El valor de la divisa ascendió 5,9% en enero. (AP)
El valor de la divisa ascendió 5,9% en enero. (AP)

El dólar retomó la tendencia alcista en las últimas tres jornadas, con una demanda hacia fin de mes impulsada por empresas y bancos, cuya firmeza acercó a la divisa de EEUU a los 20 pesos.

En el promedio de bancos, el dólar ascendió tres centavos este miércoles, a $19,93 para la venta y $19,42 para la compra, para igualar el precio máximo histórico del 24 de enero. Durante la mañana se llegó a operar a un promedio de $19,97 para la venta, y sobre los 20 pesos en algunas entidades, como Banco de Galicia ($20,05) y Banco Francés ($20,03).

En el circuito mayorista o interbancario, donde se cursan operaciones de comercio exterior y las de bancos y empresas, el dólar se pactó al cierre a $19,65, luego de marcar en los primeros negocios un máximo de 19,695 pesos.

El monto operado en el segmento de contado (spot) alcanzó los USD 852,6 millones, mientras que en futuros en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) se pactaron otros USD 15 millones.

"Tuvimos una mayor demanda de bancos y empresas para sus negocios, teniendo en cuenta que es fin de mes y compran para atesoramiento y pagos de obligaciones comerciales", expresó Fernando Izzo, agente de ABC Mercado de Cambios.

El dólar "blue", en el mercado informal, terminó en 19,95 pesos.

Luego de que los principales funcionarios del gabinete económico y el Banco Central informaran la ampliación de las metas de inflación a 15% para todo 2018, quedó claro que este año una moderación en el nivel de tasas de interés también iba a repercutir en un incremento de la tasa de cambio.

Frente a una inflación calculada en un 6% acumulado entre diciembre de 2017 y enero de 2018, la divisa de EEUU experimentó un alza de 13%, desde los $17,63 al público del 30 de noviembre pasado. Por eso, la percepción de los agentes del mercado es que hay una intención del Gobierno de acelerar la suba del precio de la divisa, para generar una mayor competitividad cambiaria.

LEA MÁS:

Durante 2017, la salida de divisas por el déficit de turismo y consumos en el exterior alcanzó un monto máximo de USD 10.662 millones. Además, el saldo comercial por bienes fue negativo en USD 8.471 millones, también un monto récord. El rubro automotriz, cuyo saldo comercial negativo ascendió a USD 8.351 millones, según el Balance Cambiario del Banco Central puede explicar prácticamente la totalidad del desequilibrio con el exterior por mercancías.

Esta fuga de dólares de la economía representa más de la mitad de los títulos de deuda pública colocados en el exterior el año pasado para financiar el déficit fiscal. También significó el 72% de los cobros por exportaciones de bienes de Oleaginosas y Cereales (granos sin procesar y derivados industriales), que alcanzaron los USD 26.635 millones, según el Balance Cambiario.

Una evolución real positiva del tipo de cambio, por encima de la inflación esperada para este año (un 20% según las consultoras), favorecerá la inserción de productos argentinos en mercados del exterior.

Un reporte de Invecq Consultoría Económica explicó que "Argentina se encuentra entre los últimos 10 países (de un total de más de 240) más cerrados del mundo, medido como la participación de sus exportaciones sobre el total de la economía".

El promedio de exportaciones en comparación al PBI de los últimos tres años no alcanzó el 12%, bajo incluso en la comparación histórica de la Argentina.