Wanchope Ábila se quebró al hablar de la muerte de Maradona y el suicidio de su hermano: “Fueron dos golpes, le digo a la gente que pida ayuda cuando lo necesite”

El delantero de Boca contó la tragedia familiar que acaba de sufrir y lo duro que fue asimilarlo

La palabra de Wanchope Ábila

Boca le ganó a Newell’s y encamina su clasificación a la Fase Campeonato. Sin embargo, este resultado en la Bombonera por una nueva fecha de la zona 4 del torneo local fue una anécdota, ya que la pérdida física de Diego Maradona sigue generando sensaciones difíciles de asimilar. Y esto es lo que expresó Ramón Ábila, quien al dolor por la muerte de su ídolo Maradona, le sumó el suicidio de su hermano. “Una mezcla de tristeza y orgullo que un fenómeno de esta característica nos represente”, cerraba, muy emocionado sobre la partida de Diego Maradona.

Y de inmediato, Wanchope sorprendió: “La verdad que quería comentar otra cosa porque vengo golpeado desde hace varios meses. La pandemia me quitó a mi hermano. Tuve la mala suerte que se quitara la vida en mi casa, por una depresión que nunca nos avisó y que nosotros nunca nos enteramos que tenía”.

Boca vs Newell's

Aún sumergido en un profundo dolor, el delantero de Boca pidió que quienes estén atravesando por una situación similar “lo cuenten, que pida ayuda porque hay gente que seguramente va a querer ayudarlo a salir adelante”.

“No se dan una idea la tristeza que se siente que en un llamado a otro te digan que un hermano se quitó la vida en tu propia casa. Se ha vuelto muy triste mi casa, yo obviamente estoy ahí para ayudarlos y a apoyarlos”, continuó Ábila, quien pese a la congoja pudo terminar su mensaje.

“La Argentina no está pasando un momento fácil, el encierro a la gente la pone mal, el desespero por no tener para comer los pone mal, las adicciones los pone mal y este es un caso. Nosotros sin saber nos quedamos sin un ser grandísimo como era él, lo extrañamos y lo vamos a recordar por siempre”, afirmó sobre su hermano.

El plantel de Boca aplaudiendo a Dalma en el palco

En relación a la muerte de Diego Maradona, y al gesto en los goles, Wanchope reconoció: “Quisimos darle a Dalma esa ofrenda cuando la vimos en el palco, por todo lo que nos dio el padre y nos va a seguir dando en imágenes. Ese palco que va a seguir siendo de él eternamente”.

“Estoy agradecido de haber estado en este lugar, de haberlo podido despedir. Me tocó estar adentro y le agradezco a la familia, a Claudia y las hijas, por dejarme despedirlo (Wanchope estuvo junto a Carlos Tevez en el velatorio íntimo en la Casa Rosada). Se hacía casi imposible llegar al cajón, me temblaba las piernas y era un momento duro. Es tu ídolo, la persona que más alegrías nos dio y lo vamos a recordar por siempre así. Era un genio”.

El gol de Messi y su festejo con la camiseta de Newell's de Maradona

Sobre el homenaje de Messi, agregó: “Son gestos que marcan a los más grandes, que son quienes más nos representan. Diego nos hubiera defendido en todos los deportes del mundo, él lo hacía como hincha y eso lo hace más grande. Si él hubiera tenido la posibilidad de haber ido a las Malvinas, hubiera ido también, porque era tan argentino que nadie se lo iba a quitar”.

Para terminar, un pedido para que la gente sepa que el jugador de fútbol sufre este tipo de problemas y que no crea que son invencibles. “Que los que están del otro lado no crean que uno es invencible, inmortal o un superhéroe. Que tenemos estas tragedias familiares, que también nos pasa y lo sufrimos. En el día a día uno tiene que seguir como si nada pasara, porque tenemos que rendir rendir en el partido. Tenemos necesidades, padres enfermos , hijos y uno a veces no lo puede contar. Lo sufre y es muy triste, queda apoyarse en los que están para salir adelante”.

Seguí leyendo:

El desconsolado llanto de Dalma Maradona en el primer gol de Cardona: así fue el festejo de los jugadores de Boca

Todos los homenajes a Maradona en la Bombonera, donde se juega Boca-Newell’s: el momento en el que apagaron las luces del estadio y se iluminó su palco

El penal que erró Wanchope Ábila: la infantil mano de Aníbal Moreno, la discusión con Cardona y el remate a las nubes