El último campeón obligado a ganar para seguir con vida y un Murus Sanctus que dio una muestra de carácter

La Natividad necesitaba de una victoria para seguir con vida en el Abierto Argentino de Polo, mientras que el equipo con acento francés dio una muestra de carácter en su regreso al Palermo

La Natividad se quedó con la Copa RUS (PH: Matías Callejo/Prensa AAP)
La Natividad se quedó con la Copa RUS (PH: Matías Callejo/Prensa AAP)

El 128 Abierto Argentino de Polo HSBC sigue dando que hablar, sobre todo porque se dan algunas sorpresas inesperadas. Pero en la jornada del domingo llegábamos al campo de Polo sabiendo que RS Murus Sanctus volvió a jugar y que La Natividad necesitaba de una victoria para continuar con vida en el torneo.

De esta manera en el primer partido de las 14:30, RS Murus Sanctus se enfrentó a Chapaleufú, el equipo que volvió al Abierto después de varios años y dio el golpe en la primera fecha. El equipo con acento francés salió a demostrar carácter y con el correr de los minutos buen juego, algo que lo llevó a imponerse desde el comienzo y mostrar una solida ventaja desde el arranque.

Barto Castagnola con el dominio de la bocha (PH: Prensa AAP/Matías Callejo)
Barto Castagnola con el dominio de la bocha (PH: Prensa AAP/Matías Callejo)

En el primer chukker la diferencia ya parecía abultada para Murus, ya que el marcador parcial era de 4-0 en su favor. Con el correr de los minutos “Chapa” pudo descontar algunos goles pero la diferencia seguía siendo más que abultada. Para el final del séptimo chukker el marcador ya se encontraba 17-2 y quedando los últimos minutos para el encuentro, el marcador finalizó con un solido 19-4 en favor de Murus.

Por su parte en la cancha uno de Palermo se enfrentaban los jugadores más jóvenes del Abierto. Por un lado Poroto Cambiaso y Tomás Panelo para La Dolfina Brava. Mientras que del otro los hermano Castagnola que llegaban con la obligación de ganarle a su primo para seguir con posibilidades en el torneo tras ser los últimos campeones en Hurlingham.

Fue un partido vibrante desde el principio y el marcador así lo demostraba. Desde el comienzo todo fue “palo a palo” que comenzó a abrirse a partir del sexto chukker gracias a la efectividad goleadora del Jeta Castagnola. Finalmente La Dolfina Brava no pudo ante los Castagnola y La Natividad se quedó con el encuentro por 18-13. De esta manera continúan con vida en el Abierto Argentino de Polo.

Facundo Fernández Llorente jugo en reemplazo de Facundo Sola (PH: Matías Callejo/Prensa AAP)
Facundo Fernández Llorente jugo en reemplazo de Facundo Sola (PH: Matías Callejo/Prensa AAP)

Síntesis:

La Natividad: Camilo Castagnola 9 (9 goles, siete de penal y uno de córner), Pablo Pieres 9 (4), Bartolomé Castagnola (h) 9 (3) e Ignatius du Plessis 9 (2). Total: 36.

La Dolfina Brava P. T.: Guillermo Terrera (h) 9 (5), Adolfo Cambiaso (n) 8 (4 penales), Tomás Panelo 6 (3) (Recibió una tarjeta amarilla en el tercer chukker) y Alejo Taranco 8 (1). Total: 31.

La Natividad: 1-0, 3-3, 5-5, 7-8, 10-9, 13-10, 14-12 y 18-13.

Jueces: Guillermo Villanueva (h) y Gastón Lucero.

Árbitro: Martín Pascual.

RS Murus Sanctus: Facundo Fernández Llorente 7 (2 goles), Guillermo Caset (h) 10 (11, tres de penal), Pablo Mac Donough 10 (4) (Recibió una tarjeta amarilla en el octavo chukker) y Juan M. Nero 10 (2). Total: 37.

Chapaleufú: Rufino Bensadón 7 (2, uno de penal), Juan M. Zavaleta (h) 8 (1) (Recibió una tarjeta amarilla en el octavo chukker), Julián de Lusarreta 7 y Felipe Dabas 7 (1). Total: 29.

RS Murus Sanctus: 4-0, 6-1, 7-2, 10-2, 11-2, 16-2, 17-2 y 19-4.

Jueces: Martín Pascual y Gonzalo López Vargas.

Árbitro: Matías Baibiene.

Juan Martín Nero ante la marca de Juan Gris Zavaleta (PH: Matías Callejo/Prensa AAP)
Juan Martín Nero ante la marca de Juan Gris Zavaleta (PH: Matías Callejo/Prensa AAP)

SEGUIR LEYENDO: