Fernández transmitió algunas ideas sobre el rumbo económico durante el debate presidencial
Fernández transmitió algunas ideas sobre el rumbo económico durante el debate presidencial

Desde el día posterior a las elecciones primarias (PASO), se comenzaron a esperar con ansiedad las definiciones del plan económico del candidato Alberto Fernández, claro triunfador en esos comicios. La disparada del dólar el día posterior fue una muestra del nerviosismo que el resultado generó en los mercados, que empezaron a pedir detalles sobre un el futuro plan económico a partir del 10 de diciembre.

Sin embargo, las medidas que dejaron trascender desde los equipos de Fernández fueron pocas: acuerdo social sobre precios y salarios por 180 días, reestructuración de deuda “a la uruguaya” —alargar los plazos sin realizar quitas—, reforma impositiva con posibles cambios en Bienes Personales y la creación de un ministerio de Vivienda fueron las que tuvieron más repercusión. Antes de las PASO había dicho otra frase de impacto: “Vamos a dejar de pagar los intereses de las Leliq”, dijo a fines de julio. Después aclaró que no defaultería las letras de liquidez, que solo hablaba de los intereses y casi no volvió a hablar del tema en la campaña.

Los economistas que lo acompañaron en sus encuentros con inversores, representantes del FMI y la Unión Industrial Argentina (UIA) fueron Guillermo Nielsen, Matías Kulfas y Cecilia Todesca, pero tampoco se escucharon de ellos demasiados detalles sobre las propuestas.

Mastías Kulfas, ex funcionario del Central y uno de los economistas más cercanos a Fernández (Télam)
Mastías Kulfas, ex funcionario del Central y uno de los economistas más cercanos a Fernández (Télam)

Aquí algunas de las definiciones sobre temas económicos durante la campaña:

Acuerdo económico y social para contener la inflación

El candidato presidencial habló en varias oportunidades sobre un acuerdo de precios y salarios que se extendería al menos durante los primeros seis meses de Gobierno. “Significa ponernos de acuerdo entre todos en que durante 180 días podamos recomponer salarios sin que esto signifique aumento de inflación”, definió Fernández.

En el debate presidencial, Fernández señaló que propondrá una política de consensos. “Propongo que nos sentemos en una mesa industriales, el campo, los que trabajan y el Estado y entre todos diseñemos qué país queremos construir”. Además, remarcó que lo primero que hará su Gobierno es “generar consumo” para que la economía vuelva a funcionar.

Reestructuración de deuda “a la uruguaya”

A fines de agosto, Fernández comenzó a esbozar que a partir del 10 de diciembre comenzará a buscar una salida “a la uruguaya” para aliviar la carga de la deuda pública. El país vecino reestructuró sus pasivos con los acreedores con un acuerdo voluntario que incluyó plazos de pago, pero sin quitas de capital. Varios analistas económicos salieron a opinar que ese modelo no es suficiente para resolver el problema que afronta la Argentina.

Durante la campaña, también consideró que la deuda deberá ser rediscutida “en una negociación seria y sensata con los acreedores”, y que permita ganar tiempo para crecer.

Alberto Fernández junto a Alejandro Werner, director del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI y Trevor Alleyne
Alberto Fernández junto a Alejandro Werner, director del Departamento para el Hemisferio Occidental del FMI y Trevor Alleyne

Reforma impositiva

“Macri lo que hizo fue dejar en pie el sistema impositivo sobre la sociedad y se benefició mucho a los aportantes individuales, a los Bienes Personales. Y eso está muy mal. En la Argentina pagan impuestos las sociedades, las personas físicas no. No pagan por su riqueza. Eso hay que cambiarlo", señaló el candidato presidencial durante una entrevista con Beatriz Sarlo, publicada por Infobae.

Las declaraciones causaron polémica, sobre todo porque el impuesto a los Bienes Personales abarca a muchas personas de clase media. Por eso, a los pocos días, Fernández relativizó sus declaraciones. “Bienes Personales no es un impuesto que tenga que pagar un ciudadano de clase media que tiene un auto y una casa. Lo tienen que pagar las fortunas mayores en Argentina, que no lo pagan”, explicó.

