A lo largo de los años como panelista en televisión, las reacciones de Horacio Pagani pasaron por todos los matices, desde exabruptos contra sus compañeros a comparar su físico con el de Daniele De Rossi, con el torso descubierto, por ejemplo. Sin embargo, esta vez quienes actuaron contra él fueron sus propios compañeros de piso, que decidieron dejarlo en soledad mientras realizaba una editorial.

"Quiero ayudar a los televidentes frente a estas cosas que se dicen que me dan vergüenza. Este muchacho (Esteban Edul) dice frases hechas como 'en los entrenamientos se consigue automatizar los movimientos', un absurdo. En el fútbol, justamente, es todo lo contrario. Es dinámica de lo impensado. Si ven los partidos se van a dar cuenta de que el 50% de los goles son circunstanciales, no son decisiones de los jugadores". De esta manera abrió el programa Estudio Fútbol de TyC Sports el periodista, al mismo tiempo que el resto del panel se retiraba del estudio.

Claro que Pagani no se molestó ante la salida de sus colegas, sino que lo celebró. "Mejor, que se vayan todos y no vuelvan más. El fútbol es dinámica de lo impensado. Y los jugadores claro que se tienen que entrenar, pero después en la cancha todo es circunstancia e improvisación. Ganan los que juegan mejor, generalmente, pero también pueden ganar los que juegan peor y eso es lo bueno que tiene el fútbol", continuó su monólogo delante de las cámaras.

Pagani quedó en soledad en el estudio haciendo su editorial
Pagani quedó en soledad en el estudio haciendo su editorial

"El fútbol está lleno de circunstancias fortuitas, mucho más de lo trabajado en la semana. Buenas tardes", cerró el informador, de 75 años, pero desde detrás de escena le gritaron "seguí, seguí" ya que no había quedado nadie más.

Fue así que Pagani se acomodó en el medio del escritorio en el que habitualmente se realiza el programa y continuó expresando su opinión. "El tema es que están haciendo del fútbol una ciencia cuando es un juego. La técnica y la habilidad valen más que la preparación. Claro que hay que preparar los partidos, hace 200 años que los equipos se entrenan para jugar. Pero normalmente, el partido nada tiene que ver con los entrenamientos, porque hay un rival que también juega y se prepara. No se sabe qué pasa", manifestó al tiempo, que le colocaron una música de fondo para hacer más absurdo el momento.

"Son todas frases hechas y mentiras que dice este muchacho. Aprovecho que estoy solo para decir libremente lo que quiero con todo cariño para los televidentes", remarcó Pagani, hasta que se dio cuenta que también estaban abandonando el lugar los camarógrafos y concluyó: "¿Seguí hasta cuándo?… Se fueron los cámaras [se ríe]. La puta que los parió".

Seguí leyendo: