Anunciada este lunes por el presidente Mauricio Macri, la página Cambiá el foco permite a los usuarios calcular el ahorro que pueden lograr en sus facturas de electricidad con el cambio de las lámparas tradicionales (incandescentes, fluorescentes u halógenas) por las lámparas LED.

Al ingresar a la plataforma, se puede estimar cuánto se reduce el gasto anual o mensual en el costo de la electricidad con el cambio, ingresando previamente el tipo de lámpara que se usa y la cantidad de horas que está encendida por día.

La iniciativa del los ministerios de Producción y de Energía y Minería, que desarrollo Defensa del Consumidor, también incluye la inclusión de las lámparas LED en los planes Ahora 12 y Precios Cuidados, a bajo costo. Según los organismos, "un hogar promedio (12 lámparas) podría ahorrar $4.000 por año, de cambiar el 100% a LED", ya que producen un ahorro promedio de 80% respecto de las halógenas y más de un 45% respecto de las LFC.

Consumo según los "focos"

En el caso de cinco lámparas incandescentes, las clásicas bombillas antiguas, con consumo estimado promedio de 4 horas diarias, el ahorro de cambiarlas por LED para un usuario de la ciudad de Buenos Aires es de $1.056,8 anuales u $88,1 mensuales. Sin embargo, según la plataforma, para un usuario de la provincia de Neuquén ese ahorro es mucho más alto: asciende a $3.188,1 anuales o $265,7 mensuales. Los precios de las lámparas LED pueden rondar los $100, para las de primera marca, aunque se consiguen también por $70.

Para las lámparas fluorescentes y halógenas, el costo que se puede reducir es bastante menor. En la Ciudad, el cambio de cinco lámparas fluorescentes por LED (siempre con un promedio de uso de cuatro horas) permite un ahorro de $109,3 anuales. Mientras que para las halógenas, haciendo el mismo cálculo, es de $625,5 anual o $52,1 mensual. La plataforma realiza estimaciones para la ciudad de Buenos Aires y 12 provincias.

"Cuando se usan lámparas incandescentes, en promedio, la iluminación artificial del hogar representa entre el 25% y el 30% del gasto total de electricidad. Con las de bajo consumo, ese promedio bajó a entre 10% y 15% del total", explicó Cecilia Laclau, presidenta de Fundelec, Fundación para el Desarrollo Energético. Aunque aclaró que en una casa con cuatro aires acondicionados, la participación de la iluminación en el costo total es ínfima. "Las lámparas LED, por su parte, consumen la mitad que las lámparas de bajo consumo y son más amigables con el medio ambiente. Todo lo que apunte a un uso eficiente de la energía, como en su momento fue el paso a bajo consumo, va a ser positivo", agregó.

El nombre "Cambiá el foco" no es original: ya había sido utilizado en un proyecto chileno que también busca acelerar una transición hacia una iluminación eficiente, financiado por el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF) y ejecutado por Fundación Chile. En su página también se pueden hacer cálculos rápidos sobre consumo y ahorro de energía eléctrica.