Se reúne el directorio del Banco Central para destrabar las transferencias en moneda extranjera y al dólar ahorro

Preparan una aclaratoria que permita a los bancos activar las transferencias electrónicas en moneda extranjera. Mientras tanto, bancos y reguladores apuran la vuelta de las ventas de dólares

La reunión de cada jueves del directorio del Banco Central tendrá como eje hoy los problemas de implementación de las nuevas trabas cambiarias
La reunión de cada jueves del directorio del Banco Central tendrá como eje hoy los problemas de implementación de las nuevas trabas cambiarias

El directorio del Banco Central (BCRA) se reúne hoy como cada jueves, pero con un problema principal en mente. El tema esencial del día para la reunión conducida por Miguel Pesce es el virtual feriado cambiario en el que cayó la venta minorista luego de que el 15 de septiembre pasado se impusieran una percepción del 35% a cuenta de Ganancias y Bienes personales a las compras de divisas, además de toda clase de cruces de datos para impedir que beneficiarios de planes sociales y personas sin ingresos propios puedan usar el cupo de USD 200 mensuales, entre otros límites. La solución para la vuelta de las ventas de dólar para ahorro no requiere de cambios normativos, pero los directivos de la autoridad monetaria sí preparan alguna aclaratoria para destrabar a las transferencias electrónicas en dólares, que quedaron inhabilitadas temporalmente hasta que los bancos puedan adaptar sus sistemas a las nuevas reglas.

Según pudo averiguar Infobae, el clima entre bancos y el BCRA se distendió enormemente en las últimas horas. Las nuevas normas cambiarias forzaron a las entidades a hacer una larga serie de verificaciones antes de permitir compras de divisas. Tienen que consultar a Anses que el comprador no sea beneficiario de planes sociales y que tenga ingresos propios, con la AFIP que no haya tomado créditos a tasa cero en el contexto de pandemia, con la Comisión Nacional de Valores que no haya operado dólares financieros (como el contado con liquidación) y con el propio sistema bancario que no haya hecho consumos en moneda extranjera que, por su monto, impidan o limiten la cantidad de dólares que tiene autorizado comprar. Fueron, hasta ahora, 7 días hábiles de feriado cambiario virtual para minoristas.

Los chequeos de información también corren para la acreditación de dólares en cuentas en moneda extranjera. Una medida pensada para impedir que “coleros digitales” cedan su cupo a terceros pero que terminó con efectos no deseados. Como los bancos no tenían la posibilidad de revisar toda la información requerida antes de una acreditación, optaron por interrumpir las transferencias electrónicas en dólares. Desde el 16 de septiembre sólo las permiten entre cuentas del mismo titular.

Miguel Pesce, presidente del Banco Central
Miguel Pesce, presidente del Banco Central

Hoy, los directores del Central buscarán una solución para las transferencias. Una de las posibilidades que se analizaba hasta ayer era emitir una “Comunicación C” aclaratoria que suavizara las necesidades de cruce de datos antes de permitir acreditaciones en cuentas en dólares. Con ello, explican en los bancos privados, las transferencias electrónicas se podrían habilitar prácticamente de inmediato.

Pero los directores también van a buscar otras formas de permitir a los bancos hacer menos controles y liberar así esos movimientos sin necesidad de corregir las normas ya emitidas. Una forma más honrosa de retroceder.

“Quizás haya alguna palabra, repito, palabra para corregir", admitió una fuente del BCRA.

Detrás del celo de los bancos por cumplir a rajatabla las flamantes normas cambiarias hay un descontento del sector con su ente regulador, el BCRA. La decisión en las oficinas de compliance -los encargados de hacer respetar las normas legales dentro de cada banco- es no dar un sólo paso sin estar completamente seguros de que lo hacen con el aval regulatorio. Así, se quieren cuidar ante posibles sumarios y sanciones futuras si por algún motivo un desacuerdo con los reguladores los lleva a buscar pequeños pecados para perjudicarlos.

También, el hartazgo por un esquema cambiario que cada mes les satura los portales con compradores de divisas y les hace caer sus sistemas. El costo reputacional que pagan los bancos cuando se reabre cada cupo mensual, dicen, ahora recae sobre el Banco Central que es el que diseñó la nueva normativa.

El principal problema que sufrió el nuevo esquema cambiario fue la necesidad de consultar bases de datos de Anses para evitar que beneficiarios de planes sociales como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) compren dólares. La entidad que conduce Fernanda Raverta mostró muy poca predisposición a dejar que los bancos accedan a sus datos en lo que, entienden, fue una decisión de escritorio poco informada respecto a lo que hacen los 8,9 millones de beneficiarios del IFE. A la situación cambiaria, entienden en el organismo previsional, no la complicaron las personas que necesitaron apoyo económico durante la pandemia.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

Finalmente, la urgencia por no hacer olas de más fue más fuerte y la Anses dio acceso a su base de datos al Banco Central. Los bancos accederán a la información necesaria a través de la autoridad monetaria, en forma indirecta, algo que no complica para nada su posibilidad de adaptar sus sistemas para que la venta de dólares para ahorro sea automática y no implique una revisión a mano caso por caso.

La vuelta al funcionamiento del dólar ahorro, se ilusionan en la calle Reconquista, podría reactivarse tan pronto como mañana. Lo mismo las transferencias en dólares. En los bancos son optimistas con las transferencias. Admiten, además, que una vez que accedan a los datos provistos por la Anses y redirecciónados por el Banco Central, la implementación no tardará mucho.

“Es... posible el viernes. El lunes es más probable”, dijo una fuente con conocimiento del tema en el sector bancario, en referencia a cuándo los bancos van a poder volver a vender dólares para atesoramiento.

Si ese cronograma se cumple, o no se incumple por mucho, llega justo a tiempo. El 1° de octubre, jueves próximo, se renueva el cupo mensual de USD 200 y, aunque se trate de un dólar encarecido por la percepción del 35% y limitado a muchos menos compradores, el interés de los ahorristas por revisar si tienen o no cupo se espera que sea importante.

El mes pasado, se estima, cerca de 5 millones de compradores hicieron uso de su cupo mensual y explicaron, en buena medida, que el Banco Central tuviera que vender cerca de USD 1.300 millones en el mes para abastecer a esa demanda, entre otras. La sangría como mínimo se va a reducir por la enorme cantidad de rechazados.

Seguí leyendo:

El FMI confirmó que enviará una misión a la Argentina a principios de octubre

Eduardo Costantini: “El Gobierno no ve la envergadura de la crisis que estamos por afrontar”

Dólar: los 8 impactos negativos que generaron los nuevos controles cambiarios


MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS