Los consejos financieros de una conocida youtuber para no gastar en exceso y vivir bien pero sin deudas

Con cientos de miles de seguidores en las redes, la joven explica su experiencia para atravesar situaciones complejas cuando uno se queda sin dinero

Aja Dang, influencer y consejera financiera
Aja Dang, influencer y consejera financiera

Una conocida youtuber entendió mejor que muchos ministros de Economía y empresarios que uno no debe gastar más de lo que gana. Por esta razón, cuando Aja Dang, de 34 años, terminó de saldar una deuda de casi 200.000 dólares que tenía repartida entre varios préstamos, no intentó ni siquiera por un segundo de volver a endeudarse. “Pasar tanto tiempo haciendo algo de forma agresiva, retroceder, no está en mi naturaleza”, le dijo a Busines Insider.

Dang es una creadora de contenidos de estilo de vida a través de varias plataformas de medios sociales, sobre todo en su canal de YouTube, donde tiene 474 mil suscriptores, con una popularidad en ascenso sobre todo tras compartir su experiencia para cancelar sus créditos estudiantiles en un increíble período de sólo dos años.

En sus redes exhibe la siguiente presentación: “De Hawai a Los Ángeles. Amo a los perros más que a las personas. y ocasionalmente publico en las redes sociales”; su último posteo en YouTube fue “Las cuatro mentiras que sobre el dinero que les dicen a las mujeres”.

Un año después de haberse liberado de esas deudas, las finanzas de Dang están mejor que nunca, según la nota de BI. Se ha mantenido sin nuevos créditos y ha aumentado su conocimiento sobre el mundo financiero; utilizó las lecciones y habilidades que adquirió mientras pagaba sus préstamos para adoptar decisiones monetarias inteligentes para el presente y el futuro. Y, aunque ya no está endeudada, “sus suscriptores siguen acudiendo a ella en busca de consejos financieros, con algunos de sus vídeos recientes en los que se habla de los “side hustles”, los cheques de estímulo, lo que gasta en una semana y lo que hay en su presupuesto”.

Tras saldar una deuda, Aja se convirtió en una experta financiera
Tras saldar una deuda, Aja se convirtió en una experta financiera

Así, se diferencia de la situación de muchas personas a las que el tiempo que viene después de pagar la deuda “puede sentirse como un territorio desconocido. Después de pasar meses o incluso años presupuestando y vigilando cada céntimo, muchos pueden no estar seguros de qué hacer con su dinero cuando ya no tiene que destinarse a la deuda”. Pero sin los pagos de los préstamos, pueden tener más ingresos disponibles que pueden destinarse a diferentes objetivos, se explicó.

Si bien Dang sabía que nunca volvería a endeudarse, esta ventaja no significaba que pudiera dejar de trabajar duro o de ser consciente de sus finanzas. Para asegurarse de que la conversación en torno a la deuda no terminara cuando se concretase el último pago, Dang compartió los consejos que ha aprendido desde que se liberó de las deudas, junto con los lugares en los que pone su dinero ahora que ya no se destina al pago de deudas.

1. Celebrá tu victoria antes de buscar otro objetivo:

“Les recomendaría encarecidamente que se tomaran un respiro antes de pasar a la siguiente meta”, afirmó Dang, al reconocer que esto podría ser difícil para algunas personas que han pasado tanto tiempo focalizadas en un resultado singular. “Es difícil de hacer... pero también hay que disfrutar del hecho de haber logrado algo que mucha gente nunca podría conseguir”.

Recomienda celebrar las victorias antes de lanzarse inmediatamente al siguiente reto. Su primera gran compra “sólo para ella” después de pagar su deuda fue una batidora. En un video de YouTube que describe la compra, Dang dijo: “Nunca había gastado esta cantidad de dinero en mí misma, de forma tan espontánea; siento que me lo merezco”.

2. Mantener controlado el estilo de vida:

Muy poco ha cambiado para Dang desde que presentó el último pago de su préstamo hace un año y medio. No se gastó su presupuesto ni compró inmediatamente todo lo que tenía a la vista. En cambio, utilizó las habilidades que desarrolló mientras pagaba sus deudas -como la elaboración de presupuestos, el seguimiento de los ingresos y la disciplina- para tomar continuamente decisiones inteligentes con su dinero.

Dang generó su propio fondo de emergencia
Dang generó su propio fondo de emergencia

Mi vida no ha cambiado en absoluto desde que me liberé de las deudas”, explica Dang. Continúa escribiendo sus presupuestos todos los domingos, de la misma manera que lo hacía cuando estaba pagando su deuda; no realiza compras frívolas ni vive por encima de sus posibilidades; cada semana revisa su situación financiera, teniendo en cuenta sus ingresos, las facturas y cualquier otro objetivo u obligación financiera. “Todavía no vivo en exceso”, aclara.

3. Construí un fondo de emergencia una vez que hayas saldados tus deudas

Después de pagar todas sus deudas, la siguiente prioridad financiera de Dang fue crear un fondo de emergencia, como ocurre con los países que tienen “fondos anticíclicos”. Los fondos de emergencia, que suelen cubrir entre seis meses y un año de gastos, son un importante colchón financiero en caso de que ocurra algo inesperado, como la pérdida de ingresos. Si ocurriera lo peor, tener un fondo de emergencia completo también garantizaría una red de seguridad para no tener que pedir un préstamo personal o acumular grandes saldos de tarjetas de crédito con altos tipos de interés. “He ahorrado seis meses de fondo de emergencia; tengo 35.000 dólares ahorrados”, acotó Dang con orgullo. Dado que ella trabaja como creadora de contenidos a tiempo completo y recibe una remuneración similar a la de un empleado autónomo, tener un fondo de emergencia le proporciona una sensación de seguridad, sobre todo si sus clientes le pagan tarde o no pagan; si tiene un mes flojo, su fondo de emergencia le brinda ese colchón y protección.

Dang se centra ahora en otros objetivos financieros a largo plazo. Actualmente, se focalizó en otros objetivos a largo plazo. “Todo el dinero extra que tengo y que habría destinado a los pagos del préstamo, ahora se destina a otros objetivos financieros, como ahorrar para un pago inicial o para la jubilación”, dice Dang.

Además de sus propias finanzas, incluso ha creado un planificador que ayuda a la gente a priorizar y visualizar sus objetivos financieros en su vida diaria. En este sentido, dijo que su mentalidad con el dinero no cambió después de salir de las deudas; cambió cuando decidió empezar a pagarlas. “Sólo hay que comprometerse”, dice. Después de eso, se trata de seguir con disciplina y trabajo desde el primer pago hasta el último y cualquier objetivo posterior”. Lo dice segura de si misma y al tanto de que sus consejos se escuchan cada día más a través de las redes.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online