El ministro de Producción Dante Sica (Foto: Lihue Althabe)
El ministro de Producción Dante Sica (Foto: Lihue Althabe)

Dante Sica se muestra optimista. Afirma que la economía argentina "se amesetó" e incluso hay indicadores que reflejan "una mejora en algunos sectores", como la construcción.

No sólo eso. La inflación, el frente que más obsesiona al gabinete de Mauricio Macri, muestra una tendencia según el ministro de Producción y Trabajo que les permite ser "muy optimistas", y eso a su vez se traduce en un proceso de negociaciones salariales "en el que no vemos situaciones de conflictividad".

"Vemos que todos los sectores están mirando la expectativa inflacionaria", dijo Sica. Agregó que "en esta paritaria seguramente no habrá perdida del salario real" porque "todos los sectores entienden la situación" y señaló que la recuperación salarial por el retroceso registrado en 2018 se dará "en función de las mejoras en la actividad".

Ross es muy comprensivo de la importancia que el sector tiene para la Argentina, en especial en este momento en que estamos empezando a dejar atrás los sucesos más importantes de la crisis

Sica vino a la capital norteamericana con el objetivo prioritario de pedir una aceleración en la reapertura del mercado estadounidense para el biodiesel argentino y asegura que encontró "comprensión" y "buena voluntad" de parte de Wilbur Ross, el poderoso secretario de Comercio del gobierno de Donald Trump.

"Le expresamos nuestra preocupación, es un sector que queremos impulsar, sobre todo en un momento en que los conflictos comerciales están impactando sobre los precios de la cadena de la soja, y si se puede ver una aceleración de la revisión que se está haciendo", comentó el ministro de Producción y Trabajo en una charla con corresponsales argentinos en la embajada argentina en Washington.

Sica con funcionarios del BID en la capital de EEUU
Sica con funcionarios del BID en la capital de EEUU

Sica llegó ayer a la capital norteamericana y casi de inmediato se reunió con el secretario de Comercio Ross, uno de los funcionarios más decisivos de la administración republicana. Ross está desde hace meses en el centro de la disputa por las tarifas que Estados Unidos libra con China, una pelea que atravesó un pico de tensión en los últimos días y cuyos efectos sobre la economía global preocupan a los expertos.

La cartera de Ross evalúa desde noviembre pasado las sanciones que Estados Unidos le aplicó en 2017 a los biocombustibles argentinos por subsidios y según Sica el funcionario de Trump "es muy comprensivo de la importancia que el sector tiene para la Argentina, en especial en este momento en que estamos empezando a dejar atrás los sucesos más importantes de la crisis". Ross, agregó, "se comprometió a hacer todos los esfuerzos para tener una respuesta lo más rápido posible", aunque sin fecha fija.

La inflación que se anunció este mes con respecto al mes de abril y la tendencia que estamos observando en mayo nos permiten ser optimistas sobre la consistencia de nuestro programa

Pero además de la satisfacción por este tema que es vital para un sector de la producción, el ministro de Mauricio Macri trajo a Washington el optimismo del Gobierno a partir de los últimos datos de inflación y la tendencia que el índice podría registrar este mes. Los avances en ese frente, así como en las negociaciones salariales, que para Sica están en línea con las expectativas inflacionarias, fueron también parte del mensaje que trajo a Washington y que expresó ayer ante empresarios en la Cámara de Comercio estadounidense.

Al respecto, Sica dejó hoy varias definiciones en la charla con Infobae. Afirmó que el problema de la inflación "sigue siendo el principal foco de preocupación del programa", junto con el empleo.

Wilbur Ross, secretario de Comercio de Donald Trump (Getty Images)
Wilbur Ross, secretario de Comercio de Donald Trump (Getty Images)

"Nosotros estamos muy optimistas con respecto a los resultados que nuestro programa está dando. La inflación que se anunció este mes con respecto al mes de abril y la tendencia que estamos observando en mayo nos permiten ser optimistas sobre la consistencia de nuestro programa", dijo sobre el 3,4% anunciado esta semana. No se animó a arriesgar un pronóstico para mayo inferior al 3%. "Vamos a ver", sonrió.

Los empresarios en la Cámara de Comercio también quisieron conocer la mirada del Gobierno sobre las elecciones y de qué manera el ciclo político puede afectar el programa de reformas que, creen, necesita la Argentina.

Sica les transmitió la confianza del Gobierno en el resultado de octubre y les hizo una promesa sujeta al resultado en octubre: "Cuanto más nos consolidemos en materia electoral, que nos da más consistencia política, podremos avanzar más rápidamente" en esa agenda de reformas.

Seguí leyendo: