Diego Schwartzman celebró a lo grande en la segunda ronda de Wimbledon con su contundente triunfo sobre el alemán Dominik Köepfer: lo despachó en poco menos de dos horas con un 6-0, 6-3 y 7-5.

El "Peque" hizo apenas tres aces pero mantuvo un alto porcentaje de efectividad en los primeros servicios (71%). A los 26 años, sacó el pasaje a la tercera fase del torneo en donde se enfrentará con el italiano Matteo Berrettini, quien con 23 años despidió al chipriota Marcos Baghdatis en lo que fue su última presentación como tenista profesional.

El deportista argentino, que se ubica en el puesto 24 del ranking ATP, había tenido que trabajar bastante en su debut en el césped de Wimbledon para eliminar al australiano Matthew Ebden.

Más allá de este suceso en la carrera de Schwartzman de alcanzar la tercera ronda del torneo, el partido contra el alemán Köepfer (130 del mundo) tuvo un hecho insólito en el inicio del tercer set: debieron jugar un punto de vuelta por culpa del estornudo de un espectador.

Ocurrió con el partido 6-0, 6-3 y 1-1. El alemán sacaba 40 iguales y le había quedado la pelota servida para pasar al frente. Sin embargo, la interrupción desde la tribuna obligó a repetir la acción. Esto no le impidió, de todos modos, ganar su servicio más allá que finalmente terminó cayendo en el set.

Schawartzman no es el único argentino activo en la competencia ya que Guido Pella tendrá un difícil encuentro en la tercera ronda contra el sudafricano Kevin Anderson, finalista de la edición 2018 del torneo que consagró campeón a Novak Djokovic.

La primera vez en el pasto británico para el "Peque" se dio en el 2015 pero recién pudo ganar su primer partido allí en el 2018 luego de caer en el partido estreno durante tres ediciones consecutivas (Nick Kyrgios en 2015, Robin Haase en 2016 y Grigor Dimitrov en 2017).

Ahora, en caso de pasar a la cuarta ronda, tendrá que enfrentar al vencedor de la llave que protagonizarán el suizo Roger Federer y el francés Lucas Pouille.

Seguí leyendo: