Dólar: los 8 impactos negativos que generaron los nuevos controles cambiarios

Desde que se anunciaron las nuevas restricciones cambiarias la semana pasada, el dólar libre subió 10% y el contado con liquidación alcanzó un récord de $150, que llevó a la brecha con el oficial al 100 por ciento

jgasalla@infobae.com
Las medidas de controles de cambio más estrictos generaron tensión en el mercado. (EFE)
Las medidas de controles de cambio más estrictos generaron tensión en el mercado. (EFE)

Las medidas para ajustar el control de cambios anunciadas por el Banco Central hace nueve días trajeron en lo inmediato un deterioro de varios indicadores relacionados a los precios y las transacciones en dólares.

El virtual feriado cambiario, debido a las dificultades para cruzar datos entre los bancos que venden dólar “ahorro” y los organismos públicos que intervienen en el control de cambios –AFIP, Anses, CNV–, intensificó la presión alcista en las cotizaciones que se transan por fuera del cepo.

Suba del dólar libre. El tipo de cambio informal subió 9,8% desde el 14 de septiembre y alcanzó valores récord de $145, ante la previsión de una restricción en las ventas de dólares oficiales. Además, el canal de transmisión de precios que se da a través de las maniobras del “puré” –reventa de oficial en el mercado negro– le pone un piso al alza a los precios de compra y venta marginal. Con un dólar “ahorro” que sube 65%, a $132 por la doble imposición del impuesto PAIS y el adelanto de Ganancias, el precio de compra del dólar libre debe superar ese umbral, con su correspondiente spread de venta.

Trabas al dólar MEP. Esta operatoria bursátil –en la práctica una transacción entre privados– permite a acceder a dólares acreditados en una cuenta en el sistema financiero local. Las trabas a las transferencias de estas divisas entre cuentas de un mismo titular entre Sociedades de Bolsa y bancos presionó al alza de la cotización, a un nivel máximo de 135 pesos, un 9,4% más caro que los $123,38 del 14 de septiembre, previo a los anuncios. Esta paridad había descendido debajo de los $110 a principios de julio.

Contado con liqui récord. La paridad bursátil implícita en la compraventa de acciones y bonos que cotizan en simultáneo en pesos y en dólares llegó a los $150, un récord, para posicionarse como el tipo de cambio más caro entre los alternativos. A diferencia del MEP, sobre esta operatoria no rige el parking, que obliga a retener los títulos antes de transformarlos en divisas, mientras que permite acreditar los dólares en el exterior. Estos dos factores potenciaron la demanda y también la brecha respecto del MEP, que superó el 10 por ciento.

A YPF la alcanzó el nuevo cepo a empresas: su acción cayó 28% en dólares en seis ruedas bursátiles

Salto de la brecha cambiaria. Con la gradual alza del dólar oficial –a $75,78 en el mercado mayorista–, la brecha con el dólar libre traspasó el 90% y rozó el 100% con el contado con liqui. Estas brechas son una referencia que influye negativamente sobre las expectativas de devaluación de los agentes económicos. De hecho, el ministro de Economía Martín Guzmán dijo a Infobae: “La brecha cambiaria es un problema y buscamos reducirla sin una devaluación”.

“Si la brecha continúa alta, los incentivos para comprar oficial y vender en el mercado informal continuarán. Es cierto que el Gobierno posee cierto poder de fuego en el tipo de cambio paralelo ya que es tenedor de títulos en dólares por unos USD 7.500 millones. Y aunque podría usarlos para reducir la brecha circunstancialmente en poco tiempo estaremos en la línea de partida y sin respaldo”, destacó Iván Cachanosky, economista Jefe en la Fundación Libertad y Progreso.

Golpe al valor de acciones. Los títulos privados cotizan en pesos en la Bolsa porteña y los más representativos también se operan en dólares en Wall Street. La caída de precios de las acciones en moneda dura se vino observando desde el pasado 4 de agosto, cuando se anunció el acuerdo para reestructurar la deuda soberana, pero desde el lanzamiento del cepo “recargado”, que entre otros puntos restringe el acceso a divisas oficiales para empresas con compromisos financieros en dólares, aceleró más el derrape de las cotizaciones.

En promedio, las acciones argentinas perdieron 20% en las últimas seis sesiones bursátiles. Un caso emblemático es el de YPF. La petrolera estatal debe pagar unos USD 400 millones hasta fin de año por sus emisiones corporativas, pero ahora deberá refinanciarlas con el nuevo esquema de restricción de dólares impuesto por el BCRA. La acción recortó 28,5% desde los USD 5,12 del 15 de septiembre a los USD 3,66 con los que cerró el miércoles 23.

Desplome de los bonos. Los nuevos títulos públicos emitidos por el canje de deuda terminaron de ser liquidados en su totalidad el pasado 10 de septiembre, con cotización plena tanto en la Bolsa local como en Wall Street. Los precios de los nuevos bonos en dólares con ley extranjera se hundieron 24% en dos semanas y las paridades quedaron debajo de los 40 dólares, una pérdida muy grande para papeles recién salidos al mercado que diluyó pronto el éxito obtenido con la masiva adhesión al canje obtenida por el Gobierno.

Volvió a subir el riesgo país. El indicador de JP Morgan, que mide el diferencial de tasas de retorno de los bonos del Tesoro de los EEUU con sus pares emergentes, había recortado a la mitad en un solo día, desde los 2.147 puntos básicos a los 1.101 enteros el pasado 10 de septiembre, gracias al efecto positivo del canje de deuda. Desde entonces, con los nuevos sobresaltos financieros provocados por las nuevas restricciones cambiarias, trepó más de 300 puntos o 28%, hasta los 1.410 de este jueves.

Caída de reservas. Si bien los nuevos controles del BCRA tuvieron como objetivo desalentar la demanda de dólares y cuidar el nivel de reservas internacionales, no frenaron la caída de reservas. El ingreso de divisas a la economía depende de muchos factores, como liquidación de exportaciones y la toma de crédito público y privado con el exterior, por cuanto reprimir la demanda no es suficiente para sostenerlo.

Los activos internacionales cedieron USD 324 millones desde el 14 de septiembre pasado, a USD 42.177 millones, su nivel más bajo desde enero de 2017.

Depósitos en dólares. Las ventas de dólar “solidario” incrementaron en pasadas semanas el stock de depósitos privados en dólares a su rango más alto en cuatro meses. Pero las dudas retrajeron la tendencia, aún cuando el sistema financiero está muy líquido en dólares y no hay ningún riesgo de descalce de monedas como el conocido en 2001-2002.

Según datos del Banco Central, los depósitos privados en efectivo restaron USD 220 millones en cinco días hábiles, desde los USD 17.414 millones del 14 de septiembre a los USD 17.194 millones del lunes 21.

Seguí leyendo:

El Gobierno insiste con el “gradualismo fiscal” y se acelera el castigo de los mercados a la Argentina

Martín Guzmán en Infobae: “La brecha cambiaria es un problema y buscamos reducirla sin una devaluación”

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS