(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

¿Qué son?

Según la definición del propio Central: "Acrónimo de Letras del Banco Central. Son emisiones de deuda a corto plazo del Banco Central de la República Argentina con el objeto de regular la cantidad de dinero de la economía. Estos títulos se emiten con descuento por lo que pagan tanto los intereses como el capital al vencimiento".

¿Para qué sirven?

Es una herramienta financiera que se utiliza para "sacar" pesos del mercado y, de esa manera, contener en parte el aumento de precios y, por lo tanto, la inflación. Esto se hace colocando una tasa de interés para este instrumento que sea atractiva para los inversores y los haga "quedarse" en pesos y no pasar sus tenencias a dólar. Para esta última renovación, y en medio de la crisis cambiaria.

¿A quién están destinadas?

El abanico es muy amplio: tanto grandes bancos como ahorristas individuales. Las provincias y municipios, por caso, también las compran.

¿Desde cuándo existen?

Las primeras salieron al mercado en 2002, luego de la crisis político-económica de un año antes.

¿Qué pasó hace un mes?

Fue el primer "súper martes" en medio de la crisis cambiaria. Hubo mucha tensión porque no se sabía qué pasaría con la renovación de un 40% que no estaba en manos de bancos y Anses. El "temor" era por una baja renovación y que esos pesos empujaran más al dólar. El total fue de $616.000 millones y, finalmente, se renovó un 100%. Además, el Banco Central recibió ofertas por otros $5.000 millones.

¿Qué pasará hoy?

También hay tensión, sobre todo porque es la primera renovación con Luis Caputo al frente del Central, y luego de otra escalada del dólar. Vencen unos $515 millones.