El aeropuerto de El Palomar tendrá inversión estatal para que vuelen low cost y otras aerolíneas

El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en la presentación de la torre de control en Aeroparque. (Adrián Escandar)
El ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, en la presentación de la torre de control en Aeroparque. (Adrián Escandar)

Con dos audiencias públicas y pedidos de rutas que prometen la llegada de nuevas líneas aéreas, el Gobierno sigue en línea con el plan de inversiones bajo lo que denomina como "la revolución de los aviones". 

Aunque todavía ninguna nueva empresa comenzó a volar en la Argentina, el sector confirma por lo bajo que habrá novedades pronto. Avianca ya deja ver sus aviones en la pista de Aeroparque con vuelos a Tucumán -están en conversaciones con agencias de turismo de la provincia- y los aviones de Flybondi -que se autodenomina low cost– llegarán en noviembre.

"Nosotros no controlamos los tiempos de lo que hacen los privados, pero ya hay empresas que están trayendo aviones y que operan nuevas rutas. Lleva tiempo, no es de un día para el otro", aseguró el ministro de Transporte Guillermo Dietrich, en diálogo con Infobae y otros medios de prensa en el marco de la inauguración de una nueva torre de control en el aeropuerto de Aeroparque, que con 35 metros de altura y visión 360° significó una inversión de $205 millones.

La nueva torre de control en Aeroparque estará operativa desde octubre. (Adrián Escandar)
La nueva torre de control en Aeroparque estará operativa desde octubre. (Adrián Escandar)
Guillermo Dietrich: “El aeropuerto de El Palomar será para cualquier empresa que quiera volar, sea low cost o no”

En ese contexto, el ministro también confirmó que la inversión para el nuevo aeropuerto de El Palomar "será estatal", y el dinero saldrá del Sistema Nacional de Aeropuertos, un fideicomiso que se alimenta con las tasas aeroportuarias que cobra el concesionario. Como es gestionado por el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), es el Estado Nacional que decide cómo se gestiona ese dinero.

El relanzamiento del aeropuerto militar en el oeste del Gran Buenos Aires aún no tiene un número final de inversión definido, y deberá pasar de ser un aeropuerto militar a uno de pasajeros. Más allá de inversiones en la pista y en la torre de control, habrá que construir terminales para las compañías que quieran volar desde allí.

"El Palomar será para cualquier empresa que quiera volar, sea low cost o no", enfatizó Dietrich, tras confirmar la inversión estatal. La empresa Flybondi fue la primera interesada en operar 100% en ese aeropuerto, incluso lo nombra como centro de operaciones desde el año pasado.

Esta low cost había expresado en más de una oportunidad que podría invertir en la terminal de pasajeros, aunque las definiciones quedaron en suspenso hasta delinear la inversión estatal. "Las negociaciones están abiertas, pero no podemos hacer más declaraciones", aseguraron fuentes de Flybondi a Infobae.

Una torre arriba, otra abajo

La vieja torre, una oficina montada en una terraza, se derrumbará. Tras 50 años de operaciones, el Aeroparque Jorge Newbery tendrá desde octubre una nueva torre de operaciones con tecnología de última generación que permitirá no sólo mejorar los controles, sino también que lleguen más vuelos.

Agustín Rodríguez, presidente de la Empresa Argentina de Navegación Aérea, dijo que en la actualidad operan 28 aviones por hora, y que ese número se podrá elevar cuando vayan creciendo los "servicios de aproximación".

El controlador aéreo Andrés Biga en la nueva torre de control de Aeroparque. (Adrián Escandar)
El controlador aéreo Andrés Biga en la nueva torre de control de Aeroparque. (Adrián Escandar)

La nueva torre le dice adiós al papel. Es que tanto en Aeroparque como en Ezeiza, los aviones se monitorean por las pantallas pero las anotaciones en papel permanecen. Esto quedará atrás con nueva tecnología y pantallas táctiles, que guardarán toda la información con un sistema de carga de datos que registra todos los vuelos. Será además la primera torre del país que permite el acceso a personas con movilidad reducida.

Andrés Biga, controlador aéreo en Ezeiza del ACC, fue quien mostró a Infobae cómo operarán las nuevas pantallas. Biga tuvo un accidente y hoy se moviliza en silla de ruedas, por lo cual no podía acceder al "control de torre" en ese aeropuerto, y debío pasarse a "control radar" para seguir trabajando.

"Hay una escalera caracol, el acceso es muy difícil. La idea es que todas las  torres tengan acceso como esta nueva torre de Aeroparque", agregó Biga, una inversión que luego confirmó Dietrich.

LEA MÁS

Las inversiones que prometieron las aerolíneas y low cost para sus nuevas rutas

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online