Los detalles por pulir del equipo, advertencia a Santos Borré “por lo que le llega de afuera” y crítica al fútbol argentino: 12 frases de Marcelo Gallardo

El Muñeco brindó una conferencia de prensa en la antesala al duelo por la final de la Supercopa Argentina que se disputará este jueves en Santiago del Estero

Marcelo Gallardo palpita la final de la Supercopa Argentina ante Racing, de este jueves en Santiago del Estero
Marcelo Gallardo palpita la final de la Supercopa Argentina ante Racing, de este jueves en Santiago del Estero

Marcelo Gallardo habló en la antesala del encuentro que River disputará ante Racing, por la Supercopa Argentina. El Muñeco valoró jugar una nueva final en su exitoso ciclo al frente del Millonario, que se las verá este jueves ante una Academia renovada con varios refuerzos. Justamente, el DT advirtió que los dos equipos están en un periodo de adaptación, pero que el elenco de Avellaneda está preparado para competir.

“Para mañana el equipo lo tengo bastante definido, me falta algún detalle pero prefiero esperar para confirmarlo”, expresó. “Será otra final, en la cual algunas tienen más importancia que otras, pero cuando jugas no importa las que hayas disputado. Nos llega en un inicio con pocos partidos, donde los dos equipos nos estamos tratando de acomodar. En general a nosotros nos cuestan los arranques, esperemos que el equipo se sienta cómodo al jugar el cuarto partido de la temporada. Racing tiene un nuevo DT que está hace poco (Pizzi), pero eso es relativo. En una final como esta hay un incentivo enorme. Nadie va a querer regalar nada, ni ellos ni nosotros”, aclaró.

En otro orden, Gallardo se refirió al estado físico de Rafael Santos Borré, quien se lesionó en el último encuentro ante Platense y será exigido para este duelo en Santiago del Estero. “Sufrió un golpe justo un día antes del duelo ante Platense. Eso lo hizo sentir molesto, no pudo recuperarse. Hizo el esfuerzo y no pudo sentirse liberador para jugar. Hoy está mucho mejor, no fue exigido al máximo, pero veremos mañana cómo está”. Asimismo, no esquivó todo lo que envuelve al colombiano, en relación a las importantes ofertas que le llegaron para continuar su carrera fuera de River, que deberá ejecutar la cláusula de compra a mitad de año para no perderlo.

Borré habló sobre su futuro en River

“Convencerlo de que se quede no, él todavía tiene contrato con nuestra institución hasta junio, así que dependerá de él después lo que decida. Siempre River va a ser una prioridad. Para nosotros es un jugador importante, lo ha demostrado en este ciclo. Él tiene que estar tranquilo ahora, pensar en entrenar y jugar, no desfocalizarse por todo lo que le llega o le acercan de afuera porque puede ser perjudicial. Mientras esté con nosotros, lo acompañamos para que esté tranquilo y cómodo. Cuando llegue el momento que tome la decisión que tome, River va a seguir siendo para él una alternativa muy válida”, apuntó.

El Muñeco también se refirió a los dichos del presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, quien sostuvo que es el peor momento del fútbol argentino. “No sé si este es el peor, hace rato venimos padeciendo al fútbol argentino. Esto esto no es nuevo, es inestable todo y en el medio tuvimos que vivir una pandemia. Algunos la habilidad y la creatividad en estas situaciones de poder generar para ir hacia adelante y no estancarse, y otros esperan que la cosa pase a ver que se llevan. Yo soy de pensar en mirar hacia adelante, viendo por dónde podemos salir, poder desarrollar y cambiar de opiniones. Pero el fútbol argentino viene hace un tiempo así en un estado no saludable”.

Otras frases importantes de Gallardo:

La puesta a punto de Maidana: “Está bien, se está entrenando muy bien y ya completó dos semanas de trabajo. Es verdad que no tiene competencia hace mucho tiempo, pero estamos contentos con su comportamiento, está entrenando bien”.

La final en este momento: “Esperar el momento más indicado es muy difícil cualquiera de los dos equipos, estamos en un inicio y los dos sumamos muchos jugadores nuevos, y eso tiene un tiempo de adaptación. Es normal que haya que ensamblar piezas y adaptar conocimiento. Hay que jugarlo, lo vivo así. No me hago muchas preguntas por el momento”.

Los refuerzos: “Cuando vienen sin muchos días de entrenamiento, tenés dos posibilidades: esperar una etapa de evolución en el nuevo club, interpretar conceptos del nuevo DT y que se acoplen a la dinámica del equipo; y la otra es si hay necesidades, también desde ahí integrarlos y empezar a incorporarlos. Si bien no es lo ideal, nos viene bien también para saber dónde están parados. Ante Platense fue un partido para integrar, porque tuvimos necesidades (por las lesiones de Pinola y Santos Borré). Lo ideal sería que entrenen y se pongan de la mejor forma física y cuando se adaptan entren al equipo, a veces se da, pero viene bien también”.

Los juveniles de la cantera de River: “Ellos observan que hay mayor competencia. Ante mayor cantidad y calidad, la competencia es más exigente, y vos tenés que superar todo todo el tiempo. Ellos saben que a los jugadores del club les doy mucha importancia, pero el proceso de madurez lleva más tiempo. Para mí no van los nombres, sino los comportamientos y los aportes que me dan día a día. Eso es así, con los grandes y con experiencias y con los jóvenes que llegan, hay competencia”.

La madurez del futbolista argentino: “El jugador hoy madura más lento que lo que se maduraba antes, que era a los 18 ó 19 donde tenía que estar maduro para jugar en Primera. Hoy no es así. Recién a los 23 ó 24 empieza a tener madurez para jugar en un equipo como el nuestro. A veces más tarde, como Nacho Fernández a los 27 ó 28 años, pero hay proceso más tardío. Ahora hay que acompañar, es diferente. Creo que los que llegaron van a tener un periodo de adaptación, algunos más rápido otro más lentos, pero no tengo dudas de que van a andar bien”.

“Voy a cumplir siete años en la misma institución, vi los procesos de los jugadores y hago un diagnóstico de acuerdo a lo que veo y siento día a día. Creo que cada vez es más lento ese desarrollo. La maduración cada vez es más tardía, no quiere decir que este mal, sino que es un proceso que hay que ir viviéndolo. Debe haber causas, pero es mucho más profundo. Por supuesto, tengo razones como para opinar de lo que estoy hablando”.

La nominación a mejor DT de América: “El reconocimiento en general al DT se lo da cuando al equipo lo representa a uno y al hincha. Eso hace que sea valorado por los demás. El reconocimiento personal para mí va último en la fila. A mí me interesa cómo juega el equipo, si puede destacarse, si tiene la misma energía y ambición. Si tenemos ese espíritu que hay que tener para seguir... Sin los jugadores el entrenador no podría hacer nada. Si no tenés la complicidad para ir hacia delante, exigirlos y que lo acepten, no hay ninguna posibilidad. Y tengo grupo que viene tirando el carro hacia adelante hace tiempo. Esperemos que los que llegaron se acoplen”.

SEGUIR LEYENDO:

Últimas Noticias