Cambios en el rugby por la pandemia: la UAR anunció que modificará el scrum en los partidos locales

La Unión Argentina de Rugby le comunicó a las diferentes federaciones provinciales la nueva normativa para una de las clásicas jugadas de la disciplina

El scrum no tendrá oposición en la vuelta del rugby en Argentina (Manuel Cortina)
El scrum no tendrá oposición en la vuelta del rugby en Argentina (Manuel Cortina)

El rugby argentino se prepara para volver a la actividad después de un año y medio del parate que provocó la pandemia de coronavirus. Pero más allá de la felicidad de los clubes de todo el país por regresar a las canchas, la Unión Argentina de Rugby impulsará cambios en el juego.

En las últimas horas, el Área de Competencia y Desarrollo de la UAR le envió a las uniones provinciales un documento donde establece cómo será la nueva normativa para el scrum. En una modificación trascendental para el deporte, la formación se jugará sin oposición para aquel equipo que tenga la posesión de la pelota. No habrá empuje entre las formaciones.

Según indicó el sitio A pleno rugby, dicha medida fue establecida para todas las divisiones, desde los menores de 15 años hasta la división de mayores, y será adoptada en los partidos amistosos que se jueguen antes del reinicio de la actividad y en los campeonatos oficiales.

No habrá scrum en todas las divisiones, desde menores de 15 años hasta la competencia de mayores (Reuters)
No habrá scrum en todas las divisiones, desde menores de 15 años hasta la competencia de mayores (Reuters)

Estos son los puntos que establece la notificación que el área de competencia de la unión nacional de rugby le envió a las diferentes provincias como las normas obligatorias para la realización del scrum.

El punto 1 establece que “antes de introducir la pelota, lo que se hará según lo indica el reglamento, se deberá lograr: A. Los tres tiempos indicados para el enganche. B. Los jugadores deberán estar en posición de empuje. C. El scrum deberá estar estable”.

En punto 2, referido a “durante la introducción”, se indica que “ambos equipos deberán realizar un ejercicio isométrico, que implica una tensión muscular pero que no generan movimiento de contracción y extensión de los músculos, es decir que no hay empuje pero deben activar los músculos mientras mantienen una postura correcta (A). El equipo que introduce la pelota debe hookearla. En caso de que no lo hiciera el juego se reanudará con un free kick a favor del equipo que no introdujo la pelota. No se podrá pedir scrum como opción (B)”.

Por último, el tercer ítem está referido a “Después de la introducción”, y tiene otros dos puntos. “La pelota debe jugarse fuera del scrum, una vez disponible, antes de los cincos segundos. En caso de que no se jugará en ese tiempo el juego se reanudará con free kick a favor del equipo que no introdujo la pelota. No se podrá pedir scrum como opción (A). No habrá reseteos de scrum. En caso de que se produjera el juego se reanudará con free kick a favor del equipo que introdujo la pelota. Ese free kick no se podrá jugar hasta que el equipo defensor tenga un tiempo razonable para posicionarse. No se podrá pedir scrum como opción (B)”.

En relación al regreso del rugby, la URBA también estableció un protocolo sanitario de cara al regreso de todas sus divisiones, a completarse durante el mes de abril. En este caso, la Unión de Rugby de Buenos Aires presentó cuatro criterios para la realización de los partidos que ya les informó a los clubes.

No se podrán utilizar los vestuarios. Los equipos deberían llegar al club cambiados y retirarse del mismo una vez concluido el partido. Además, no se permitiría el acceso al público para presenciar los partidos. Tampoco habrá el clásico tercer tiempo ni los almuerzos de camaradería y cada club deberá cumplir el protocolo que estableció cada uno de los municipios de su lugar.

SEGUÍ LEYENDO:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS