Vaca Muerta: cuánto dinero pierden las empresas por los cortes en las rutas de Neuquén

Antes de que comenzaran los cortes de ruta, el pasado 7 de abril, Vaca Muerta había logrado alcanzar su mayor nivel histórico de actividad medido por cantidad de fracturas

Unos 45 equipos no pueden operar a causa de los bloqueos
Unos 45 equipos no pueden operar a causa de los bloqueos

Mientras la provincia de Neuquén está jaqueada desde hace dos semanas por los cortes de ruta, las empresas petroleras que operan en Vaca Muerta ya estiman pérdidas acumuladas de USD 30 millones, a medida que es cada vez más difícil el traslado de insumos para las maquinarias que operan los pozos y para el personal, que tampoco puede ser relevado.

Según fuentes del sector, actualmente persisten en la provincia casi 30 cortes de ruta que mantienen prácticamente paralizada la actividad petrolera de Neuquén y que complican el abastecimiento de combustible en toda la Patagonia Norte. Este jueves se sumaron bloqueos en los puentes que unen Neuquén y Río Negro.

En cuanto a la producción, se registra una pérdida de unos 3 millones de metros cúbicos y alrededor de 5.000 barriles de petróleo diarios, un volumen que se incrementa a medida que pasan los días

Se estima que hay unos 45 equipos de perforación, fractura y terminación (proceso para poner en marcha los pozos) que no pueden operar a causa de los bloqueos. Hay otros 10 que podrían parar su actividad en los próximos días si no logran ser abastecidos.

En cuanto a la producción, se registra una pérdida de unos 3 millones de metros cúbicos y alrededor de 5.000 barriles de petróleo diarios, un volumen que se incrementa a medida que pasan los días. Pero, más allá de las pérdidas de las empresas –que deben pagar por el alquiler de equipos y de servicios aunque no pueden utilizarlos–, se calcula que hay alrededor de 3 millones de metros cúbicos diarios de producción comprometidos para el Plan Gas que no llegarán a estar a tiempo para el invierno.

Hay problemas para relevar a los trabajadores que están en los yacimientos
Hay problemas para relevar a los trabajadores que están en los yacimientos

Esta limitación puede llevar al Estado a tener que cortar el gas para las centrales eléctricas o la industria o a tener que suplantarlo por alternativas más caras. Esos son los primeros sectores que sufren la menor oferta, ya que el gas que reciben los usuarios residenciales no se puede interrumpir porque se trata de un servicio público.

Por otro lado, aunque la situación comenzó a normalizarse, se estima que unas 70 estaciones de servicio –de YPF y de otras empresas– tienen algún tipo de faltante de combustible en Neuquén y Río Negro. Aunque los camiones ya están pudiendo despachar combustible, demorará unos días llegar al abastecimiento habitual.

Antes de que comenzaran los cortes de ruta, el pasado 7 de abril, Vaca Muerta había logrado alcanzar su mayor nivel histórico de actividad medido por cantidad de fracturas. En marzo, se alcanzaron 751 etapas de fractura por parte de las distintas petroleras que operan en áreas de recursos no convencionales, por encima de las 746 registradas en febrero de 2019.

Antes de que comenzaran los cortes de ruta, el pasado 7 de abril, Vaca Muerta había logrado alcanzar su mayor nivel histórico de actividad medido por cantidad de fracturas

Los datos corresponden a un informe de la firma NCS Multistage, en el que se reflejó la tarea de las principales operadoras tanto en las áreas de petróleo y de gas natural como en las reservas no convencionales de shale y tight. Este récord histórico se atribuyó al Plan Gas que hasta el momento venía empujando la actividad. Además, el nivel de precios internacionales había vuelto a hacer rentables a muchos proyectos. Entre las empresas con más actividad de fractura se habían ubicado YPF y Tecpetrol, seguidas por Shell, Pan American Energy, Pluspetrol, Chevron, ExxonMobil y Vista Oil&Gas.

En una carta enviada el miércoles al gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, al ministro de Economía, Martín Guzmán, y al secretario de Energía, Darío Martínez, la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos (CEPH) pidió la intervención de las autoridades provinciales y federales para poner fin a los bloqueos y cortes totales en las rutas.

Según explicaron, la situación impide la puesta en producción de nuevos pozos indispensables para abastecer las necesidades de gas y petróleo en el próximo invierno. “El impacto inmediato es claro: el retraso en el desarrollo de nuevos pozos obligará a nuestro país a importar con sentido de urgencia más combustibles líquidos (gasoil y fuel oil) o GNL (gas natural licuado) a través de los barcos regasificadores, por un costo aproximado adicional para la balanza comercial argentina de USD 190 millones”, detallaron.

Los Trabajadores Autoconvocados de la Salud rechazaron una oferta realizada por el gobernador Gutiérrez, de un bono de $30.000, que luego fue elevado a $40.000. Mientras la provincia ofrece un bono extra a pagarse en tres cuotas, los trabajadores piden un aumento salarial del 40 por ciento

A esto se suman montos adicionales de USD 13 millones diarios. “La producción perdida por estos retrasos demandará varios meses en recuperarse, dada la escasa disponibilidad en el mercado local de los equipos requeridos para fracturar los pozos y sus servicios asociados”, agregaron.

Las protestas en las rutas neuquinas también generan preocupación en los gremios petroleros. El Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa presentó un amparo ante la Justicia para que se garantice el acceso a los puestos laborales. Además, la situación también afecta a otros sectores como camioneros o trabajadores de la construcción que desarrollan sus tareas en Vaca Muerta.

Los bloqueos comenzaron hace dos semanas cuando grupos internos de la rama salud de la Asociación de Trabajadores de la Salud (ATE) desconocieron un acuerdo salarial con el Gobierno provincial. Los Trabajadores Autoconvocados de la Salud rechazaron una oferta realizada por el gobernador Gutiérrez, de un bono de $30.000, que luego fue elevado a $40.000. Mientras la provincia ofrece un bono extra a pagarse en tres cuotas, los trabajadores piden un aumento salarial del 40 por ciento.

SEGUIR LEYENDO:


Información provista porInvertir Online