Ezequiel Ponce, la joya del Sub 23 que debutó con 16 años, pasó por la Roma, fue un elegido de Bielsa y recibió una lección de vida de Heinze

El goleador surgido de Newell’s tiene apenas 24 años pero la trayectoria de un experimentado: “Siempre me pongo a pensar desde dónde salí y hasta adónde llegué. Me tocó madurar de un día para el otro. Si no te rodeas de la gente correcta podés marearte”