Ministerio de la Vivienda

Uno de los nuevos ministerios confirmados para el futuro Gobierno es el ministerio del Hábitat y la Vivienda. En una entrevista con Página/12, Fernández adelantó que entre las ideas está buscar un mecanismo de financiamiento para que las clases medias tengan su vivienda. En otras declaraciones radiales, detalló que así como se ocuparán de las viviendas sociales, también darán respuestas a las familias de clase media que quieren acceder a una vivienda propia, por ejemplo, con una participación del Estado subsidiando tasas para que sea más barato obtener un crédito. El tema de los créditos UVA también será analizado por esta nueva cartera.

Acuerdos laborales

En declaraciones recientes a Infobae, previas a la elección del domingo, Fernández negó que su Gobierno vaya a impulsar una reforma laboral. Y confirmó, en tanto, que sí habrá una reforma impositiva y una reforma previsional. “Pero no para perjudicar a los jubilados. Quiero revisar lo que hizo Macri. La reforma previsional que me pide el Fondo Monetario Internacional (FMI), esa no”, aclaró.

En la campaña, el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, afirmó que Fernández estaba dispuesto a encarar una reforma laboral. Pero luego, economistas de su equipo salieron a desmentirlo. “Argentina no necesita ninguna reforma laboral”, señaló Kulfas. Luego, los industriales aclararon que en una reunión con el entonces candidato se había hablado de posibles adaptaciones de los convenios colectivos de trabajo en función de los cambios tecnológicos, pero no de reforma laboral.

Alberto Fernández y su equipo, integrado por los economistas Matías Kulfas y Cecilia Todesca, en una reunión con autoridades de la UIA (Maximiliano Luna)
Alberto Fernández y su equipo, integrado por los economistas Matías Kulfas y Cecilia Todesca, en una reunión con autoridades de la UIA (Maximiliano Luna)

Las tarifas de los servicios públicos

Fernández también confirmó que avanzará en un plan de reducción de las tarifas de los servicios públicos. Aunque no trascendieron más detalles. Unas semanas antes de las elecciones se difundió un documento elaborado por el Partido Justicialista (PJ) con propuestas para los primeros 100 días de Gobierno con equipos que fueron coordinados por el Consejo Nacional Justicialista. El documento fue analizado por los equipos de Fernández, aunque no se confirmó qué proyectos se llevarán a cabo y cuáles no.

“Nuestro país es productor de energía. No hay motivo por el que los consumidores deban pagar el mismo valor que se paga en países que no cuentan con recursos. Por ello, los eventuales aumentos del dólar no pueden ser trasladados automáticamente al consumidor. El precio que pagarán los consumidores será fijado nacionalmente, en función de los costos reales de producción y de las necesidades de sus ciudadanos y su desarrollo productivo”, dice el apartado “Energía” del documento del PJ titulado “Aportes de Equipos Técnicos de la Unidad”, un grupo coordinado por el ex ministro Ginés González García.

Otro punto mencionado es que el Estado asegurará la adecuada prestación de los servicios de gas y electricidad a un costo mínimo para los usuarios y de acuerdo a sus ingresos, que posibilite una rentabilidad justa y razonable a las licenciatarias.

Aumento de las exportaciones

Así como afirmó que el primer tema de su gestión será reactivar el consumo, Fernández también afirmó que la segunda prioridad será ayudar a que las exportaciones crezcan. “Necesitamos dólares para pagar la deuda y para tener insumos y seguir produciendo”, señaló en el debate presidencial.

Esta idea también fue desarrollada por Kulfas, integrante de su equipo económico. Durante un encuentro con industriales del sector textil, enfatizó que es necesario avanzar en un escenario que permita un crecimiento de manera más equilibrada, recuperando el mercado interno y, simultáneamente, aumentando las exportaciones.

El economista recordó que la Argentina mostró un crecimiento del consumo interno y simultáneamente de las exportaciones en varios períodos como 2003, 2008, 2010 y 2011. “Lo primero que hay que generar es el restablecimiento de la confianza, que está fuertemente lesionada debido a las políticas de Mauricio Macri. La globalización es un hecho, nadie dice que el camino sea el aislacionismo, pero hay que hacer una inserción inteligente”, aclaró.

Seguí leyendo: