Mercados: toma de ganancias para las acciones argentinas, en línea con la tendencia de las plazas externas

Los ADR de empresas argentinas perdieron hasta 4% en Wall Street, encabezadas por el sector bancario. Los bonos en dólares repuntaron 1,5% y el riesgo país cayó debajo de los 1.400 puntos

Un operador hace una pausa en su trabajo diario en la Bolsa de Comercio porteña. (Reuters)
Un operador hace una pausa en su trabajo diario en la Bolsa de Comercio porteña. (Reuters)

Los índices de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires operaron al cierre con mínima suba este viernes, aunque los ADR en el exterior reflejaron predominio de bajas, en línea con la tendencia de las plazas externas, afectadas por la incertidumbre sobre las negociaciones de estímulo fiscales en Estados Unidos y un complicado diálogo del Brexit en Europa, pese a los avances en las vacunas contra el Covid-19.

De todos modos, en el plano local la cautela siguió dominando el apetito inversor a la espera de noticias sobre las negociaciones del gobierno de Alberto Fernández con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por un programa de facilidades extendidas.

El índice S&P Merval de Buenos Aires subió un leve 0,2%, a 53.822 unidades, luego de subir un 3,3% en la víspera.

En Wall Street, las principales referencias operaron en rojo la mayor parte de la rueda, mientras que los ADR de compañías argentinas que son operados en dólares en Nueva York cayeron hasta 4%, liderados por los papeles del sector bancario.

Los analistas de Puente señalaron que la retracción de las cotizaciones en Wall Street “refleja cierto grado de cautela, que está mayormente asociada al nuevo estancamiento en las negociaciones en el Congreso sobre la siguiente ronda de estímulos fiscales en Estados Unidos, y a peores datos de subsidios por desempleo a los esperados en el mercado laboral de ese país”.

Las acciones argentinas completan la semana “corta” con escasas variantes de precios, tanto en dólares como en pesos

Asimismo, el incremento de las muertes en Estados Unidos moderó el entusiasmo por los desarrollos de las vacunas contra el Covid-19, con proyecciones de fallecimientos diarios similares a los de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en cada día de los próximos meses, pese a un rápido despliegue de inoculaciones que podría comenzar el lunes en el país norteamericano.

En el plano doméstico, el ministro de Economía argentino, Martín Guzmán dijo a Reuters que las dificultades que sufre el peso argentino no se resolverán con “una sola medida”, sugiriendo que el peso mantendrá una lenta depreciación en lugar de una abrupta devaluación.

Los bonos soberanos con ley extranjera destacaron al experimentar una mejora de precios del orden del 1,5% en promedio, con un riesgo país de JP Morgan que descendió 22 unidades, a 1.396 puntos básicos.

“Respecto a las negociaciones con el FMI, el propio Guzmán anticipó que llevarán un tiempo y que quizás haya que esperar hasta marzo próximo para tener definiciones”, indicó un informe del Grupo SBS.

“Algunos inversores aprovechan y deciden tomar posiciones en bonos en dólares. También en bonos provinciales, los cuales vienen avanzando en sus negociaciones, tal es el caso de Neuquén o Chubut, que llegó a un acuerdo con acreedores. Lentamente, se van alineando las reestructuraciones, aunque queda pendiente la de la Provincia de Buenos Aires”, afirmó Santiago Abdala, director de Portfolio Personal Inversiones.

“De hecho, algunas noticias de avance en algunos de los caminos, sumado al nivel castigado en los precios y al beneficio impositivo que puede haber, también pueden inclinar la balanza a este tipo de activo”, agregó.

Seguí leyendo: