En los próximos días, el Gobierno le solicitará  formalmente a los distintos líderes de los sectores industriales de la Argentina que traten de imitar el llamado modelo producto nación o también llamado el pick up nation.

El tema fue uno de los que se trató en la reunión entre el Gobierno y la UIA que pidió a los industriales entre otras cosas que aumenten más las exportaciones para generar divisas propias. En particular lo que se buscará es que cada sector trate de exportar un producto propio con alto valor agregado.

Por ese motivo el Gobierno abrirá mesas de trabajo para cada sector para tratar el tema de la competitividad, la reducción de ingresos brutos, una baja en la tasa de interés para las pequeñas y medianas empresas y el monitoreo de las importaciones que puedan afectar a sectores sensibles.

La Argentina tiene antecedentes en cuanto a la especialización para exportar un producto con alto valor agregado al mundo. El primer ejemplo fue el de una marca japonesa cuando decidió armar su planta de Zárate para comenzar a fabricar una pick up que hoy se exporta a todo el mundo y que genera los dólares propios para que la empresa no deba buscarlos en el mercado cambiario argentino. Luego otras empresas automotrices la imitaron.

Con respecto al comercio exterior, el ministro Francisco Cabrera puntualizó que "el problema del comercio internacional está más focalizado en la falta de exportaciones que en las importaciones; en términos absolutos estamos por debajo de años anteriores. Las importaciones que tenemos tienen que ver con el ciclo productivo, que hacen bien a la industria pero hay que aumentar las exportaciones".

Hay que recordar que la polémica entre la UIA y el Gobierno comenzó con una nota de opinión de Cabrera publicada en Infobae hace dos semanas.  "¿Importamos mucho?. No, exportamos poco".

El ministro de Producción Francisco Cabrera
El ministro de Producción Francisco Cabrera

Por otra parte, el secretario de Transformación productiva, Lucio Castro, en una reciente conferencia sobre la evolución del Monitor de la Economía de febrero explicó  a Infobae  que "queremos que el ejemplo de lo que nosotros llamamos pick up nation o producto nación de la industria automotriz sea imitado por otros sectores que producen manufacturas de origen industrial MOI como telefonía, electrodomésticos, motos,y que exporten al mundo un producto en particular y de esa manera nos aseguraremos un mayor ingreso de divisas y ademas es una alternativa para reducir del el déficit comercial de la industria que el año pasado llegó a unos 35.000 millones de dólares".

"Exportamos más pick ups que autos", señaló Castro y estimó que las inversiones anunciadas de las automotrices llegan a USD 5300 millones y de los autopartistas, a 500 millones.

Según los datos que maneja el Ministerio de Producción, el déficit automotriz con Brasil fue de USD 6000 millones pero se reducirá a cerca de USD 4000 millones este año gracias al aumento de 40% estimado -según Producción en base a la información actualizada de la Asociación de Fabricantes de Automotores.

Hay que destacar que en el 2017 la balanza comercial de la Argentina arrojó un déficit de  USD 8.471 millones por el intercambio de mercancías con el exterior de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), en su último informe de Intercambio Comercial Argentino (ICA).

Lo cierto es que con 12 meses consecutivos de déficit comercial, el resultado del año pasado superó holgadamente el récord histórico anterior, de USD 5.751 millones en 1994, y también los USD 4.943 millones de 1998. A lo largo del año las exportaciones exhibieron, respecto de 2016, un crecimiento marginal de 0,9% en valor, a USD 58.428 millones, mientras que las importaciones aumentaron un notable 19,7%, a USD 66.899 millones.

En ese aspecto se observa el incremento de importaciones de productos industriales, con protagonismo de vehículos y autopartes (+40,9% interanual), entre otros bienes de capital (+23%), frente a la estabilidad de precios y volúmenes exportados por materias primas (-5,6%) y manufacturas de origen agropecuario (-3,6%), explicaron el abultado saldo negativo.

La consultora Ferreres & Asociados estima que "en 2018 la situación aún está muy lejos de mejorar e inclusive se espera un resultado aún peor". En sus proyecciones, el desequilibrio comercial para el corriente año "alcanzaría los USD 11.000 millones".

Cabrera volvió a destacar en la reunión frente a los empresarios de la UIA que el  problema es que exportamos muy poco y el gobierno anterior destruyó la capacidad exportadora de la Argentina y el problema no es que importamos mucho sino que exportamos poco y los países que crecen, que se desarrollan, exportan mucho.

"Las exportaciones por habitante de México son más del doble que las nuestras, las de Chile son el triple y las de Canadá 10 veces superiores Lo que tenemos que hacer es exportar cada vez más y no hay una avalancha de importaciones. Tanto en relación al PBI como en dólares corrientes, estamos en un nivel de importaciones inferior al de 2011 al 2013. Las importaciones crecen desde 2015 porque la Argentina volvió a crecer. Casi 8 de cada 10 dólares de las importaciones de 2017 se relacionan con la producción y detrás de muchas importaciones hay historias de empresas que están invirtiendo, generando valor agregado y empleo", señaló.

Exportaciones de automóviles, participación por destino 2017:

En esa reunión, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Producción, Francisco Cabrera, junto al jefe de asesores de Gabinete de la Secretaría de Industria, Fernando Grasso, recibieron en Casa Rosada al presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo; y a los vicepresidentes de la entidad, Luis Betnaza; y Daniel Funes de Rioja.

Cabrera manifestó a Infobae que "la reunión fue franca, abierta, y con muchísimas coincidencias, no había un problema y sigue sin haberlo y vamos a profundizar el trabajo hacia el futuro, como el que estamos llevando adelante en las mesas sectoriales, y apoyarnos mutuamente en los temas tributarios de las provincias".

El ministro puntualizó ademas la importancia de trabajar con los empresarios en una agenda productiva para mejorar la competitividad, generar empleo y lograr insertar productos argentinos en el mundo aumentando las exportaciones.

Por su parte los directivos de la UIA coincidieron en que el año pasado fue un año de crecimiento, y este año Argentina seguirá creciendo  y que "el rumbo de las políticas productivas que lleva adelante el Gobierno nacional es el adecuado para favorecer el crecimiento sustentable. El mejor instrumento para resolver las problemáticas de cada sector es el diálogo permanente y las mesas de trabajo".

Cabrera explicó a Infobae que "entendemos que la inversión la tiene que hacer el empresario que está convencido que va a tener una rentabilidad", aclaró, y reiteró que "están dadas las condiciones para que los empresarios inviertan y exporten mas. Hay empresarios que ya lo hacen, como es el caso del sector de la industria automotriz".

Por otro lado, expresó que "necesitamos una ley de financiamiento productivo, que ya está en el Congreso, que baje las tasas y financie al sector productivo a través, también, del mercado de capitales", pidió.

El ministro también adelantó el "interés del presidente, Mauricio Macri, de participar de algunas mesas de trabajo que se llevan adelante con cada sector. Ya inauguró la mesa de trabajo forestal con representantes de la industria maderera, con quienes venimos trabajando desde hace meses para mejorar la competitividad del sector. Es algo que venimos haciendo con todos los sectores".

Y recordó que "el año pasado la economía creció y este 2018 va a seguir creciendo; trece de los quince sectores aumentan su producción de manera sostenida; la producción automotriz va a crecer 20% este año; hay récords de venta de autos y motos; la producción de cemento está en su máximo histórico; también sube la venta asfalto, hierro, placas de yeso, ladrillos; crecen la producción de acero y aluminio y la metalmecánica; el turismo, el agro, la producción de carne, la generación de energía y las exportaciones de servicios basados en conocimiento".

"El problema más grave que afronta el Gobierno es el llamado déficit interindustrial que el año pasado llegó a los USD 35.000 millones y Argentina debe exportar mas" explicó a Infobae Marcelo Elizondo economista director de la consultora DNI.

En el Gobierno lo consideran un problema estructural en particular por el déficit energético generado por el kirchnerismo por la caída en la producción y la exploración de gas y petroleo. Las importaciones totales del 2017 llegaron a 67.000 millones de dólares, por debajo de las de 2011, 2012 y 2013 pero el problema es que están por debajo las exportaciones que fueron 58.500 millones de dólares el año pasado.

Elizondo destaca que "la especialización para exportar un producto determinado de cada sector es muy importante a la hora de generar divisas propias como lo que ocurre en el mercado de exportaciones de pick up en Argentina".

Y agrega que "la Argentina registró profundos déficits en sus intercambios con los principales socios comerciales del país: Brasil, China, los EEUU y la Unión Europea. El déficit comercial con estos cuatro destinos significó un total de USD 22.342 millones, entre los que destacan el desequilibrio con Brasil de USD 8.674 millones y con China USD 7.736 millones pero el gran problema es el déficit intraindustrial que el Gobierno debe reducir en los próximos años".

El presidente de la UIA, Miguel Acevedo, señaló a Infobae que "se analizaron el conjunto de medidas positivas que el Gobierno impulsó desde el inicio de su gestión, aquellas cuestiones en las que aún es necesario trabajar, como la Ley de "Financiamiento Productivo" y el régimen de "Compre Argentino y Desarrollo de Proveedores Nacionales", las estrategias para aumentar las exportaciones y la evolución de la actividad industrial, particularmente en las Pequeñas y Medianas Industrias que dan forma al entramado productivo a lo largo de todo el país".

Acevedo señaló que "toda  instancia de diálogo entre el Gobierno y el sector productivo es buena en sí misma. La única manera que tenemos de avanzar en los desafíos que presentan Argentina y el mundo es dialogando de manera franca".

En relación a la heterogeneidad del sector productivo, el presidente de la UIA señaló: "el trabajo coordinado con el Gobierno es clave para nosotros porque somos un sector mayoritariamente pyme que presenta dinámicas diferentes hacia su interior. Lo que solemos graficar como las tres velocidades de la industria. Es la complementariedad con el Gobierno la que permite avanzar en medidas sectoriales".

Seguí leyendo: