Una estrella que jugó dos Mundiales y una década en Europa fue ofrecida a Boca

El futbolista, que llegó a ser capitán de una de las grandes potencias del Viejo Continente, viene de destacarse en la Copa Libertadores

Miguel Rsso y una posibilidad en análisis (FotoBaires)
Miguel Rsso y una posibilidad en análisis (FotoBaires)

En el último tiempo fueron varios los futbolistas de alto rendimiento en Europa que expresaron su deseo de ponerse la camiseta de Boca. Uno, el italiano Daniele De Rossi, cumplió su anhelo en 2019, más allá de que no gozó de la continuidad que esperaba. Otro, Lukas Podolski, delantero ex Arsenal y selección de Alemania, quedó en la voluntad. El chileno Arturo Vidal y el uruguayo Lucas Torreira también expresaron su ilusión de vestirse con el manto xeneize. Y otra estrella, dos veces mundialista y con una foja de diez años en Europa, fue ofrecida a la dirigencia en las últimas horas.

Se trata de Antonio Valencia, el lateral-volante ecuatoriano. El ofrecimiento lo acercó su representante al Consejo de Fútbol de Boca. El futbolista, de 34 años, disputó dos Copas del Mundo con su selección: Alemania 2006 y Brasil 2014. Tras más de una década en el Viejo Continente, donde defendió las casacas del Recreativo Huelva, Villarreal, Wigan y Manchester United, Valencia volvió a su país y se destacó en Liga de Quito, club con el que jugó la Copa Libertadores 2019 (y se enfrentó al conjunto de la ribera en cuartos de final). También se midió en la presente edición ante River, por la fase de grupos.

Sin embargo, la crisis económica disparada por la pandemia de coronavirus provocó que el vínculo del carrilero con Liga se rompiera. “Debido a la complicada situación que atraviesa nuestro país, Antonio Valencia y Liga de Quito se han visto obligados a tomar algunas difíciles decisiones, por lo cual se ha llegado a un mutuo acuerdo para terminar su relación contractual. Para Liga es un orgullo haber contado todo este tiempo con el aporte de Antonio tanto en lo deportivo como en lo personal”, informaron en un comunicado.

En consecuencia, su nombre empezó a ser ofrecido y su entorno pensó en Boca. Surgido de El Nacional de Ecuador, el pico de su rendimiento llegó en el Manchester United, al que arribó en 2009 a cambio de 18 millones de euros. En los Diablos Rojos llegó hasta a ostentar la capitánía y se transformó en una de las debilidades de Sir Alex Ferguson a partir de su polifuncionalidad. Dejó la Premier League con un currículum de 339 partidos, 25 goles y 9 títulos.

Valencia, con la casaca del Manchester United (Reuters/Peter Cziborra)
Valencia, con la casaca del Manchester United (Reuters/Peter Cziborra)

En principio, su nombre no entraría entre las prioridades. El Consejo de Fútbol se está abocando primero en las renovaciones de los contratos, con los casos de Carlos Tevez y Mauro Zárate como banderas. Luego, si alguno de los arqueros (Esteban Andrada o el regresado Agustín Rossi) es negociado, puede haber algún intento para fortalecer la valla (sonó Javier García). Está la chance de sumar un central zurdo tras la partida de Junior Alonso (hubo un sondeo a Marcos Rojo). Y hay un defensor que obsesiona a Juan Román Riquelme: Mauricio Isla. Y justamente se desempeña en el rol de Valencia.

El chileno, de 32 años, viene de jugar en el Fenerbahce de Turquía y ya fue tentado por el vicepresidente en 2019 y en este 2020. Pero tiene fuerte competencia: Betis, Valencia, Panathinaikos de Grecia y Universidad de Chile. ¿El ecuatoriano puede cuadrar como alternativa si Boca no cierra la llegada de Isla? Por lo pronto, desde la asunción de Miguel Ángel Russo, el lateral derecho tiene dueño: Julio Buffarini.

SEGUÍ LEYENDO:

Pablo Lunati, sin reservas: su vida en la calle, la homosexualidad en el fútbol y el dolor de ver campeón a Boca en su rol de árbitro



MAS NOTICIAS

Te Recomendamos