El Gobierno tiene en estudio el pago de un bono social para antes de fin de año destinado a los beneficiarios de AUH y de planes sociales. De acuerdo a lo que pudo saber Infobae, la suma fija estaría entre los $1.500 y 2.500 y el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne necesitaria el visto bueno del FMI para poner en marcha ese pago que estaría a cargo de la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley.

Las autoridades del FMI podrían dar el visto bueno antes de fin de mes cuando tengan que aprobar el amento de gastos para fin de año. El mismo incluye los gastos extra del Gobierno para el pago del bono de $5.000 a unos 140.000 empleados públicos. En ese contexto, también se podría aprobar una suma fija para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y de planes sociales.

Según los números que le mostró esta semana el secretario de Hacienda Rodrigo Pena a los enviados del FMI, la Argentina mostraría a fin de año un déficit fiscal primario (no incluye el pago de intereses de la deuda) de 2,5 puntos del PBI inferior al 2,7 por ciento que figura en la Carta Intención firmada con el FMI en setiembre pasado.

Esos recursos fiscales servirían para hacer frente a los gastos extras que demandaría ese bono que, según el Gobierno, es una idea del propio presidente Mauricio Macri para "tener unas Felices Fiestas", como han manifestado en los últimos días algunos funcionarios en reuniones privadas con empresarios y dirigentes de movimientos sociales.

En Hacienda calculan que el aumento del gasto para el pago del bono para empleados públicos AUH y planes sociales no modificará la meta del
2,5% de déficit para fin de año, pero hay un elemento adicional que esta incluido en el acuerdo firmado con el FMI en junio pasado y en el segundo firmado en septiembre último.

Nicolas Dujovne y Christine Lagarde en conferencia anuncio con FMI (AP)
Nicolas Dujovne y Christine Lagarde en conferencia anuncio con FMI (AP)

Es la llamada clausula de salvaguarda social que establece que "en el caso de que la situación social se deteriore se contempla asignar más recursos a programas de asistencia social y planes sociales con un gasto adicional de 0,2 % del PBI o el equivalente a unos $13.500 millones en 2018".

En caso de una fuerte reducción del ritmo de actividad económica habrá una posibilidad de aumentar el déficit fiscal en un 0,2 % del PBI, unos USD 1.200 millones extra

Fuentes oficiales le explicaron a Infobae que se trata de la posibilidad de que en caso de una fuerte reducción del ritmo de actividad económica habrá una posibilidad de aumentar el déficit fiscal en un 0,2 % del PBI, unos USD 1.200 millones extra para reforzar lo que el Gobierno paga de planes sociales. Lo concreto es que a diferencia de los acuerdos que firmó la Argentina con el FMI –el último fue el de septiembre de 2003– nunca se incluyó esta cláusula de relajamiento de las metas fiscales.

La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley (Matías Baglietto)
La ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley (Matías Baglietto)

Con respecto a los planes sociales hay que destacar que a principios de año el Gobierno unificó bajo el nombre de "Hacemos Futuro" a los programas "Argentina Trabaja" y "Ellas Hacen".

La retribución de este programa, que alcanzaba a unos 400.000 beneficiarios en diciembre de 2017, era de 4.400 pesos. En setiembre el Gobierno anunció un aumento que llegaría a unos $6.000 en diciembre de 2018, como un política "para compensar el efecto de la devaluación en el ingreso de las familias". En tanto que la AUH, un beneficio que reciben casi 4 millones de niños en todo el país, en setiembre pasó a ser un pago de 1.700 pesos. Ese mismo mes, el Gobierno anunció que se harían dos pagos extraordinarios: $1.200 por hijo en septiembre, y $1.500 por hijo en diciembre.

Seguí leyendo: