Las perlitas del golazo de Lamine Yamal: la reacción de Mbappé, el origen de su peculiar festejo y una foto emblemática con Messi

Este sábado, el juvenil del Barcelona cumplirá 17 años y, al día siguiente, buscará alzar la cuarta Eurocopa en la historia de la Furia Roja. Su partidazo en el triunfo de España ante Francia

Guardar

Nuevo

El joven de 16 años marcó el 1-1 parcial de España ante Francia

Este martes, la Eurocopa tuvo una cita con la historia. La clasificación de España a la final tras vencer 2-1 a Francia en Múnich será recordada por un gol que va camino al resumen anual de los mejores del año. De ahora en más, Lamine Yamal es dueño de dos récords de la competición que serán difíciles de batir porque, al hecho de ser el debutante más chico del torneo con 16 años, se sumó ser el anotador más joven en un encuentro de alto voltaje.

Su bomba a distancia, que se coló pegada contra un palo, disparó la inmediata reacción de la estrella francesa, Kylian Mbappé. Luego de una Euro sin niveles descollantes, Kiki frotó la lámpara al comienzo con una asistencia para el 1-0 de Randal Kolo Muani, pero el flamante refuerzo del Real Madrid debió rendirse ante el joven talento del Barcelona, a quien verá más seguido por su irrupción en la Liga de España.

Las cámaras de la transmisión oficial se concentraron en Yamal y, en el cambio de plano, se lo vio a Mbappé hacer un gesto de incomprensión con sus labios mirando a un costado a la espera de la reanudación del encuentro con el 1-1 parcial, un resultado modificado por tercera y última vez a instancias de Dani Olmo antes de la media hora de juego.

Mientras Donatello esperaba para sacar del medio, Lamine festejaba junto a todos sus compañeros. Un momento muy especial para el extremo derecho, que posee una celebración puntual para sus goles con un significado muy importante en su corta vida, debido a que dibuja con sus manos el número 304. Esa cifra posee una explicación porque esos son los últimos dígitos del número postal de su barrio, Rocafonda, en Mataró (08304), municipio de Cataluña donde se crió gran parte de su infancia, según informó el diario español Marca.

Lamine Yamal celebrando un gol en Barcelona con su mítico gesto (Albert Gea, REUTERS)
Lamine Yamal celebrando un gol en Barcelona con su mítico gesto (Albert Gea, REUTERS)

Su excelente rendimiento a nivel clubes con el Blaugrana, sumado a esta aparición sorprendente con el combinado nacional hicieron viralizar rápidamente una imagen que revolucionó el mundo. Su padre, Mounir Nasroui, subió una fotografía a sus redes sociales, en la que se muestra a un joven y sonriente Lionel Messi bañando a su hijo cuando era un bebé de seis meses con el siguiente título: El comienzo de dos leyendas”.

Según detalló el diario catalán Sport, el evento tuvo lugar en diciembre de 2007, en medio de una sesión fotográfica especial organizada por el periódico para un calendario anual del equipo culé, en el cual Messi participaba como uno de los protagonistas. Una de las imágenes capturadas por el fotógrafo Joan Monfort muestra a Leo sosteniendo en sus brazos al pequeño Yamal, quien años más tarde sería considerado por muchos como un posible heredero del campeón del mundo en el campo.

Lionel Messi junto a Lamine Yamal en 2007 (X)
Lionel Messi junto a Lamine Yamal en 2007 (X)

Las ilusiones depositadas en él van de la mano de su preponderancia en el equipo porque, antes de marcar su tercer tanto con España, tenía 7 asistencias en 12 partidos de la Furia Roja, 3 de las cuales había brindado en la presente Eurocopa ante Croacia en fase de grupos, Georgia en octavos y Alemania en cuartos de final. Sin embargo, su trabajo defensivo también fue aplaudido por su entrenador, cuando frenó a Theo Hernández en pleno contraataque de Francia. “Lo aplaude (Luis) de la Fuente al jovencito por cortar la maniobra”, precisó el relator de ESPN, Mariano Closs.

En tiempo adicionado, dejó la cancha en lugar de Ferran Torres, pero no se guardó nada después del pitazo final porque fue enfocado por las cámaras cuando decía la frase “habla, habla”.

Ese escueto sentir podría tener un destinatario claro a falta de la confirmación del protagonista porque el volante de los Galos, Adrien Rabiot, le había mandado un aviso que despertó al monstruo: “Si Lamine Yamal quiere jugar la final de la Eurocopa con España, va a tener que hacer mucho más contra nosotros de lo que ha hecho hasta ahora. Vamos a meterle presión para que no esté cómodo”. Y vaya si lo hizo.

El extremo de 16 años recordó un dicho de Adrien Rabiot en la previa al partido

En zona mixta, el juvenil dio su testimonio en ESPN sobre la obra de arte convertida en Alemania: “Estábamos en un momento difícil porque nadie esperaba el gol de ellos tan pronto. La agarré, lo pensé, lo intente y ha entrado. Estoy muy feliz por el paso a la final, ahora queda lo más importante: el título”.

Además, contó que intenta “no pensar mucho, sino disfrutar y ayudar al equipo” y se refirió a la llamativa situación de cumplir 17 años el próximo 13 de julio, a un día de la definición: “Era mi objetivo llegar a mi cumpleaños en Alemania”. En cuanto a su deseo, no hubo dudas: “Ganar, ganar y ganar”.

El 14 de julio en el Estadio Olímpico de Berlín, España irá en búsqueda de la cuarta Eurocopa de su historia ante el ganador del cruce entre Países Bajos e Inglaterra, que jugarán este miércoles desde las 16 (hora argentina) en Dortmund.

Guardar

Nuevo

Ver más