Dólar: los argentinos están en el podio entre los más obsesionados con la moneda estadounidense a nivel global

Un análisis privado en base a búsquedas de Internet muestra que la Argentina está hace 10 años en los primeros tres puestos entre los países en los que más interés hay por la divisa estadounidense. Sólo la superan Venezuela y Turquía, dos países con crisis graves recientes

Sólo en Venezuela y Turquía se evidencia mayor interés por el dólar que en la Argentina
Sólo en Venezuela y Turquía se evidencia mayor interés por el dólar que en la Argentina

Un análisis privado en base a datos de búsquedas en Internet fue capaz de darle una dimensión al fanatismo argentino por el billete verde. En los últimos 10 años los argentinos nunca cayeron de los primeros tres puestos en el ranking de internautas que más ingresan la palabra “dólar” en un buscador. En el podio acompañan Venezuela y Turquía, dos países con graves crisis recientes. Y los tres primeros le sacan una enorme diferencia al resto en cuanto interés por la moneda de los Estados Unidos.

A fuerza de crisis económicas recurrentes y experimentos monetarios que dañan el valor de su moneda a lo largo del tiempo, los argentinos se acostumbraron a vivir pendientes del dólar. El interés argentino por saber cada movimiento de la divisa estadounidense es algo particular a nivel mundial, en el resto del mundo no es raro pensar en términos de la moneda local.

Un informe periódico de IERAL/Fundación Mediterránea monitorea la frecuencia con la que la palabra “dólar” se ingresa en búsquedas de Internet desde la Argentina. El seguimiento le permite a los analistas del centro de estudios económicos contar con un termómetro que mide el humor de los ciudadanos argentinos en base a qué tan preocupados están por la variable que asocian con la pérdida de poder adquisitivo de sus ingresos y con un disparador de crisis económicas locales.

“Argentina siempre se encuentra en el top 3 de países donde se observan mayores porcentajes de búsquedas en la web de la palabra ‘dólar’ en el mundo, tanto si se considera como período de referencia los últimos 10 años, 5 años o 12 meses. Esto permite corroborar con cifras la notable incidencia que el valor del dólar tiene en la actividad cotidiana de los argentinos”, dice el informe que lleva la firma de Marcos Cohen Arazi y Fernando Kühn.

“Los otros países que conforman los primeros tres lugares son Venezuela (en todos los períodos lidera el ranking) y Turquía, ambos con graves problemas macroeconómicos en años recientes”, agrega el reporte.

Más interesante aún, esos tres países que lideran el ranking no están siquiera amenazados por los que le siguen. En la comparación de los últimos 10 años, Venezuela recibe la máxima puntuación entre países, el valor de referencia 100. Por su parte, no muy lejos de ese número, Argentina le sigue con índice de 89 y Turquía con 75. ¿El cuarto? El que sigue es Uruguay, pero con un valor de apenas 53, Chile se cae a un índice de 41 y Brasil -que ni siquiera figura en el ranking- apenas marca 18.

“De esta forma es posible verificar empíricamente una diferencia notable en el comportamiento de los argentinos en comparación con otros países de la región. Además de ser un hecho notable por sí solo, cuyos fundamentos son de gran complejidad, analizarlo resulta de interés por ser un factor que en ocasiones complica seriamente las chances de éxito de algunas políticas económicas concebidas para otros contextos”, analizó el informe.

El análisis de IERAL/Fundación Mediterránea se basa en el tráfico de búsquedas en de la palabra “dólar” en la Web a lo largo del tiempo y para una región determinada (en este caso Argentina) a través de la plataforma Google Trends, que recaba información sobre lo que hacen los usuarios de Google en el buscador. Los resultados de tendencias se presentan en una escala de 0 a 100, donde 100 representa el valor más alto tráfico de búsquedas en el período considerado.

Es decir, no se trata de un número absoluto de búsquedas sino de un indicador relativo. El punto más alto de la serie recibe el valor de 100, mientras que al resto los meses se les asigna un valor relativo a ese momento cumbre.

En el caso de la Argentina el punto culmine que hace las veces de “base 100” es agosto de 2019, el mes de las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO) que revelaron una ventaja del ahora presidente Alberto Fernández por sobre el ex presidente Mauricio Macri mucho mayor a la que esperaba el mercado. Ese mes, luego de que el 12 de agosto la Bolsa porteña tuviera el peor derrumbe de su historia y los bonos soberanos perdieran la mitad de su valor, el dólar mayorista avanzó casi 36%.

“Tomando como termómetro en los últimos 5 años se vislumbra que el nivel de búsquedas se mantuvo con una relativa estabilidad hasta comienzos de 2018. Posteriormente, se observó un incremento significativo a partir de mayo de 2018, luego de la importante devaluación del peso que ocurrió en los primeros meses de dicho año. Los picos de mayor efervescencia coincidieron con las devaluaciones de septiembre de 2018 y agosto de 2019”, detallaron Cohen Arazi y Kühn. “Además, se puede notar que hubo una importante disminución desde el último pico, aunque también que las búsquedas se mantienen muy por encima de los niveles previos a 2018, cuando había reinado cierta calma cambiaria”, agregaron.

Mirando las primeras seis semanas del año, el nivel de búsquedas en la Argentina se redujo 9,5% respecto de mismo momento de 2019. Las trabas cambiarias y la estabilidad de al menos la cotización oficial de la divisa parecen haber traído algo de calma a los buscadores en la Argentina. Aún así, el interés se mantiene alto en términos históricos.

Seguí leyendo:

Acuerdo social: ante empresarios y sindicalistas el Gobierno sentó las bases para iniciar un diálogo por precios y salarios

Martín Guzmán se reunirá con Kristalina Georgieva en Ryad para ratificar que los bonistas deberán hacer una contribución apreciable

Tarifas, dólar y controles: la agenda que empieza a asomar más allá de la negociación de la deuda

MAS NOTICIAS
COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS