billetes más apreciados por los coleccionistas son los emitidos por la Caja de Conversión, pero no todos. Los más raros y valiosos son los billetes de $500 y de $1.000. Los de menor denominación (50 centavos, un peso, cinco pesos y diez pesos) son algo más frecuentes y no tan codiciados por los coleccionistas.

Los billetes más valiosos de la Caja de Conversión son los de mayor denominación. El resto son más comunes aunque hay algunos buscados porque tienen firmas raras. A partir de los $50 todos tienen mucho valor”, agregó Dabbah.

Los billetes de más denominación son más buscados
Los billetes de más denominación son más buscados

Esta semana, en la casa de subastas Río de La Plata Numismática, donde se realizan subastas de monedas y billetes antiguos, se vendió un billete de la Caja de Conversión de $1.000 por USD 1.300. Llevaba la firma de Mallea Gil-Rosa. También se vendieron billetes de $500 de la misma época por USD 400.

En los próximos días, Río de La Plata Numismática prevé subastar una rareza de $1.000 de la Caja de Conversión que lleva escrita la palabra anulado (con letras hechas en perforación) y las firmas de Mallea Gil-Castex. El precio base es de USD 700 pero estiman que su valor final estará por encima del doble de esa cifra.

“Hoy veo que hay mucho movimiento de coleccionistas. Con las monedas y billetes, hubo recambio generacional. No pasó lo mismo con los coleccionistas de estampillas, donde ya no hubo recambio y quedan muy pocos”, remarcó Dabbah. “Además la pandemia generó muchos coleccionistas nuevos que se empezaron a interesar por un pasatiempo cuando se encontraron con un tiempo que antes quizás no tenían. Hay una vuelta a los pasatiempos en general”.

SEGUIR LEYENDO:

Información provista porInvertir Online