El riesgo país de la Argentina subió este miércoles hasta los 2.110 puntos básicos, aunque moderó el ascenso si se tiene en cuenta que por la mañana tocó los 2.142 enteros, para alcanzar el nivel más alto desde junio de 2005.

La suba del índice —elaborado por JP Morgan— se produce luego de un día de desplome generalizado para el mercado financiero argentino que se atribuyó, según operadores, a la drástica postura de la oposición política —Frente de Todos— ante la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI).

En un período de extendida recesión de la economía, esta situación agitó aún más a la plaza financiera local luego del resultado de las elecciones primarias del 11 de agosto y sus consecuencias. Los activos cayeron fuerte el martes frente a un generalizado desarme de posiciones por parte de inversores temerosos ante un nuevo aumento del riesgo país, al tiempo que continuó una huída de pesos al dólar pese a una inyección récord de fondos por parte del Banco Central (BCRA).

La declaración de Alberto Fernández posterior a la reunión con el FMI claramente no le gustó al mercado

El riesgo país superó el máximo nivel de la presidencia de Cristina Kirchner (1.965 puntos, el 14 de noviembre de 2008) y se ubica en cifras similares a las de 2005, cuando la Argentina salía del default, luego de la reestructuración de su deuda. El indicador de JP Morgan mide el diferencial de tasa de los títulos emergentes bonos del Tesoro de los EEUU, que en su emisión a 10 años rinde una tasa de 1,466% anual.

El lunes pasado, en un comunicado, el partido Frente de Todos, de Alberto Fernández, culpó al Gobierno del presidente Mauricio Macri y al FMI por los problemas económicos que enfrenta la Argentina. El texto fue difundido tras un encuentro de Fernández y sus economistas con una misión del organismo.

"La declaración de Alberto Fernández posterior a la reunión con el FMI claramente no le gustó al mercado", dijo Gabriel Zelpo, economista de la consultora Seido. "No sale de su juego político planteando medidas que no favorecen el clima en los mercados en medio de una situación crítica", agregó.

Es que el salto del Riesgo País provocó un desarme de posiciones dado el nerviosismo en la plaza financiera que crece día a día en el período electoral.

En lo que va del mes en el que se realizaron las elecciones primarias, el Merval acumuló una baja de más del 50% medido en dólares.

En Wall Street, las acciones argentinas también operaron a la baja, mientras los papeles financieros y energéticos lideraron las mermas.

Los trascendidos de la reunión entre el Fondo y el candidato presidencial del Frente de Todos, impactaron de manera negativa en el mercado y contribuyeron a un mal clima en el mundo inversor.

Frente a la volatilidad por la que atraviesan los activos argentinos, una declaración puede provocar movimientos bruscos, indicaron analistas.

Ello también se reflejó en la cotización del dólar, que este martes subió de manera marcada pese a ventas de reservas y llegó a ser vendido a $61 en bancos privados.

A los factores locales, se deben sumar las tensiones en la plano internacional por las tensiones entre Estados Unidos y China.

Seguí leyendo: