Tras la emisión de bonos y el re-reperfilamiento, el mercado comienza la semana con la atención puesta en bonos y acciones

El mercado recibió bien el resultado de la licitación porque la idea del Gobierno no era renovar el total sino cancelar una parte de los vencimientos para ir reduciendo la deuda

(Photo by RONALDO SCHEMIDT / AFP)
(Photo by RONALDO SCHEMIDT / AFP)

El Gobierno aprobó el examen que todos esperaban. Logró refinanciar la mayor parte del vencimiento del BOPOM de $ 24.500 millones.

Pese a que le ofrecieron más de 21 mil millones, aceptó $ 18.846 millones a una tasa de 44,3% con vencimiento el 22 de junio próximo. Tanto el monto como la tasa conformaron al Gobierno porque era la hipótesis de máxima que imaginaban. Claro que hubo algún atrajo en el medio como tomar más $ 4 mil millones del Fondo de Garantía de la Anses.

Pero lo cierto, es que el mercado recibió bien el resultado de la licitación, porque la idea del Gobierno no era renovar el total, sino cancelar una parte de los vencimientos para ir reduciendo la deuda.

Si bien, en el medio, hubo una noticia negativa que no sorprendió. Postergó el pago de vencimiento de Letras del Tesoro en dólares para el último día de agosto. Con esta jugada, que le costó un recorte en la calificación por parte de la agencia Fitch que puso al país en “default restringido”, una nota que ya la tuvo el antecesor de Guzmán, Hernán Lacunza, ahorró USD 9.000 millones de dólares. La estrategia es desahogar al primer semestre de vencimientos porque es el más crítico y retomar los pagos en la segunda parte del año, con más dólares de libre disponibilidad en el Banco Central y con la deuda renegociada.

De la postergación quedan exceptuados las personas físicas y los particulares que suscribieron estas letras a través de fondos de inversión. También se le respetarán los plazos a los gobiernos provinciales y a las entidades de seguridad social.

El presidente electo Alberto Fernández, pensativo durante un acto en la provincia de Tucumán (Foto: Reuters / Agustín Marcarian)
El presidente electo Alberto Fernández, pensativo durante un acto en la provincia de Tucumán (Foto: Reuters / Agustín Marcarian)

Estos vencimientos se darán a lo largo de los próximos meses. El vencimiento efectivo en este tramo fue de USD 367 millones incluyendo los que vencen el lunes.

Por otra parte, de los USD 9 mil millones de las Letes que se reperfilaron, USD 6.200 millones corresponden a privados y el resto está en manos del Estado.

La idea del Gobierno es dar pasos previos que le permitan llegar en condiciones más consistentes a la negociación de la deuda con los acreedores privados y con el FMI. Curiosamente, le va a costar menos la negociación con el organismo internacional porque el ajuste fiscal sobre el sector privado y los jubilados es de su agrado.

“Creo que están haciendo las cosas bien, mejor a lo que se esperaba y estos sorprendió a los inversores, aunque notamos cautela con los bonos”, señaló Federico Sidi de Compass Group. “Estoy en desacuerdo con los que dicen que esto no es un plan económico. Es un plan con todos sus defectos y virtudes”, agregó al tiempo que destacó que el ajuste se está haciendo con una baja de las tasas de interés.

Para Adrián Mercado bróker inmobiliario, es decisivo lo que sucederá en la semana con la reforma a los préstamos hipotecarios. “El dólar con un impuesto de treinta por ciento afecta al sector, pero si mejoran las tasas de los préstamos hipotecarios puede revivir la construcción”, señaló.

Foto de archivo: El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán. REUTERS/Mariana Greif
Foto de archivo: El ministro de Economía de Argentina, Martín Guzmán. REUTERS/Mariana Greif

Martín Guzmán, el ministro de Economía, está siguiendo un plan para llegar a marzo y uno de los pilares es la compra de dólares que está haciendo en el mercado oficial, donde las fuertes restricciones para que los privados compren divisas, dejan al Banco Central como único adquirente.

Por caso, el viernes, cuando se negociaron en el mercado mayorista USD 479 millones, la mesa de dinero de Central se alzó con USD 220 millones. El dólar terminó sin cambios en $ 59,81 y las reservas del Banco Central aumentaron USD 223 millones a 44.785 millones. Desde que asumió Guzmán, las reservas crecieron casi 700 millones.

Creen qué a este ritmo, pueden alcanzar una masa crítica que los lleve a un buen puerto en las negociaciones sin tener que ceder demasiado desde las posiciones de máxima que van a partir.

Los inversores en tanto, están apostando a los bonos que tienen vencimiento de cupones inmediatos para hacerse de dólares sin el 30% de impuesto. El viernes los más buscados fueron los Bonos Internacionales 2117 que subieron más de 5% porque pagan intereses el 28 de diciembre.

Por ahora, hay calma para este plan de seis meses. La clave es la negociación de la deuda. De esa gestión depende el éxito o el fracaso. Pero surgió un jugador que se debe tomar en cuenta: el campo. Ellos tienen los dólares para proveer y sin dólares, no hay negociación exitosa.

Seguí leyendo:

COTIZACIÓN PRINCIPALES MONEDAS