El impacto de la pandemia en los ingresos

A lo largo de las distintas etapas de las restricciones aplicadas a la actividad económica para enfrentar al coronavirus, hubo un efectos sobre los recursos de todos los segmentos sociales

Foto: EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo
Foto: EFE/Jeffrey Arguedas/Archivo

La pandemia y las cuarentenas han tenido múltiples efectos sobre la población. En lo económico, como no podía ser de otra manera, el impacto fue significativo. Según el Indec, por ejemplo, la economía en 2020 cayó 9,9% y aumentaron las personas que trabajan desde sus hogares (6,1% en el primer trimestre de 2020 a 17,1% en el mismo trimestre de 2021) o con sus propias máquinas y equipos (2,6% a 11,5% para los mismos períodos).

En este marco, y con el fin de ver si hubo diferencias en el impacto entre los distintos grupos sociales, un análisis esencial para realizar es el de la evolución de los ingresos individuales. Si se toman los datos de ingresos medio por quintil de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH INDEC) entre el cuarto trimestre de 2019 y el primero de este año, y se los reexpresa en pesos del primer trimestre de este año, utilizando el Índice de Precios al Consumidor (IPC) nivel general, puede observarse lo siguiente:

1 - Entre el cuarto trimestre de 2019 y el primero de 2020, los ingresos medios habían crecido en términos reales un 13,1%. Todos los quintiles aumentaron su ingreso real, siendo el segundo quintil el que más creció (19,1%).

2 - En el segundo trimestre, en el que el impacto de la cuarentena estricta fue mayor, el ingreso medio real perdió 16,3% con respecto al trimestre anterior. Pero, mientras el quintil de menores ingresos perdió 3,8%, el segundo, tercero y cuarto perdieron 14,3%, 17,5% y 15,2%, y el de mayor ingreso 18%.

3 - El tercer trimestre se caracterizó por el relajamiento de la cuarentena, una recuperación del ingreso de parte de la población ocupada, y la erosión de los perceptores de ingresos fijos por efecto de la inflación. El ingreso real promedio mejoró un 10,5% con respecto al trimestre previo, alcanzando un nivel similar al último trimestre de 2019. Los dos quintiles de menores ingresos mejoraron 5,4% y los siguientes 8,5%, 9,5% y 13,2% respectivamente.

Los sectores de menores ingresos pudieron sostener o mejorar marginalmente sus ingresos reales en el segundo y tercer trimestre. Sin embargo, muchos vieron menguar de manera no trivial sus ingresos una vez transcurridos lo peor de la cuarentena

4 - En el último trimestre del año pasado el ingreso real nuevamente se deteriora con respecto al período previo (10,3%), compensando la mejora de los tres meses anteriores. Las mayores pérdidas se dan en los extremos. El primer quintil pierde 16,3% y el quinto un 11,4%.

5 - En el primer trimestre de 2021 el aumento promedio con respecto al anterior fue de 14,3%, con un comportamiento ya visto en el tercero de 2020: mientras el primer quintil mejora un 7,1%, el aumento es mayor en la medida que se sube en la escala de ingresos, tal que en el quinto quintil llega a 17,4%.

6 - Finalmente, si se compara el cuarto trimestre de 2019 y el primero de este año, el crecimiento del ingreso medio total fue de 7,1% y, una vez más, el cambio no es parejo, mejorando según se sube en la escala. Los del primer quintil pierden 2,8% y los del quinto aumentan su ingreso real en 9,3%.

De lo analizado, puede notarse lo siguiente:

1 - A todos los niveles de ingreso no les fue igual durante la pandemia. Los sectores de menores ingresos pudieron sostener o mejorar marginalmente sus ingresos reales en el segundo y tercer trimestre. Sin embargo, muchos vieron menguar de manera no trivial sus ingresos una vez transcurridos lo peor de la cuarentena.

2 - Los individuos del tercer, cuarto y quinto quintiles soportaron fuertes fluctuaciones en los cinco trimestres, aun cuando mejoraron en términos reales cuando se compara el cuarto trimestre de 2019 y el primero de este año.

En conclusión, la cuarentena, la inflación y las políticas aplicadas impactaron de manera bastante distinta entre los habitantes, no sólo según su nivel de ingreso, sino también según transcurrían los trimestres. Si bien se pueden usar otras metodologías de cálculo y realizar otros análisis, tanto o más pertinentes a lo expuesto, surgen indicios para pensar que, a fin de ser más asertivos en las futuras políticas públicas de estabilización del ingreso real, convendría efectuar un análisis costo efectividad de estas para obtener algunas lecciones relevantes de la crisis.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

Información provista porInvertir Online